Ir al contenido principal

 Palestina, ¡“enemiga” de EE.UU. y la oposición!

                                                               Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*

El presidente de Irán, Ibrahim Raisi declaró que “Israel lanzó el equivalente a 7 bombas atómicas sobre la Franja de Gaza para el genocidio contra Israel, y no hay duda de que Estados Unidos es quien manda y conspira en esta guerra”.

Iniciamos la columna con esta aseveración para darse una idea del tamaño del ataque que ha desplegado esa nación y el verdadero culpable, por lo que nadie con un gramo de cerebro puede hacerse apático y más aun sobre las verdaderas reacciones del resto del mundo, pues el mismo Instituto Israelí de Estudios de Seguridad Nacional aclara: “El 95% de las manifestaciones en todo el mundo son pro-palestinas, mientras que sólo el 5% son pro-israelíes”.

De ese tamaño es la “encrucijada”, aunque existen datos peores. Los hasta hoy 11 mil muertos en Gaza -sí, leyó usted bien- nunca serían posible sin las ¡7 mil toneladas de armamento que en, 123 aviones y 7 barcos, ha enviado Estados Unidos a Israel!

El presidente ese país americano, “dueño del mundo”, Joe Biden, trata de “justificar” su intervención con que Palestina inició la guerra y con una falsa publicación con la que salieron todos “indignados” fue la mentira de 40 bebes falsos decapitados en Israel. Ahora habría que preguntarse ¿por qué no se indignan ahora con los 39 bebes palestinos en incubadoras del hospital Al-Shifa con peligro de muerte por falta de electrificación? ya murieron dos.

Con lo anterior damos entrada a una noticia que a nadie asombra: Los partidos de la oposición, encabezados por el PAN, PRI, PRD y MC, aunque Usted no lo crea, se unieron desde la semana anterior para justificar en forma pública el genocidio de Israel que parece no tener fin y condenaron con diversas palabras el ajusticiamiento diario de los miles de inocentes palestinos.

Existen una y mil justificantes a la guerra, aunque después de buscar y buscar la realidad del caso, dimos con un interesante enlace que le invitamos a conocer para que, como a nosotros inicialmente, no le “lleven al baile”: https://twitter.com/i/status/1719741205326475736

Ahora bien, lo cierto es que el lunes último, con ocasión de la discusión del Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2004 que, por cierto, tuvo una duración de 3 días, entre los primeros temas que dieron inicio a la sesión de la Cámara de Diputados, se incluyó el de Agenda política, relativa a la crisis humanitaria en Palestina.

Primero en hacer uso de la palabra, el petista José Gerardo Rodolfo Fernández Noroña, ex aspirante a la candidatura por la Presidencia de la República, ofreció envidiables, interesantes conceptos que lo convirtieron en el mejor orador del día, ya que parece inconcebible que, a más de un mes del genocidio del pueblo palestino en la franja de Gaza, particularmente, la Cámara no había emitido un pronunciamiento.

Lo cierto, es que, dice Antonio Guterres, secretario general de la ONU, que nadie acusará de izquierdista, de propalestino, de ninguna cosa de este tipo, ya que no es una crisis humanitaria, sino de humanidad.

El ministerio de salud de Palestina dijo, después de 30 días de ataques permanentes de Israel a civiles desarmados, inermes, que había 10 mil 812 personas asesinadas, 4 mil 500 niños. Las imágenes en redes sociales -véalas usted- son brutales, 4 mil 500 niños. ¿Qué hicieron para merecer una muerte tan infame? 2 mil 918 mujeres, 26 mil 905 heridos, 69% de los asesinados mujeres y niños.

El promedio de niños asesinados diariamente por el gobierno del primer ministro de Israel, Benjamín “Bibi”​ Netanyahu, supera el de niños asesinados diariamente por Hitler en el holocausto. El nuevo Holocausto ocurre en Gaza. El nuevo Nazismo es el sionismo.

Supuestamente, el régimen de Israel quiere acabar con los “terroristas del futuro” exterminando bebés y niños. Bombardean sin piedad escuelas y salas materno-infantiles. Son ya 4 mil 500 los pequeños asesinados, además de otros 1,200 enterrados bajo los escombros. Gaza es un cementerio de niños.

A 23 días del genocidio, iban 23 periodistas asesinados, ahora son 39, así como 200 médicos y enfermeras, 489 adultos mayores, más de 63 funcionarios de la ONU; 11 mil muertos y desaparecidos, éstos no contabilizados, 3 iglesias destruidas, 47 mezquitas, 219 escuelas, 200 mil edificios, 200 servicios de salud y ambulancias y todavía no se daba un ataque a las ambulancias que transportaban heridos para llevarlos a otro lugar; 12 hospitales están fuera de servicio.

