jueves, 29 de septiembre de 2016

 ¡Inexplicable nombramiento de CJG!


                                      Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*
         No cabe duda de que el domingo anterior fue un verdadero día de fiesta para Quintana Roo -excepto para el PRI, desde luego-, al grado tal que desde la noche anterior Chetumal vivía un verdadero ambiente, ya que, pese, a las leves amenazas de lluvia, sólo faltaban algunas horas para que Carlos Joaquín González por fin rindiera protesta como nuevo gobernador.
         Lo realmente relevante del caso es que se trataba de un Ejecutivo que, tras 41 ininterrumpidos años de mandatarios estatales priístas, arribaría al poder impulsado por una impensable coalición opositora PAN-PRD, que por fin se olvidó de ideologías burocráticas para hacer realidad el sueño de miles de quintanarroenses inconformes con Roberto Borge Martín.
         Y es que desde el sábado 24 los chetumaleños sólo esperaban el reloj para que Carlos Joaquín consumara su primer acto oficial como gobernador constitucional: Encabezar la ceremonia de cambio de mando en la Secretaría Estatal de Seguridad Pública, donde, contra todos los pronósticos, su primer colaborador resultó el cuestionado Rodolfo del Ángel Campos.
         El resto de la extensa jornada dominical, a la que, por cierto, su servidor no fue invitado -esperamos que no sea por los mismos desprecios del ex Vocero de gobierno, la “Nena” Rangel Rosado Ruiz, contra los periodistas opositores a su jefe Roberto Borge-, resultó una increíble muestra de desorganización, en la que, puede usted jurarlo, nada tuvo que ver Carlos Joaquín.
         En efecto, a pesar del suficiente periodo que tuvieron para evitar algún pelo en la sopa, la verdad es que les quedó muy grande el traje a los organizadores, incluyendo a la nueva titular de la Unidad del Vocero, ya que, al igual que su servidor, no pocos compañeros del medio fueron marginados de los eventos, más lamentable aun en el caso de la prensa foránea.
         Pero vaya, independientemente del inequitativo reparto de carteras en el gabinete entre PAN y PRD, donde el gran “ganón” resultó el blanquiazul, inclusive con muestras de inconformidad porque Carlos Joaquín habría favorecido a determinada fracción, el nombramiento más inexplicable y que llamó más la atención fue el de Rodolfo del Ángel.
         Y más inexplicable aún porque, aunque Usted no lo crea, el funcionario fue ¡director de Seguridad Pública Municipal durante el trienio del ex alcalde de Solidaridad, Mauricio Góngora, ex candidato del PRI a gobernador!
         Pero eso no es todo, ya que, como publicamos el 13 de julio de 2015 con el título “¡Candidato de Félix a la gubernatura!”, sobre Rodolfo del Ángel pesan graves acusaciones de corrupción, enriquecimiento ilícito, protección al crimen organizado, robos, desfalcos, fraudes, extorsiones y más, que Mauricio Góngora nunca aclaró ni explicó.
         Profusamente difundido por el portal HoraNoticia, se denunció que, con poco más de 12 años al frente de la corporación, Rodolfo del Angel, conocido con la clave “Mercurio”, proveniente de familia humilde y pobre, se había convertido en uno de los playenses con más propiedades en fraccionamientos y residencias de lujo (Las Flores, Villas del Sol, Los Olivos, Residencial el Cielo, Colonia Ejidal, y La Toscana, donde vivía)
Correspondía al ex abanderado del PRI puntual y amplia explicación sobre quien se consideraba uno de sus más cercanos colaboradores, sobre todo por tratarse de una corporación de suyo estratégica, dado su papel en la seguridad y protección del patrimonio e integridad de los playenses.
Mayor relevancia cobraba esa denuncia dado que, en caso de una eventual investigación y comprobación, el principal afectado habría sido el propio Mauricio, quien debía estar pendiente de todo cuanto ocurría en las dependencias, más aún en Seguridad Pública y Tránsito, en torno a la cual giran millonarios intereses, entre ellos de la delincuencia.
Para nadie es un secreto que el principal cáncer de la sociedad en ese municipio es precisamente el narcotráfico y el tráfico “hormiga” de drogas, de donde surgen millones de dólares que, quiérase o no, serían suficientes para el financiamiento de cualquier campaña,
Bajo el título “Mauricio: Negro pasado y feo presente”, el 14 de julio de 2015 explicamos En primera fila que las sospechosas propiedades de Rodolfo del Angel son “viviendas y terrenos que con su ridículo sueldo NO habría logrado obtener, sino a base de actos de corrupción, protección al crimen organizado, robos, desfalcos y fraudes”.
Claro ejemplo, eran sus casas o con las que se habría quedado a costa de las arcas policiales, toda vez que habrían sido donadas a la corporación para sortear entre los agentes más destacados y condecorado, ya que existen policías de bien con años de carrera, alejados de los elementos mañosos, mafiosos y corruptos.
Otras irregularidades Del Ángel incluía extorsión al Comisariado Ejidal, al que por proporcionarle un escolta armada le habría pedido un terreno en la calle 28 Norte entre las avenidas 90 y 95 de esa colonia, a un costado de Cometra, donde cada fin de semana habrían fiestas clandestinas y venta de licores.
Asimismo, se denunció protección de Mandos ladrones, entre ellos “Parra” y “Pancha”, ésta última esposa de su compadre y supuesto narco- comandante, Rubicel Ventura, conocido con la clave “Ópalo”, al que se acusó de “robarle” más de 120 mil pesos a vendedores de tequila.
