Ir al contenido principal

 ¡Empeora escándalo sobre Carlos Joaquín!

                                                 Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*

         Tras la invasión de foráneos que llegaban a hacer fortuna a Quintana Roo durante su época del Territorio, pocos o ningún gobierno provocó tanta incertidumbre con nombres “raros” y gente extraña o sospechosa en su gabinete, como lo fue el caso del cuestionado Carlos Joaquín González, hoy más que nunca cuestionado por su sospechoso enlace con el venezolano Jorge Bernabé Brizuela Guevara y otras organizaciones criminales.

         Tal y como anticipamos en nuestra columna anterior, “¡Ex gobernador, enlodado con la mafia!” https://luisangelqroo.blogspot.com/2023/03/ex-gobernador-enlodado-con-la-mafia-lic.html el recién nombrado embajador de Canadá -no menos cuestionado- habría sido el vínculo con las mafias internacionales con el agente infiltrado Jorge Bernabé Brizuela Guevara, a quien balearan durante su sexenio en la delegación Alfredo V. Bonfil.

         Con la entonces exitosa promesa del “cambio” que siguen cuestionando los quintanarroenses, el mandatario arribó al poder gracias al hartazgo de los votantes contra el PRI y sus gobernantes, pero pocos o nadie sospechó o cuestionó de sus previas negociaciones políticas, sobre todo en materia de financiamiento.

         Ahora bien, tras la aparición de “extraños” nombres en el equipo del entonces recién electo Carlos Joaquín, algunos sin cargos específicos, y su innegable relación con el poblano Rafael Moreno Valle, comenzaría a desenredarse el hilo de una madeja, sobre todo a raíz de acontecimientos de Playa del Carmen y la sospechosa “olvidada” explosión en un ferry propiedad de la familia del ex gobernador Roberto Borge.

         Bomba, “artefacto” o como quieran llamarle, el caso es que no sólo provocó que Estados Unidos y Canadá alertaran a sus connacionales sobre el riesgo de utilizar ese tipo de naves en la Zona Norte, sino que vinculó en el tema a un ex colaborador, funcionario, amigo -o vaya Usted a saber qué- del propio Carlos Joaquín.

         Se trataba del venezolano Brizuela Guevara, cuyo nombre deslizó sobre el tema el diario capitalino Reforma en su columna Templo Mayor, aunque, de no ser por lo que poco se ha difundido sobre el hombre en Quintana Roo, poco o nada hubiera importado.

         En efecto, Reforma, al que sólo se tiene acceso por Internet con membresía pagada, reseñó que el enrarecido ambiente político de Quintana Roo preocupaba a Carlos Joaquín por el bombazo a Barcos Caribe “porque una línea de investigación apunta hacia un venezolano, ubicado como un cercanísimo colaborador del mandatario”, en referencia a Brizuela.

         Reproducida textualmente por varios medios locales, la columna decía que “el enrarecido ambiente político en Quintana Roo, tras el bombazo en un ferri propiedad de la familia de Roberto Borge, trae preocupado a Carlos Joaquín, sobre todo porque una línea de investigación apunta hacia un venezolano”.

         No obstante, “no se trataría de un prófugo de la tierra de Nicolás Maduro, sino de Brizuela Guevara, un paisano de Bolívar, ubicado como cercanísimo colaborador del mandatario”, que el tema es que éste había sido acusado varias veces por participar en extraños actos de persecución de opositores desde el borgismo, “y que su nombre saliera a relucir habría generado nerviosismo en Chetumal”.

         Hasta ahí las cosas, sin embargo el nombre del venezolano, al que pocos, muy contados, conocen -por no decir prácticamente nadie- comenzó a “sonar” desde el inicio de la administración de Carlos Joaquín, cuyo equipo se habría formado de sal, de chile y de manteca, con panistas, perredistas y ex priístas

         Lo cierto es que el tema no para ahí, en lo local, pues la columna “Estrictamente personal” de Raymundo Riva Palacio, con el título “La conexión Puerto Rico”, señala que la trama Carlos Joaquín-Brizuela Guevara involucra a mafias rusas y rumanas, a más de una decena gobiernos, cárteles de las drogas mexicanas, guerrillas colombianas, funcionarios del gobierno del presidente López Obrador, embajador en Canadá y un agente de inteligencia venezolano con ciudadanía mexicana, en una operación tricontinental de lavado de dinero y drogas.

