lunes, 9 de julio de 2018


AMLO, ¿Mitómano?... ¡O Mesías!


                                                Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*
Con el espectacular informe de que un video publicado el 6 de julio, a tan sólo cinco días de las elecciones en México, muestra a Jorge Arturo Torres Vargas, conductor del programa “Adictivo”, hablando sobre las mentiras en propuestas de Andrés Manuel López Obrador, muchos dirán que subsisten los coletazos del “dinosaurio” PRI.
Sin embargo, contaba con más de 2 millones de reproducciones y miles de interacciones, donde Torres Vargas cuestiona con tres invitados a virtuales, futuros titulares de Energía, Hacienda y Seguridad, Rocío Nahle García, Carlos Manuel Arzúa y Alfonso Durazo, en relación con  los precios de la gasolina, nuevo aeropuerto, avión presidencial, Estado Mayor Presidencial, legalización de la mariguana y militares en las calles.
         Con cerca de 10 minutos de duración, el video cuestiona las promesas de campaña de AMLO, en el sentido de que en sólo tres días demostró que ocho de sus propuestas fueron mentiras de campaña, nunca fueron ciertas, pero que la gente NO votó por las propuestas, sino porque estaba harta del PRI, aunque, insiste, en 72 horas se cayeron 8 promesas.
         Al externar su duda de que Morena obtenga en las próximas elecciones intermedias el 50% de los 32 millones de votos a su favor, como el 1 de julio, el conductor demandó también que, pese a que Andrés Manuel prometió estar fuera de lo superfluo, de lo artístico, supuestamente nombró como su Vocera a la cantante Belinda.
Esto nunca se anunció, pero asegura que ha estado más nombrada que nunca, más por su participación política con AMLO que por su actividad musical, sobre todo después de anunciar a Marcelo Ebrard como futuro secretario de Relaciones Exteriores. Algunas columnas refieren que la artista “se ha convertido en una especie de vocera del éxito de AMLO en las urnas”.
         Tras el “anuncio” de Belinda, se presentó a Héctor Vasconcelos como el titular de esa dependencia, aunque hace unos días, en un ajuste de gabinete, se  rectificó que éste último iría al Senado, y el ex regente de la Ciudad de México, a esa Secretaría.
         En una de las “grandes mentiras” del próximo presidente, el 12 de abril último, en una gira por Nayarit, reiteró su compromiso de que, en caso de ser electo presidente, los precios de las gasolinas no aumenten, aunque a lo largo de 12 días de campaña, habría prometido disminuir los precios de los combustibles.
“Vamos a producir en México las gasolinas. Y vamos a tener energía eléctrica suficiente y gas, todos los combustibles y vamos a bajar los precios de la gasolina, la luz, el diésel, el gas. Ese es el compromiso que vamos a convertir en realidad”, afirmaría en Compostela, Nayarit.
Para ese efecto, planteó dos refinerías (en Tabasco y Campeche), cuya construcción sería durante los tres primeros años de su administración, con un costo es de 8 mil millones de dólares, aunque, de entrada, ya no aumentaría ninguno de luz, gas, gasolina, diésel, cuyos precios de congelarían.
Ya no van a haber aumentos en términos reales de combustibles: Ya no habrá “gasolinazos”. Y una vez que tengamos las dos refinerías, entonces vamos a bajar el precio de los combustibles”, puntualizó.
Carlos Manuel Urzúa, sin embargo, lo contradijo el miércoles 4 de julio, al sostener que no puede haber movimientos abruptos en los precios de las gasolinas, y que piensan incrementar cada año el precio por la inflación. “En términos reales no, pero en términos nominales si, por la inflación”.
Aunque no parece, está controlado el precio de la gasolina porque se está bajando o subiendo el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, y “es lo mismo que haríamos nosotros”, expuso en el programa Despierta con Loret, de Televisa.
Asimismo, precisó que también se mantendrán los contratos petroleros derivados de la reforma energética en caso de que su revisión no arroje irregularidades.
Otros anuncios importantes fueron reducción de nómina, eliminación de seguros médicos privados, gasolinas y seguros de vida para funcionarios, así como el uso de los automóviles. La meta, un crecimiento económico del 2.5%, inflación de 4 a 5% y un tipo de cambio de 19 pesos por dólar.
Otro tema sobre el que habría mentido AMLO fue legalizar la mariguana, ya que, según Torres Vargas, se contrarió en sus declaraciones de campaña, cuando dio un rotundo NO y ahora pide analizarlo, aunque, en realidad, el  9 de mayo de 2018 Andrés Manuel planteó su aprobación sin mitos y tabúes ante la reflexión sobre el tema, aunque planteó que es preferible atender las causas de la violencia.
Lo único que me preocupa es que por esas medidas se deje de atender las causas y que la delincuencia cambie de ramo, dijo realmente, en tanto aclaró que si ben se ha militarizado la atención a la inseguridad, la decisión de retirar al Ejército de las calles no estaba decidida.
¿Sacar al Ejército de las calles? Eso lo vamos a ver. En muchas partes la gente dice si se van, nos quedamos en el desamparo completo. Eso lo vamos a ver poco a poco, no es un asunto maniqueo, hay que ver qué conviene más para conseguir la paz, dijo.
Sobre derogar la Ley de Seguridad Interior, respondió: Ni sí ni no, sino esperar a que la Suprema Corte de Justicia resuelva las impugnaciones, pero el Ejército debe cumplir su función y no reprimir a los ciudadanos, por lo que en su gobierno no habría orden de reprimir al pueblo y se buscará la forma de incorporar a las corporaciones policiacas a un trabajo coordinado.