Estos agentes habrían estado a punto de ser despedidos, el primero por ser líder en la invasión del asentamiento irregular “In House”, y la segunda, a disposición del Jurídico por compartir información de corrupción en las filas policiales, aunque ninguno de ellos fue dado de baja.
Otros agentes de Del Angel Campos implicados eran el Cdte. Guillermo (al parecer Guillermo Pérez Hernández) con clave “Ónix”, al que se señalaba como enfermo sexual y acosador de mujeres, denunciado, pero intocable; y el déspota comandante “Talío” (al parecer, Manuel Godoy)
Finalmente, se incluía a una agente calificada como “segunda cabeza que gobierna”, pues deshacía a su gusto y desfalcaba las arcas para llenarle los bolsillos a Del Ángel: La Cdte, Isabel (al parecer María Isabel Chablé), alias “La Chabela”, con quien lo ligaban sentimentalmente, por lo que era intocable y robaba a su gusto.
Por otro lado, se denunció que las irregularidades afectaban recursos del programa federal Subsemun, del que, al principio, se entregaba a los policías un apoyo de entre 4 y 9 mil pesos por combatir la delincuencia organizada, aunque desde hacía 6 años “se atajó” políticamente.
Primero se les entregaban tarjetas por tres mil pesos para comprar exclusivamente en “Mueblerías Vidal”, tras lo cual disminuyó el monto a dos mil y sólo para comprar  en las tiendas Súper Wilys, y luego para una “inusual” papelería ubicada frente al palacio, en la que los uniformados no tenían acceso porque los precios estaban “por los cielos”.
Con todo, Del Ángel contaba con más de 10 millones de pesos del Subsemun, pero no había suficientes patrullas, lo que provocó aumento de delincuencia, aunque para nadie era secreto que los recursos federales se utilizaron en la campaña federal de José Luis “Chanito” Toledo.
         Por si fuera poco lo señalaban de desviar apoyos de Bomberos, cuyo líder del patronato, Bryan Borjesson -durante el periodo del desaparecido director, Alejandro Contreras “Cobalto”-, poseía numerosas casas y terrenos, pero, al igual que Bryan, dejó en el abandono a la institución, que contaba con un local, donde se vendían camisas, playeras y recuerdos, pero para llenar los bolsillos de Rodolfo.
El más reciente nuevo integrante de la “célula corrupta” de la corporación era Horacio Moreno Trinidad, ex director de la Cruz Roja, premiado con la dirección de Bomberos por su buena relación con la esposa de Mauricio Góngora.
HoraNoticia concluía que lo peor del caso era que Moreno Trinidad fue denunciado una y otra vez por diversos medios, pero ninguna autoridad lo investigó, como tampoco a Del Angel, mientras que les hacían auditorías a sus elementos.
         Ya desde antes de colaborar con Mauricio Góngora, en julio del 2011, cuando también era jefe de policía del entonces alcalde priísta Filiberto Martínez Méndez, Del Ángel sufrió un atentado en el fraccionamiento Las Palmas de Playa del Carmen, cuando, acompañado de su esposa, fue baleado su vehículo. La mujer resultó ilesa, no así el funcionario, herido en un brazo, aunque nada de gravedad.
         Aquél habría sido una aparente venganza del creciente narcotráfico que nunca supo, quiso o pudo “enfrentar”, aunque, a cinco años de distancia, le recordaron su mala “relación”, ya que, a unas horas de ser nombrado titular de la Secretaría, lo amenazaron con una rústica “narco-manta” colocada en la avenida 95 y 100 con Constituyentes de la colonia Ejidal de Playa del Carmen.
En 2 metros de largo por uno de ancho, tenía el siguiente mensaje con letras rojas: “Aviso Importante: Te lo advertí hijo de puta madre, así como te puse el puesto, así quito, Rodolfo del Ángel eres un corrupto, … pueblo de Playa del Carmen, no se dejen engañar por este pobre pendejo que recibe dinero del narcotráfico… en el puesto que ya es tuyo espero tu apoyo sino te pasara lo que te paso en años pasados. Atte. Comandante Max y Comandante Zorro, no se te olvide Playa es nuestro c.dg.’
Al parecer,  el “Comandante Max”, “Comandante Zorro” y “C.D.G.” son miembros de una célula del crimen organizado, lo que< confirmaría una rivalidad entre bandas antagónicas, ya que José Roberto Díaz Cornelio (a) “Comandante Pepe”, Charly de Jesús Alcántara (a) “El Caricaturas” y Jonatán Villegas (a) “Negrito” estaría próximos a recobrar su libertad.
Sin embargo, Del Ángel restó importancia a la “narco-manta” por ser parte del trabajo que viven los policías todos los días para proteger a la ciudadanía, aunque justificó que donde existen “focos rojos” es en Benito Juárez, con constantes ajustes de cuentas entre la delincuencia organizada
Reubicado como subsecretario de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de la Secretaría tras “renunciar” en agosto del 2015 en Solidaridad, afirma que esto no es nada nuevo, ya que a lo largo de su trayectoria había recibido este tipo de mensajes, aunque su labor como policía “es hacer cumplir la ley y meter orden”.
Por lo pronto, apenas el martes, en Akumal, se registró el primer ejecutado del sexenio de Carlos Joaquín: Una persona con tiro de gracia en un camino de terracería, mientras en Chetumal se informó de la aparición del cadáver de un joven asesinado en Álvaro Obregón, así como de una joven raptada y violada, aunque se habla de “levantones” de mujeres en serie.
Cuestionado por la designación de funcionarios señalados con antecedes de corrupción, Carlos Joaquín, aclaró que “si hay que cambiar cosas, las cambiamos”, no obstante, enseguida dijo que “la decisión de mi equipo, es una decisión personal, absolutamente personal”.
         Lo anterior obligaría a preguntarnos ¿Esto significa poner las manos al fuego por sus colaboradores? Esperamos que no, aunque, de cualquier modo, muchas felicidades y la mejor de las suertes.