         Esto no es un thriller, advierte, sino una realidad que supera la ficción y forma parte de una investigación de las cuatro agencias de Estados Unidos, que descubrieron en el hackeo de millones de correos de la Secretaría de la Defensa Nacional, la punta de la madeja.

         La investigación está armando un rompecabezas complejo que presume que el “lavado”, que tiene como eje San Juan, Puerto Rico, por la laxitud de sus controles financieros, con ramificaciones importantes en Cancún, Punta Cana (República Dominicana), Los Roques (Venezuela), y en menor medida Belice, Colombia, Nicaragua, Brasil y Panamá, tiene como propósito financiar la llamada revolución bolivariana y acciones terroristas.

         Las agencias estadounidenses comenzaron la investigación en 2019 siguiendo las rutas del “lavado”, pero hasta que apareció Guacamaya Leaks el año pasado, como se llama al hackeo de un grupo misterioso a la Secretaría de la Defensa Nacional, se alcanzó su dimensión.

         Una primera fotografía de esta investigación la aportó la reportera María Idalia Gómez en un trabajo dividido en dos partes en Eje Central, 16/3/23, 12:58 La conexión Puerto Rico https://www.ejecentral.com.mx/estrictamente-personal-la-conexion-puerto-rico/ 2/4 donde reprodujo varios correos electrónicos del Ejército que muestran cómo en toda esta trama figurarían funcionarios de López Obrador que apostaba, por dinero o ideología, a los fines bolivarianos chavistas.

         Las figuras claves en el caso son Juan Manuel Calderón Jaimes, nombrado en marzo de 2019 cónsul general en Puerto Rico, y Brizuela Guevara, a quien se conoce en Quintana Roo como el Venezolano, pero que se presenta como empresario. Previamente a su designación, Calderón Jaimes, un diplomático de carrera, fue agregado de Asuntos Políticos y de la Sección Consular de la Embajada de México en Venezuela, donde habría sido “cooptado” por los servicios de inteligencia de Nicolás Maduro.

         De acuerdo con un correo de la Defensa del 4 de agosto de 2020, “es agente del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional” del gobierno de Maduro. En ese mismo correo se le identificó como enlace entre los miembros de la mafia rumana en Cancún y los servicios de inteligencia venezolanos, así como el gozne entre Carlos Joaquín, y “organismos criminales trasnacionales”.

         Otro correo enviado por un coronel de inteligencia mexicano en Belice el 31 de enero de 2022 sobre las operaciones financieras del Belice Bank Limited, mencionaría a Brizuela como arquitecto de una estructura a través de varios bancos beliceños hacia Puerto Rico con transferencias de 16/3/23, 12:58 La conexión Puerto Rico https://www.ejecentral.com.mx/estrictamente-personal-la-conexion-puerto-rico/ 3/4 ciudadanos mexicanos, beliceños, guatemaltecos, colombianos y rumanos, que servirían para “movilizar recursos ilícitos de las estructuras financieras de organizaciones criminales mexicanas”.

         En ese entonces, por ejemplo, el diario Por Esto de Quintana Roo, que no se distingue precisamente por ser amigo del ex mandatario -pero sí de Félix González y Roberto Borge-, publicó que empresarios ligados a intereses turbios con recurso de dudosa procedencia, serían los principales benefactores de Carlos Joaquín y comenzarán “en breve” a realizar negocios y operaciones en la entidad.

         Los nombres de estos empresarios, diría, son sinónimo de corrupción, donde destacaba el poblano José Santos Zanella Bretón, quien, por recomendación de Moreno Valle, habría participado en la campaña de Carlos Joaquín, a cambio de “facilidades” para futuros negocios en Quintana Roo, entre ellos una agencia de viajes gubernamental que operaría durante el mandato “joaquinista”, así como la instalación masiva de Uber en el Estado.