Con todo, Alfonso Durazo dijo el 6 de julio que en 3 años podría ser el retiro relevante del Ejército, tras comenzar la capacitación de los cuerpos policiacos, y que la única manera responsable de retirarlo de las calles es capacitar a aquéllos pues uno de los mayores problemas del país es su debilidad, particularmente a nivel municipal.
Otra aparente mentira fue la del 1 de abril 2018, cuando arrancó su campaña con la advertencia de cancelar las obras del nuevo aeropuerto de Texcoco y construir dos pistas en la base aérea militar de Santa Lucía para resolver el problema de la saturación del aeropuerto de la Ciudad de México, por lo que suspendería esa construcción “y con ello ahorrar más de 200 mil millones de pesos”.
Durante un mitin en Ciudad Juárez, Chihuahua, agregó que ese proceso será con estricto apego a la ley, buscando el acuerdo con las compañías a las que se les han adjudicado contratos; garantizando el pago de bonos, con protección de las inversiones de Afores…se actuará con legalidad, y se dará certidumbre, no se va a permitir la corrupción.
Sin embargo, el futuro secretario de Hacienda dijo el 4 de julio que con Andrés Manuel la construcción del nuevo aeropuerto tiene tres opciones para su desarrollo, la primera trasladarlo a las dos pistas militares de Santa Lucía; la otra, seguir con el proceso que coordina el Grupo Aeropuertario, con contratistas mexicanos en su mayoría, a quienes se propondría ser inversores; y la tercera, la mejor, que el gobierno continúe las obras y concesione.
         Una nueva “mentira de campaña” gira en torno al avión presidencial, sobre el cual en noviembre de 2017 López Obrador reiteró que, de ganar la presidencia, buscaría vender, primero al Donald Trump, “por ser vecino”, pero de no interesarle sería a cualquier compañía o personaje.
No obstante, el 24 de abril de este año, en gira por Nicolás Romero, Edomex, propuso una encuesta para decidir si lo vende o no, por lo que pidió a los asistentes votar a mano alzada sobre la venta del avión. La decisión gue unánime por la venta del avión.
El 10 de abril, en reunión con inversionistas de la American Chamber, calificó de “pura fantochería utilizar los helicópteros, los aviones. El avión (presidencial) que compró Calderón para Peña costó 7 mil millones de pesos”. Ese día, cuando le preguntaron qué pasaría de llegar tarde a una reunión de la ONU por viajar en aerolíneas comerciales, respondió “pues no llego”.
Contra las afirmaciones del conductor Torres Vargas, nunca dijo que el avión no se vendería, como tampoco sus eventuales colaboradores
Otra mentira más, que parece ser más atribuible a su detractor que a él, fue sobre la supuesta desaparición del Estado Mayor Presidencial, sobre el cual, el 7 de enero de este año, aseguró que de ser presidente, no lo usaría, como tampoco las instalaciones de este cuerpo militar que, dijo, se integrarían al Bosque de Chapultepec.
En un mensaje en Fortín de las Flores, Veracruz, afirmó que tampoco viviría en Los Pinos, donde crearía un espacio para el arte y la cultura y se integraría al Bosque, donde están el Museo de Antropología, el Castillo de Chapultepec y el Auditorio Nacional.
En tanto, anunció que el Estado Mayor, único órgano militar que integra al Ejército, la Marina y la Fuerza Área, con el principal objetivo de preservar la seguridad del Presidente de la República. se incorporaría a la Secretaría de la Defensa Nacional.
Apenas el 5 de julio, ratificó que no aceptará la seguridad del Estado Mayor Presidencial y ordenará su integración para que sus miembros continúen sirviendo al país en regiones, zonas y guarniciones militares.
Dos días después aclaró que la gente lo cuidará, no los militares, lo que contraste con lo que afirmó su virtual secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien aseguró que es necesaria su protección porque no sólo se trata de él, sino de la investidura presidencial.
Justificó que la investidura presidencial es tema de Estado, es la institución presidencial. Como jefe de Gobierno tuvo un cuerpo de “gacelas”, damas, para que no se vieran hombres rudos, altos e imagen de agresividad, entonces voy a platicar con él sobre este tema y espero convencerlo.
En honor a la verdad, prácticamente convencidos de que en sólo tres días López Obrador habría demostrado que ocho de sus propuestas fueron mentiras de campaña, nunca ciertas, nos dimos a la tarea de buscar por Internet sus declaraciones, pero sin sacarlas de contexto, y la verdad es que nos sorprendió cómo el “maquillaje” periodístico nos puede elevar del suelo hasta el cielo…y viceversa
         Júzguelo Usted mismo a través del siguiente enlace:

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con crédito para el autor)

*Luis Ángel Cabañas Basulto es un periodista con más de 41 años de experiencia como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de varios medios de comunicación, además de haber fungido como jefe de información de dos ex gobernadores y tres presidentes municipales y publicar cuatro libros.
Titulado en la Universidad Autónoma de Yucatán como Licenciado en Derecho, cuenta con cuatro Diplomados en Derechos Humanos y Sistema Acusatorio; La Familia y los Derechos Humanos; Acceso a la Justicia en Materia de Derechos Humanos, y en Juicio de Amparo, así como con más de 15 Seminarios, Talleres y Cursos diversos. 

luancaba@hotmail.com                                                      leg_na2003@yahoo.com.mx                                 luancaba.qroo@gmail.com                 
http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                                
@legna2003                                                                 http://luisangelqroo.blogspot.mx