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con la cita del nombre de su autor)

*Luis Angel Cabañas Basulto es Licenciado en Derecho egresado de la Universidad Autónoma de Yucatán, periodista residente en Chetumal, Quintana Roo, desde hace 29 años, con más de 39 años como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de diversos medios de información, ha sido Jefe de Información de dos gobernadores y tres presidentes municipales, y publicado cuatro libros.


luancaba@hotmail.com                                                      
leg_na2003@yahoo.com.mx                                 
luancaba.qroo@gmail.com                 
http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                                
@legna2003                                                                 

jueves, 22 de septiembre de 2016

¡Sorpresivo candidato para SESA!

                                                 Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*
         A pesar de que las recientes comparecencias de funcionarios del gobernador Roberto Borge ante la XV Legislatura fueron aparentemente principal blanco de atención en los últimos días en Quintana Roo, al menos políticamente, una de las dependencias que más ha acaparado la atención ante la inminente toma de posesión de Carlos Joaquín González es la Secretaría Estatal de Salud.
         En efecto, aunque la comparecencia del titular de ésta, Juan Lorenzo Ortegón Pacheco, no vino sino a confirmar su pésima administración al frente de uno de los sectores de suyo más importantes del Estado, los quintanarroenses, particularmente los chetumaleños, estaban más pendientes -y preocupados- sobre el nombre del que sucedería a aquél en el cargo.
         La lista de aspirantes, como dijimos en su oportunidad, no era una de las más largas, aunque destacaban los galenos Tomás Contreras Castillo, Francisco Lara Uscanga y José Joaquín Calderón Martínez, así como el odontólogo Juan Ortiz Cardín, aunque tras la presentación de la lista de los enlaces de Carlos Joaquín se sumó uno nuevo: Homero León Pérez.
         Enlace del programa Acercar el Médico en tu Casa, el galeno se colocó de inmediato entre los favoritos a heredar el mayor cargo de esa dependencia, donde lo peor fue el desmedido saqueo y sospechoso enriquecimiento de su ex director administrativo, Raúl Aguilar Laguardia, a quien luego Roberto Borge nombró director de la Comisión para la Juventud y el Deporte.
         Ahora bien, lo cierto es que a esa quinteta de “posibles” se sumó de manera inesperada el nombre del actual secretario general de la Sección 28 del Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE en Quintana Roo, José Tarquinio Ortega Otero. Sí leyó Usted bien, el archienemigo del representante de conocido medio de comunicación local, como veremos más adelante.
         Hasta antes de aparecer el nombre de este último, era prácticamente un hecho que el veterano Homero León ocuparía la vacante del cuestionado Ortegón Pacheco, pese a que hasta el 16 de abril de 2011 su último cargo de relevancia sería como subsecretario de Salud en la Zona Norte, de donde el ex titular de SESA, Rafael Alpuche Delgado, le relevó por Juana Millián.
En busca de regresar a puestos de alto nivel en la Secretaría, el funcionario fungió como titular de la Jurisdicción Sanitaria Número Uno durante el sexenio de Joaquín Hendricks Díaz, cuando el jefe del sector esa Lorenzo Reyes Dorantes, aunque tras una serie de enfrentamientos con los trabajadores fue enviado a la ciudad de Cancún.
No obstante, durante ese periodo fue objeto de denuncias por cobrar supuestos cheques a empresarios restauranteros a cambio de la expedición de licencias sanitarias y evitar inspecciones en negocios del ramo, a grado tal de haber sido descubierto cuando recibía dinero fruto de extorsión a cambio de esas licencias o para que los inspectores se hicieran de la “vista gorda”.
Durante el sexenio siguiente el ex gobernador Félix González le volvió a colocar al frente de la Jurisdicción Sanitaria Uno con sede en esta ciudad, aunque, se publicó, sus deficiencias fueron tan notorias que, inclusive, por su negligencia a pagar el servicio de la CFE, ésta les cortó la energía eléctrica a 16 centros de salud de la zona rural en octubre del 2006.
El caso llegó hasta el Congreso del Estado, donde los diputados de oposición demandaron su destitución, pero Félix González sólo lo cambió a la Zona Norte como subsecretario de Salud hasta que Alpuche Delgado le cortó la “cabeza”.
Conforme a denuncias públicas, cerca de un centenar de trabajadores de la Secretaría se han quejado de la forma como los enlaces de Carlos Joaquín se han conducido en SESA, pues han sido amenazados de perder sus puestos, según Homero León “por no haber apoyado en la campaña”.
Ahora bien, seguramente se preguntará Usted ¿Y dónde entra en escena José Tarquinio Ortega?
Resulta que durante la campaña de Carlos Joaquín se le cuestionó la posesión de unas camionetas, por lo que en su declaración de intereses de la plataforma “3de3” aclaró que uno de los vehículos se los prestó o donó Omar Antonio Badillo Campillo, ex titular de la Oficialía Mayor de Solidaridad.
Otra Suburban, explicó, se la entregó la rentadora de autos “Casanova Rent”, mientras que su esposa obtuvo otra de la empresa de seguridad privada “Xicol Protección”, y a su “dependiente económico” la arrendadora “Manner” le entregó una más.
La última camioneta se la prestó o donó Gerardo Ortega Otero (a) “El colombiano", esposo de la entonces segunda regidora de Solidaridad, Samaria Angulo Sala, hija del Notario Público 27 de ese municipio, el chetumaleño Miguel Mario Angulo Flota, ex funcionario del sexenio de Mario Villanueva Madrid.
         El caso es que Gerardo Ortega es nada menos que hermano del líder José Tarquinio Ortega Otero, cuyo ascenso a la dirigencia del ISSSTE se vio enmarcado por una serie de escándalos que provocó la subdirectora administrativa de la institución, Magda Lozano Ocman, a quien se le acusó de despedir a trabajadores para colocar en su lugar a parientes y amigos.
Ex secretario particular de Félix González y hermano de la funcionaria, Marco Lozano, emprendió una serie de ataques a través de medios de comunicación a su cargo contra el líder, ante los cuales en poco o nada intervino el entonces delegado de la institución, el cozumeleño Carlos Hernández Blanco, a quien prácticamente manejó Magda Lozano.
Ignoramos qué tanta influencia tenga Gerardo Ortega sobre Carlos Joaquín, pero lo cierto es que, antes de que éste último abandonara el PRI, el primero anunciaba a su cónyuge como virtual candidatura a diputada federal por el tricolor, lo que no logró, aunque sí consiguió que fuera presidenta municipal suplente de Solidaridad por el PAN-PRD.
         No creemos que el parentesco sea factor determinante para que José Tarquinio Ortega pudiera ser nuevo secretario de Salud, ya que desde años atrás ha estado ligado personalmente al trabajo político de Carlos Joaquín, con quien colaboró abiertamente durante la campaña a la gubernatura, amén de no contar con las docenas de detractores de Homero León.
         Con todo, a unas horas del “destape” final… la moneda sigue en el aire.