         De hecho, Santos Zanella sería quien más se beneficiaría con la operación de esta plataforma digital de transporte, pues manejaba una agencia automotriz ligada directamente a Volkswagen en Puebla, aunque también resaltaba a Brizuela Guevara, amigo cercano a Carlos Joaquín y operador político en la Zona Norte, pese a tratarse de supuesto delincuente consumado.

         Según Por Esto, el venezolano sería conocido como defraudador desde su país natal, aunque salió de Miami rumbo a Cancún huyendo por el delito de fraude.

         Seguiremos insistiendo sobre el tema en la próxima columna, ante la infinidad de datos que nos han proporcionado y sobre los cuales no se involucró a Carlos Joaquín a lo largo de 6 años, como tampoco lo fue en su momento su medio hermano Pedro Joaquín Coldwell.

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con crédito para el autor)

 

*Luis Ángel Cabañas Basulto es un periodista con más de 46 años de experiencia como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de varios medios de comunicación, además de haber fungido como jefe de información de dos ex gobernadores y tres ex presidentes municipales, y escribir cinco libros, uno de ellos pendiente de publicar.

Titulado como Licenciado en Derecho en la Universidad Autónoma de Yucatán, cuenta con ocho Diplomados, tres de ellos en materia de Juicio de Amparo (2017, 2019 y 2021), Derechos Humanos y Sistema Acusatorio; La Familia y los Derechos Humanos; y Acceso a la Justicia en Materia de Derechos Humanos, así como 4 Congresos Internacionales y más de 50 Seminarios, Talleres y Cursos diversos. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Nuevo, sonado escándalo en la Fiscalía!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Mientras la gobernadora de Quintana Roo, la verde-morenista Mara Lezama, está más preocupada por la supuesta posibilidad de ser nombrada una de las últimas colaboradoras de la virtual nueva presidente de México como próxima Secretaria de Turismo, sus propios colaboradores siguen haciendo de las suyas, principalmente en la Fiscalía General del Estado.          No sabemos qué tanto esté involucrado el titular de la dependencia, Raciel López Salazar, no así el Fiscal del Distrito Zona Norte, Sergio Iván Cruz Ledezma, a quien el sábado acusaron desde el portal Noti-Ulin , de tener un  “Edén” y habla de una “red de corrupción y poliamor en la Fiscalía”, según sugestivo título que aparece en redes sociales.          Ignoramos si la propia Mara Lezama lo nombró o si sería “chanchullo” de Raciel López, como lo han sido sus demás
¡Lluvia... de millones de pesos en la SCJN!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Mientras nosotros preocupados por el huracán “Beryl”, una lluvia de millones de pesos gozan los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y de ahí su “indignación” en que se reforme el Poder Judicial, según se puso de manifiesto el martes, con ocasión del tercer foro para la reforma que, bajo el título “Austeridad, fideicomisos y derecho laboral de los trabajadores”, se realizó en Toluca, Estado de México. Ante el presidente del Tribunal en el Estado de México -también del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de esa entidad-, a quien el senador Ricardo Monreal Ávila dijo :  “¡viva también la austeridad para usted!”, el tema de este foro tuvo que ver con la austeridad, fideicomisos y derechos de los trabajadores del Poder, posición jurídica y política. Según se explicó, los derechos laborales de los trabajad
Infierno de mujeres… ¡paraíso de juzgadores!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Las renombradas reformas al Poder Judicial, donde jueces, magistrados y ministros son los principales cuestionados, en estos tiempos de mujeres, que hace 69 años votaron por primera vez, el reclamo popular es que la justicia está muy lejos de la gente, y existe un reproche constante y permanente, donde, tan sólo en el ámbito penal, ¡el 40% de los reclusos de los centros penitenciarios! carecen de sentencia. Acorde con el tema, lo más grave es que, en la mayoría de los casos, las afectadas son mujeres, la mitad de las cuales, por si fuera poco, tampoco tiene sentencia, y tres de cada 10 de ellas han esperado más de dos años una resolución, sin olvidar casos en los que llevan más de 15 años. Lo cierto es que tan sólo el 4% de las investigaciones de las Fiscalías federales o estatales avanza en los tribunales que, para todo, les