jueves, 22 de septiembre de 2016

¡Sorpresivo candidato para SESA!

                                                 Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*
         A pesar de que las recientes comparecencias de funcionarios del gobernador Roberto Borge ante la XV Legislatura fueron aparentemente principal blanco de atención en los últimos días en Quintana Roo, al menos políticamente, una de las dependencias que más ha acaparado la atención ante la inminente toma de posesión de Carlos Joaquín González es la Secretaría Estatal de Salud.
         En efecto, aunque la comparecencia del titular de ésta, Juan Lorenzo Ortegón Pacheco, no vino sino a confirmar su pésima administración al frente de uno de los sectores de suyo más importantes del Estado, los quintanarroenses, particularmente los chetumaleños, estaban más pendientes -y preocupados- sobre el nombre del que sucedería a aquél en el cargo.
         La lista de aspirantes, como dijimos en su oportunidad, no era una de las más largas, aunque destacaban los galenos Tomás Contreras Castillo, Francisco Lara Uscanga y José Joaquín Calderón Martínez, así como el odontólogo Juan Ortiz Cardín, aunque tras la presentación de la lista de los enlaces de Carlos Joaquín se sumó uno nuevo: Homero León Pérez.
         Enlace del programa Acercar el Médico en tu Casa, el galeno se colocó de inmediato entre los favoritos a heredar el mayor cargo de esa dependencia, donde lo peor fue el desmedido saqueo y sospechoso enriquecimiento de su ex director administrativo, Raúl Aguilar Laguardia, a quien luego Roberto Borge nombró director de la Comisión para la Juventud y el Deporte.
         Ahora bien, lo cierto es que a esa quinteta de “posibles” se sumó de manera inesperada el nombre del actual secretario general de la Sección 28 del Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE en Quintana Roo, José Tarquinio Ortega Otero. Sí leyó Usted bien, el archienemigo del representante de conocido medio de comunicación local, como veremos más adelante.
         Hasta antes de aparecer el nombre de este último, era prácticamente un hecho que el veterano Homero León ocuparía la vacante del cuestionado Ortegón Pacheco, pese a que hasta el 16 de abril de 2011 su último cargo de relevancia sería como subsecretario de Salud en la Zona Norte, de donde el ex titular de SESA, Rafael Alpuche Delgado, le relevó por Juana Millián.
En busca de regresar a puestos de alto nivel en la Secretaría, el funcionario fungió como titular de la Jurisdicción Sanitaria Número Uno durante el sexenio de Joaquín Hendricks Díaz, cuando el jefe del sector esa Lorenzo Reyes Dorantes, aunque tras una serie de enfrentamientos con los trabajadores fue enviado a la ciudad de Cancún.
No obstante, durante ese periodo fue objeto de denuncias por cobrar supuestos cheques a empresarios restauranteros a cambio de la expedición de licencias sanitarias y evitar inspecciones en negocios del ramo, a grado tal de haber sido descubierto cuando recibía dinero fruto de extorsión a cambio de esas licencias o para que los inspectores se hicieran de la “vista gorda”.
Durante el sexenio siguiente el ex gobernador Félix González le volvió a colocar al frente de la Jurisdicción Sanitaria Uno con sede en esta ciudad, aunque, se publicó, sus deficiencias fueron tan notorias que, inclusive, por su negligencia a pagar el servicio de la CFE, ésta les cortó la energía eléctrica a 16 centros de salud de la zona rural en octubre del 2006.
El caso llegó hasta el Congreso del Estado, donde los diputados de oposición demandaron su destitución, pero Félix González sólo lo cambió a la Zona Norte como subsecretario de Salud hasta que Alpuche Delgado le cortó la “cabeza”.
Conforme a denuncias públicas, cerca de un centenar de trabajadores de la Secretaría se han quejado de la forma como los enlaces de Carlos Joaquín se han conducido en SESA, pues han sido amenazados de perder sus puestos, según Homero León “por no haber apoyado en la campaña”.
Ahora bien, seguramente se preguntará Usted ¿Y dónde entra en escena José Tarquinio Ortega?
Resulta que durante la campaña de Carlos Joaquín se le cuestionó la posesión de unas camionetas, por lo que en su declaración de intereses de la plataforma “3de3” aclaró que uno de los vehículos se los prestó o donó Omar Antonio Badillo Campillo, ex titular de la Oficialía Mayor de Solidaridad.
Otra Suburban, explicó, se la entregó la rentadora de autos “Casanova Rent”, mientras que su esposa obtuvo otra de la empresa de seguridad privada “Xicol Protección”, y a su “dependiente económico” la arrendadora “Manner” le entregó una más.
La última camioneta se la prestó o donó Gerardo Ortega Otero (a) “El colombiano", esposo de la entonces segunda regidora de Solidaridad, Samaria Angulo Sala, hija del Notario Público 27 de ese municipio, el chetumaleño Miguel Mario Angulo Flota, ex funcionario del sexenio de Mario Villanueva Madrid.
         El caso es que Gerardo Ortega es nada menos que hermano del líder José Tarquinio Ortega Otero, cuyo ascenso a la dirigencia del ISSSTE se vio enmarcado por una serie de escándalos que provocó la subdirectora administrativa de la institución, Magda Lozano Ocman, a quien se le acusó de despedir a trabajadores para colocar en su lugar a parientes y amigos.
Ex secretario particular de Félix González y hermano de la funcionaria, Marco Lozano, emprendió una serie de ataques a través de medios de comunicación a su cargo contra el líder, ante los cuales en poco o nada intervino el entonces delegado de la institución, el cozumeleño Carlos Hernández Blanco, a quien prácticamente manejó Magda Lozano.
Ignoramos qué tanta influencia tenga Gerardo Ortega sobre Carlos Joaquín, pero lo cierto es que, antes de que éste último abandonara el PRI, el primero anunciaba a su cónyuge como virtual candidatura a diputada federal por el tricolor, lo que no logró, aunque sí consiguió que fuera presidenta municipal suplente de Solidaridad por el PAN-PRD.
         No creemos que el parentesco sea factor determinante para que José Tarquinio Ortega pudiera ser nuevo secretario de Salud, ya que desde años atrás ha estado ligado personalmente al trabajo político de Carlos Joaquín, con quien colaboró abiertamente durante la campaña a la gubernatura, amén de no contar con las docenas de detractores de Homero León.
         Con todo, a unas horas del “destape” final… la moneda sigue en el aire.

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con la cita del nombre de su autor)

*Luis Ángel Cabañas Basulto es Licenciado en Derecho egresado de la Universidad Autónoma de Yucatán, periodista residente en Chetumal, Quintana Roo, desde hace 29 años, con más de 39 años como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de diversos medios de información, ha sido Jefe de Información de dos gobernadores y tres presidentes municipales, y publicado cuatro libros.

luancaba@hotmail.com                                                      leg_na2003@yahoo.com.mx                                 luancaba.qroo@gmail.com                 
http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                                 
@legna2003                                                                 http://luisangelqroo.blogspot.mx