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con la cita del nombre de su autor)

*Luis Ángel Cabañas Basulto es Licenciado en Derecho egresado de la Universidad Autónoma de Yucatán, periodista residente en Chetumal, Quintana Roo, desde hace 29 años, con más de 39 años como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de diversos medios de información, ha sido Jefe de Información de dos gobernadores y tres presidentes municipales, y publicado cuatro libros.

luancaba@hotmail.com                                                      leg_na2003@yahoo.com.mx                                 luancaba.qroo@gmail.com                 
http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                                 
@legna2003                                                                 http://luisangelqroo.blogspot.mx

jueves, 15 de septiembre de 2016

¿Izquierda en la Secretaría de Gobierno?


                                       Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*
Ahora víctima de la periodista Ernestina Mac Donald, quien considera que el perredista Julián Ricalde Magaña ni siquiera fue enemigo del aún gobernador Roberto Borge Angulo, el ex alcalde de Benito Juárez, sin embargo cada día se fortalece como el más posible secretario de Gobierno de Carlos Joaquín González.
Para la comunicadora, corresponsal de Televisa en la Zona Norte, el funcionario, según escribe en Facebook, “fue y sigue siendo al igual que Paul Carrillo: Un par de vulgares traidores y ladrones”, por lo que, sugirió, “ojalá y Carlos (Joaquín) se dé cuenta que tiene al fuego amigo junto”.
En reciente columna http://luisangelqroo.blogspot.mx/2016/09/la-bomba-de-los-periodistas-luis-a.html  publicamos que Roberto Borge contó con un “ejército” de 225 empresas y periodistas para “golpetear” por espacio de tres años en diversos medios de comunicación al entonces munícipe, que le había arrebatado BJ al PRI y se perfilaba como candidato a gobernador.
“Casualmente” uno de esos medios que empleó el mandatario fue la televisora de Ernestina Mac Donald, a la que apenas en mayo último se dio a conocer que facturaba al “gobierno” de Roberto Borge 60 millones de pesos mensuales a cambio de que Televisa hablara bien de su administración, según reclamaba el mandatario.
El caso es que “denuncias” como las de la corresponsal de Televisa fueron recurrentes durante el trienio de Ricalde Magaña, de quien, por ejemplo, atribuían que “los relojes, caballos, viajes y embarcaciones son los lujos que se atribuyen al alcalde del principal destino turístico de México”.
Sin embargo, ante las recientes elecciones fue el primer candidato a presidente municipal en presentar la iniciativa ciudadana “3 de 3”’ (abril 21, 2016), en tanto que su administración se caracterizó por obtener dos premios nacionales de transparencia, uno de ellos en 2013, cuando su contralora Reyna Arceo Rosado informó que la presea correspondió a la tercera edición del Premio a la Innovación en Transparencia para la Mejora de la Gestión Institucional, mediante el proyecto “Transparentar la Obra Pública”.
La evaluación de las iniciativas (82 a nivel nacional) estuvo a cargo de la Auditoría Superior de la Federación, el Banco Mundial, el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos, el Instituto Nacional de Administración Pública y la Secretaría de la Función Pública.
El primer premio lo recibió en noviembre del 2012, a través del Comité de Participación Ciudadana para la Transparencia “por su trabajo al garantizar la claridad en las acciones del gobierno municipal”. De 110 municipios participantes de los 32 estados, Cancún fue primer lugar nacional de transparencia.
Con un Ernesto “Che”' Guevara como personaje histórico al que supuestamente rinde devoción, Ricalde Magaña fue uno de los principales opositores de Aguakán de Cancún, al grado tal que durante la administración de Gregorio Sánchez se le amenazó con quitarle la concesión por no haber dotado a la ciudad con la red de drenaje sanitario que estipulaba el contrato desde hacía más de 15 años.
Entonces secretario de Obras y Servicios Públicos, Ricalde Magaña  denunció además que Aguakán destruía las obras de infraestructura de las avenidas en sus reparaciones de tuberías y no restituía los daños de asfalto y banquetas.
Para ese entonces, el ex titular de CAPA, Pedro Flota Alcocer, dijo que, ante las quejas de 2006 a 2008, le aplicaron sanciones a Aguakán por 8 millones 677 mil pesos, aunque “aclaró” que esas irregularidades “no eran suficientes” para revocarle la concesión asignada por 30 años.
Por si fuera poco, otro de los principales éxitos de su trienio fue el manejo responsable de los recursos, pues redujo entre 50 o 60 millones de pesos la deuda pública que heredó Benito Juárez de administraciones anteriores, y que ascendía a mil 398 millones cuando asumió el cargo en 2011.
Durante los 2.5 años de administración, su gobierno aportó poco más de 300 millones para el pago de la deuda, la mayor parte a intereses, por lo que sólo unos 50 o 60 millones se aplicaron a capital, con lo que pagó y abonó en el tiempo y forma especificados en el contrato de deuda.
A la deuda que heredó su administración, se suman los 112 millones del Fonhapo; 163 mdp de deuda no dejada contablemente, ya que existían dos juicios por unos 45 millones de pesos de “Publicidad Rentable” y por los baños “Sanirent” del tiempo del “Chacho” Juan Ignacio García Zalvidea”.
Cabe señalar que, al 31 de marzo de 2014, la deuda pública total ascendía a mil 307 millones 363 mil pesos, que hacían de Benito Juárez el sexto municipio más endeudado del país hasta el 29 de agosto de 2016, incluso por encima de Solidaridad (13)
         Ante este panorama, Carlos Joaquín ofrecería a Quintana Roo con Ricalde Magaña un adecuado manejo de política interna con transparencia y responsabilidad, amén de alejarlo de una “administración” priísta -por llamarla de algún modo-, que en los últimos 11 años no sólo demostró ignorar cómo se administra adecuadamente, sino también saqueó al erario.
Tras resultar derrotado, pero impugnando los viciados resultados electorales de Cancún, la militancia del PRD desconoció y condenó la decisión de su ex dirigente, el ahora diputado local, Emiliano Vladimir Ramos Hernández, de pactar con el Verde “Ecologista” un supuesto desistimiento de esa queja sobre los comicios, que dieron como ganador a Remberto Estrada.
Su secretario general, Carlos Montalbán, dudó de la veracidad del pacto Emiliano Ramos-Remberto Estrada, aunque, de confirmarse, calificó de “lamentable” la falta de consulta a la militancia o al consejo estatal.
Por su parte, el representante del PRD ante el Consejo Distrital 02 del Instituto Electoral, Antonio Meckler, presentó un recurso legal contra el desistimiento de Emiliano Ramos, para detener la impugnación que buscaba la anulación de esos comicios.
Hoy miembro de la XV Legislatura, Ramos dijo respetar ese malestar, pero “nuestra prioridad era blindar la elección de gobernador, que no hubiera ninguna impugnación. Entiendo la molestia del ex candidato, pero es una prerrogativa de los partidos y así lo asumimos. Si él quiere impugnar está en su derecho, nosotros respetamos su derecho como persona, como político, pero el partido tomó una definición en función de salvaguardar la elección de gobernador”.
         El nuevo legislador, de 37 años, diputado federal de 2003 a 2006, es hijo de Salvador Ramos Bustamante, antiguo miembro del PRI, dirigente de la CROC y dos veces diputado federal -se unió posteriormente al PRD- inició en la política desde muy joven en Cancún, donde fue dirigente estudiantil en el Colegio de Bachilleres, Subsecretario del PRD y fundador de “Jóvenes de Izquierda en Quintana Roo”, entre otros
Su hijo Emiliano se hizo conocer por protestar contra la globalización y el Área de Libre Comercio de las Américas, sobre todo por su participación en la marcha de apoyo al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en Caracas, ante la crisis diplomática entre este país y México en 2005. Este es uno de los nuevos representantes “populares” de Quintana Roo
         No sólo víctima de su dirigencia y de Roberto Borge, sino también de los medios locales, Ricalde Magaña recuerda el incidente del supuesto reloj “espía” que el periodista Antonio Callejo le atribuyó y que, asegura, nunca existió más que en un catálogo que aquél utilizó y le “obsequió” después, pero que sirvió para presionarle en busca de jugosa publicidad para la revista “Vórtice”.
         Otros medios, recuerda, también le atacaron con la supuesta propiedad de un yate, en cuyas fotografías aparece, pero que se tomaron cuando, en efecto, fue invitado a un paseo, pero que no son de su propiedad, como tampoco algún lote de caballos, ya que sólo cuenta con un animal,
         Lo más curioso del caso es que, aunque todo apunta a que a partir del 25 de septiembre se convertirá en secretario de Gobierno de Carlos Joaquín, el funcionario peca de modestia y humildad, al señalar que no se visualiza en ese cargo, sino a otra persona más cercana al mandatario electo.   
         Falta poco para despejar la incógnita, pero, en todo caso, Carlos Joaquín deberá tener sumo cuidado en elegir al que será responsable de cuidarle las espaldas con conocimiento de causa y habilidad política desde esa importante dependencia.

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con la cita del nombre de su autor)

*Luis Angel Cabañas Basulto es Licenciado en Derecho egresado de la Universidad Autónoma de Yucatán, periodista residente en Chetumal, Quintana Roo, desde hace 29 años, con más de 39 años como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de diversos medios de información, ha sido Jefe de Información de dos gobernadores y tres presidentes municipales, y publicado cuatro libros.


luancaba@hotmail.com                                                      
leg_na2003@yahoo.com.mx                                 
luancaba.qroo@gmail.com                 
http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                                
@legna2003                                                                

lunes, 12 de septiembre de 2016

¡La “bomba” de los periodistas!


                                      Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*
Una de las principales preocupaciones de Maquiavelo para ocultar o disfrazar sus desmanes era el control de la opinión pública a través de los periódicos, aunque siglos después parece no haber desaparecido esa tendencia, según se observa en la reciente aparición de una lista de más de 200 beneficiarios del Gobierno de Quintana Roo, a través de la Unidad del Vocero, a cargo del yucateco Rangel Rosado Ruiz.
Como era de esperarse, con el paso de los sucesivos sexenios han venido cambiando las “formas”, pues, aunque era un secreto a gritos, nadie se había atrevido a decir “esta boca es mía”, hasta que, con la histórica expulsión del PRI en el poder, resultó inevitable ocultar lo que ya resultaba inocultable, aunque nadie se imaginaba el tamaño del “monstruo”.
Asimismo, hasta antes de la denuncia en la página de Alfredo Canché, nadie imaginaba que, una vez multiplicado el enorme número de beneficiados y, en no pocos casos, el tamaño del “sapo”, en los 5 años del periodo de Roberto Borge Angulo se hubiera prácticamente derrochado algo así como ¡tres mil millones de pesos! tan sólo en manejo de imagen.
Aunque el “apoyo” a periodistas ha sido una constante desde el inicio del gobierno mismo, contra lo que se supone, el millonario dispendio inició en Quintana Roo con el ex gobernador Mario Villanueva Madrid, quien no sólo obsequió envidiables sobres mensuales, sino que también distribuyó placas de taxi y patentes a diestra y siniestra  al término de su sexenio.
La firma de convenios continuó durante el gobierno de Joaquín Hendricks Díaz, aunque no en la medida de su antecesor, lo que le acarreó no pocos enemigos entre los compañeros del medio, particularmente en el caso del Por Esto!, a cuyos directivos negó un millonario “apoyo” en dólares para contratar maquinaria para editar su rotativa en Quintana Roo.
El estricto control de medios, sin embargo, continuó durante el innombrable periodo del cozumeleño Félix González, quien, sabedor del repudio de la Zona Sur en su contra, aumentó en forma unilateral el número de beneficiados, el volumen de “apoyos”, y contrató una mayor publicidad y medios, además de cambiar el sistema de firmas con sobres “manila” por tarjetas de débito.
Lo cierto es que el caso de Roberto Borge fue mucho más burdo y exagerado, al grado tal que se ha difundido un enorme listado de 225 empresas y periodistas, con sus respectivas razones sociales y con prestanombres, a través de las cuales el Gobierno del Estado erogaba más de 50 millones de pesos mensuales con cargo al erario. 
Así, podemos resumir que el referente histórico de Maquiavelo refiere en la obra “Diálogo en el Infierno entre Maquiavelo y Montesquieu”, que aquél pretendía controlar la opinión pública a través de dos formas: La represión de los periódicos y el manejo de sus propios periódicos.
Trasladado el caso a Villanueva Madrid, uno de los más fervientes admiradores de la doctrina maquiavélica -nosotros le obsequiamos la obra-, también empleó dos métodos, aunque diferentes: Controló a los periodistas vía apoyos y publicidad, en tanto compró el Diario de Quintana Roo, que hoy preside Luis Contreras Castillo y, bajo la razón social “Compañía Editorial del Sureste, S.A. de C.V.”, hoy cobra más de 1.8 millones de pesos mensuales.
 Abiertamente enemistado con Hendricks Díaz, el Por Esto! reivindicó su control de gobierno con Félix González, quien basó su manejo de opinión pública con ese periódico junto con el Diario de Quintana Roo y las radiodifusoras propiedad de su incondicional paisano Luis Pavía, con quien el también cozumeleño Roberto Borge suscribió cinco convenios. Así, el ex mandatario, al igual que su sucesor, sólo empleó recursos públicos para alcanzar sus objetivos, aunque erogó mil 500 millones de pesos en “imagen”.
  ¡Caray! Luego entonces entendemos perfectamente las quejas del ex alcalde perredista de Benito Juárez, Julián Ricalde Magaña, quien siempre sostuvo que las críticas de los medios en su contra no eran sino resultado de un continuo “golpeteo” político de tres años por parte de Roberto Borge por recuperar ese municipio y, principalmente, frenar su eventual candidatura a la gubernatura.
El mandatario alcanzó ambos objetivos, aunque para nadie resultaría nada difícil con un ejército de 225 empresas y periodistas, ya que, siempre lo hemos señalado, para nadie tampoco es un secreto que la gente sólo cree y sabe lo que lee, ve y escucha a través de medios impresos, televisión y radio, respectivamente, ahora justamente frenados por las redes sociales que, créalo o no, fueron factor determinante para el triunfo de Carlos Joaquín.
Independientemente de la necesidad de analizar caso por caso el de las llamadas “Putas de Roberto Borge”, lo cierto es que sólo se trata del hilo de la madeja de un problema que, quiérase o no, se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para los gobiernos, ya que las autoridades se han convertido en auténticos “rehenes” de los medios de comunicación.
Verá Usted. Hasta hoy sólo se ha hablado de la problemática de la prensa con el Gobierno del Estado, lo que, lamentablemente, no es limitativo en ese nivel, ya que también alcanza a los Ayuntamientos, dependencias y el Congreso del Estado, donde nadie puede negar la existencia de otra serie de jugosos convenios –seguramente ocultos bajo doble cerradura-, muchos de los cuales no sólo son para difundir o hablar, sino ¡también para callar!
En efecto, hasta donde sabemos, no todos viven para el periodismo, sino DEL PERIODISMO, tristemente para lucrar con una información con la que, amenazan, “o me pagas o te pego”, lo que se ha convertido en una desgastante lucha sexenal o de trienio con los gobiernos en turno, lo que no pocos compañeros buscan justificar con su bajo salario.
Ante esto, sin embargo, también es lamentable observar que, a base de amenazas y extorsión, algunos han logrado construir verdaderas mansiones o adquirir lujosos vehículos o terrenos que no podrían justificar con el salario normal de un periodista. Algunos tienen hasta emisarios para exigir su apoyo.
Chetumal es pequeño, por lo que todos los que estamos involucrados en el medio nos conocemos a la perfección y sabemos de qué pie cojea cada uno, por lo que, reiteramos, no podemos cuestionar a la ligera el ingreso de los 225 hoy sentados en el “banquillo” de los acusados, muy contados de los cuales han externado su situación particular.
La publicidad, sabemos, se solicita sólo por dos circunstancias: Por necesidad del espacio o por amistad (¿con quién?). También habría que averiguar de cuál forma consiguió cada uno la firma del convenio o por qué concepto se le entregaba el “apoyo”, ya que no todos los beneficiados son propietarios de algún medio de información.
Ahora bien, quien mayor experiencia tiene sobre el tema de convenios, del que muy pocos escapan -entre ellos Julián Santiesteban, el combativo Raymundo Martín, Anwar Moguel y su servidor-, es el cada vez más probable próximo secretario de Gobierno, Julián Ricalde, aunque ya hablaremos de ello

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con la cita del nombre de su autor)

*Luis Angel Cabañas Basulto es Licenciado en Derecho egresado de la Universidad Autónoma de Yucatán, periodista residente en Chetumal, Quintana Roo, desde hace 29 años, con más de 39 años como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de diversos medios de información, ha sido Jefe de Información de dos gobernadores y tres presidentes municipales, y publicado cuatro libros.


luancaba@hotmail.com                                                      leg_na2003@yahoo.com.mx                                 
luancaba.qroo@gmail.com                 
http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                                
@legna2003                                                                 http://luisangelqroo.blogspot.mx

jueves, 8 de septiembre de 2016

 ¡Un mercenario en el Congreso!

                                       Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*

“Todos los demagogos invocan una Constitución, pero tienen por símbolo el sable y el despotismo”.- Reyes Heroles

Digno de cualquier calificativo, pero nuevamente encumbrado, el ex presidente municipal de Othón P. Blanco, el mitómano Carlos Mario Villanueva Tenorio, quien sólo tiene como virtud el apellido, se convirtió de manera inesperada en nuevo integrante de la XV Legislatura del Congreso de Quintana Roo.
Con un negro historial político que, sin embargo, arrancó con las mejores expectativas del mundo en 2008 por el simple hecho de ser vástago del ex gobernador preso Mario Villanueva Madrid, el funcionario arribó con las siglas del PRI a la entonces XII Legislatura, que encabezaba el tío del ex gobernador Félix González, Luis González Flores.
Bien decía el proverbio chino de que “más vale una cucharada de suerte que un barril de sabiduría”, ya que quien realmente “pintaba” como político durante el sexenio villanuevista era realmente su hermano, Luis Ernesto, quien se vio obligado a huir al igual que su padre cuando la PGR los perseguía a ambos por narcotráfico.
Aunque algunos aseguran que Luis Ernesto ya vive en Chetumal tras el juicio de su padre, lo cierto es que hasta hoy se ignora su paradero real. El caso es que Carlos Mario fue quien explotó el capital político de su padre e, inclusive, no pocos le veían ya como futuro gobernador de Quintana Roo.
Sin embargo, tan sólo seis años fueron suficientes para que mostrara el “cobre” y pusiera las cosas en su lugar, ya que, tras un trienio en el Congreso del Estado fue suficiente para conocer su escaso potencial político que, acompañado de una soberbia de la que se avergonzaría hasta su recordado padre, sólo le alcanzó para que Roberto Borge lo hiciera alcalde de OPB.
Lamentablemente, el vilipendiado gobernador se equivocó en fea forma, ya que, tras la fea experiencia de los othonenses con el trienio de Andrés Ruiz Morcillo, el “Junior” Carlos Mario sólo sirvió para engrosar, ahora junto con Eduardo Espinosa Abuxapqui, la lista de los tres peores presidentes municipales del PRI en la historia de OPB.
Inclusive, parte de esos pésimos gobiernos, que tienen hoy en el más completo abandono y de rodillas a Chetumal, resultó factor determinante para el reciente triunfo de la oposición en el reciente proceso, aunado a la figura fresca del claro triunfador, Luis Torres Llanes, y a la pésima candidatura del tricolor, la “retornada” diputada federal Arlet Mólgora Glóver.
Como si fuera burla, y pese a su innombrable desempeño como alcalde, Carlos Mario, lucrando aún con el apellido de su padre, tuvo el cinismo de tratar de negociar con Roberto Borge la candidatura a diputado federal, pero el mandatario, a quien aquél culpaba siempre de sus desaciertos, ya no quiso nada con él y cortó por lo sano.
Para nadie es desconocido que esto obligó al mitómano a refugiarse en el Partido Encuentro Social que, a falta de representatividad en Quintana Roo, le pareció atractivo nombrarlo como su presidente. ¡Claro, se trataba nada menos que del hijo de un ex gobernador!, a cambio de lo cual le colocó primero en la lista de candidatos a diputados plurinominales, y ahí le tenemos como miembro de la mesa directiva.
Ante tanto movimiento y “burradas” de la cuestionada XIV Legislatura, casi nos olvidábamos de nuestro personaje que, más dado a los “business” que a la política, negoció “veletear” su alianza con el PRI-Verde para conformar una nueva coalición PAN-PRD-PES-Nueva Alianza que, sumada a otras circunstancias, les da mayoría a ésta en la Legislatura.
Los cuestionamientos en su contra han sido numerosos y serios, aunque los mejor documentados están en http://carlosmariovillanueva.blogspot.mx/
Por cierto, apenas el lunes último nos acordamos que hacía exactamente 4 años nos vimos en la necesidad de renunciar como jefes de información de aquel trienio “villanuevista”, en el que, tal vez por venganza por nuestro segundo libro, “Mario Villanueva, crónica de… ¿una venganza?”, Carlos Mario nos descontó hasta el 500% de nuestro salario, para pagarnos la ridícula cantidad de mil 500 pesos quincenales.
De ahí su mote de mitómano, ya que ofreció devolvernos el descuento “descontado de mi salario”, argumentando las débiles finanzas de la Comuna, aunque sus mentiras fueron múltiples a lo largo de todo su periodo, en el que demostró que su vocación real era la de empresario, no la de político.   
Nadie olvida su éxito cuando en noviembre de 2011 presentó en esta ciudad a Chayanne, pero nunca rindió cuantas, mientras que para diciembre del mismo año anunciaba al grupo musical “Camila”, y que organizaría un partido de leyendas de fútbol mexicano entre ex jugadores de las Chivas de Guadalajara y América.
         El 31 de diciembre de 2012, con el título “¡Millonario fraude del mitómano!”, publicamos que resultaba inexplicable que continuara paseando tranquilamente por las calles tras haber dilapidado todo el presupuesto y acudir a prácticas mañosas para seguir operando, entre ellas el retraso de pagos y despido de 400 empleados, ninguno de ellos del oneroso equipo que contrató al inicio de su “negro” periodo.
         Con todo, Borge, no sólo se resistió a aplicarle todo el peso de la ley, como a la ex alcaldesa de Tulum, Edith Mendoza Pino, sino que también dio visto bueno para que Abuxapqui le aprobara contratar multimillonarios créditos.
         Carlos Mario lucró con el patrimonio de alrededor de 800 trabajadores y de la paraestatal Telcel, en este último caso por 1.5 millones de pesos, ya que, contratada por Ruiz Morcillo, la empresa los dotó de celulares con un plan corporativo que pagarían quincenalmente en nómina, a cambio de lo cual Telcel abonaría a aquéllos 400 pesos mensuales de tiempo-aire, que luego aumentó a 500 pesos.
         El descuento sería sólo de 300 pesos mensuales y permitía llamadas gratuitas, además de que año con año se podría cambiar gratis el modelo. El cobro de llamadas sólo era en números ajenos a los suscritos y en mensajes.  
         Empero, Carlos Mario dejó de pagarle a Telcel las mensualidades que contrató, aunque a los trabajadores jamás dejó de descontarles cerca de 240 mil pesos mensuales. En represalia, la empresa limitaba la conexión, pero nadie se atrevía a reclamar, so pena de despido, en tanto Telcel recibía algún abono. La deuda de la Comuna crecía y el periodo para utilizar el teléfono era cada vez menor, hasta, después de 4 años, se suspendió totalmente, no así los descuentos en nómina.
         Telcel se negó a negociaciones personales en tanto Carlos Mario se negaba a pagar el adeudo de 1.5 millones de pesos. El caso es que los números “se murieron”, y nunca se devolvió el dinero o el servicio.
La Comuna también le adeudaba a la CFE que, por lo menos, en 4 ocasiones le “cortó” la luz, inclusive a la oficina de prensa, que permanecía a oscuras por días, pese a que estaban enteradas la Oficialía Mayor y la Secretaría General. En una ocasión se le debió prestar dinero al dueño de la lonchería vecina para pagar, y en otra se hizo “coperacha”.
         Endeudado con el pago de publicidad, la mayoría de los medios publicó las decenas de irregularidades de quien fue calificado como “el presidente del desempleo”, que dejó una deuda total, entre bancaria y con proveedores, por alrededor de 550 millones de pesos, la carga más pesada 115 millones a proveedores.
Ruiz Morcillo había contratado en 2011 un crédito por 130 millones, a los que, dos años después, Carlos Mario sumó 272 millones con tasas de interés muy elevadas, que obligó a su sucesor a buscar un refinanciamiento.
El alumbrado, recolección de basura y seguridad pública fueron rubros que dejó en crisis y con problemas legales, aunque también dejó calles deshechas, baches y enormes hoyos, que hacían intransitables las calles más importantes de la ciudad... como hasta hoy.
En rebasado relleno sanitario funcionaba como tiradero a cielo abierto y con un problema legal, pues no se podía concesionar la disposición final de la basura, ya que un juez federal declaró sin efectos la revocación de la concesión a 20 años de la empresa “Intrasiso”, que otorgó sospechosamente Carlos Mario.
Por otro lado, modificó sin claridad el contrato por 600 millones de pesos para la instalación y mantenimiento de luminarias LED, lo que aumentó la deuda a mil millones.
Por si fuera poco, sus incumplimientos con proveedores generaron problemas legales a la Comuna, entre ellos la pérdida de una demanda civil por 1.3 millones de pesos por rentas no pagadas, aunque iniciaban otros dos juicios civiles por incumplimiento de pagos por 2.4 millones más en reclamos.
¿Más linduras del que desaparecía de Chetumal por semanas y presumía ser Abogado pero nunca demostró tener cédula profesional? La Profepa aplicó una multa de 35 mil pesos al zoológico Payo Obispo por carecer de permisos para exhibir osamentas y caparazones de animales, que le decomisaron.
         Durante su entrega-recepción se detectó desviaciones por 1.5 millones de pesos en el rastro; en la funeraria, omisión de estados financieros, faltante de cheques y reportes de ingresos y egresos, mientras que en Mahahual el recaudador usó recibos falsos para desviar 720 mil pesos, y el concesionario del panteón Campos del Recuerdo adeudaba unos 700 mil pesos.
Por otro lado, durante su gestión “desapareció” el trenecito histórico de ocho vagones del zoológico, en tanto funcionarios de Obras Públicas fueron sujetos a procesos administrativos, principalmente por oficinas inconclusa en el estacionamiento del palacio, que no pasaron las pruebas de calidad, lo que causó polémica por existir documentos apócrifos atribuidos al ITCH.
No obstante lo anterior, Espinosa Abuxapqui adoptó la postura de no sancionar al mitómano, a quien exoneró de toda culpa, supuestamente por no haber encontrado cómo inculparlo de actos irregulares.
Hasta ese entonces, sólo había sancionados al exdirector del Rastro, Noé Heredia Santés; al exdirector de la Funeraria, Javier Barbosa; al ex recaudador de Mahahual, Jorge Calderón Estrada, así como a los exdirectores de Fiscalización, Reglamento y Vía Pública, uno de ellos Jorge Rodríguez Choc… y nuestro personaje no sólo resultó indemne, sino “premiado” por la ley, por lo que le invitamos a conocer parte de sus aventuras como alcalde en el desconocido enlace  http://carlosmariovillanueva.blogspot.mx/

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con la cita del nombre de su autor)

*Luis Angel Cabañas Basulto es Licenciado en Derecho egresado de la Universidad Autónoma de Yucatán, periodista residente en Chetumal, Quintana Roo, desde hace 29 años, con más de 39 años como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de diversos medios de información, ha sido Jefe de Información de dos gobernadores y tres presidentes municipales, y publicado cuatro libros.


luancaba@hotmail.com                                                      leg_na2003@yahoo.com.mx                                 
luancaba.qroo@gmail.com                 
http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                                
@legna2003                                                                 http://luisangelqroo.blogspot.mx