El representante israelí, en la sede de la ONU, señala que muchos de sus muertos eran miembros de Hamás (Palestina), por lo que se preguntaba hasta cuándo las naciones y organismos internacionales van a tolerar la mentira, el abuso y el genocidio sionista.

El discurso contra el terrorismo y del ataque original de Hamas no tiene cabida, porque lo que estamos viendo es un Estado nacional, Israel, atacando a población civil indefensa, de todas las edades, niños, mujeres y adultos mayores por igual.

Israel, con toda su fuerza bélica, Ejército, recursos económicos y el apoyo de Estados Unidos, había ofrecido un corredor de salida para la Franja de Gaza y acto seguido bombardeó a los civiles que se desplazaban por ese lugar. Ha atacado hospitales donde civiles se habían resguardado, además de la gente que necesitaba atención médica.

Las imágenes son monstruosas, del genocidio. Nadie puede defender semejante barbarie. El peor genocidio transmitido en vivo por los mismos funcionarios de Israel, que han subido a las redes sociales imágenes de los bombardeos.

No estamos hablando de antisemitismo, porque tanto el pueblo palestino como el judío son semitas. Larga vida al pueblo judío y larga vida al palestino. Lo que estamos cuestionando es a Israel en una política criminal, de crímenes de lesa humanidad, crímenes guerra, genocidio contra un pueblo totalmente indefenso. Y lo dice el secretario general de la ONU. El Congreso de la Unión debería haberse ya manifestado, se necesitaba no tener sangre en las venas para ver la monstruosidad.

A riesgo de ser distorsionados, cuando el ejército y gobierno nazi hizo ese bárbaro genocidio contra el pueblo judío, se conocía por rumores, que no era cierto, y hasta que fue derrotado el ejército nazi se supo el tamaño de la monstruosidad, si mal no recordamos, 9 millones de judíos asesinados de todas las edades.

Entonces, 20 millones de soviéticos pagaron con su vida derrotar al ejército nazi, lo que se olvida, pues hoy el genocidio está a los ojos del mundo, las poblaciones de todo el mundo se manifiestan porque pare la masacre, se detenga esto que no es guerra. ¿Cuál ejército tiene Palestina? ¿Cuáles son sus recursos para enfrentar a una de las mayores potencias militares del mundo, apoyado, además, por la máxima potencia militar de EE.UU.?

Veámonos en ese espejo. Si hoy permitimos ese genocidio contra el pueblo palestino, mañana puede ser contra nuestro propio pueblo con cualquier pretexto, que el narco, que somos narco-Estado, que no podemos resolver el problema. Vienen, nos invaden y desaparecen. Porque pareciera que a algunos países la humanidad les estorba, con actitud brutalmente racista.

Las declaraciones de Netanyahu son suficientes para enderezarle un proceso por criminal de guerra y crímenes de lesa humanidad. Nadie con sangre en las venas puede justificar el genocidio que por más de un mes se viene haciendo contra el pueblo palestino. Son actos de cobardía inaudita, de mala fe monumental, de una monstruosidad injustificable en pleno siglo XXI.

Por supuesto que todos condenamos la violencia. Por supuesto que no consideramos la guerra, mucho menos como un camino correcto. Mucho hemos luchado para hacer una transformación no violenta a pesar de las múltiples provocaciones y represión que se sufre desde la derecha de México.

Pero, cerrar los ojos frente a la barbarie, pesadilla, destrucción que se está viviendo particularmente en la Franja de Gaza, es injustificado. Más allá de banderas políticas, no justifiquemos estos crímenes de Israel. No confundamos nuestro respeto y reconocimiento al pueblo judío con la actitud criminal de Israel.

¿Cómo se puede justificar que se bombardeen hospitales y destruyan el Centro de Atención a Cáncer más importante de Palestina hace unos días o se bombardeen ambulancias matando a 4 mil 104 niños? La cifra es fría, pero eran niños con nombre, apellido, esperanza e ilusiones, que cayeron víctimas de estos bombardeos hasta con fósforo blanco, se llama, con lo que están bombardeando a Palestina. Es una barbarie.

Tenemos que alzar la voz frente a semejante genocidio. No pidamos un alto al fuego, sino construir un Estado palestino. Está ahí el Estado de Israel, no se discute esa situación.

No nos vamos a la historia, ni a un recuento. Sólo estamos hablando de más de un mes de bombardeo indiscriminado a una población civil sin agua, electricidad, alimentos, combustible ni dónde resguardarse en cada bombardeo.

No hay un lugar seguro, ninguna posibilidad de salvarse. Testimonios de periodistas dicen: “Tenemos la vida acabada, nos van a matar, lo único que tenemos que ver es en qué momento”. Y lo matan a todas horas. Sorprende que a alguien le valga bolillo.

Lo que le sucede a Palestina le puede suceder a cualquier pueblo del mundo. Debemos ser solidarios con cualquier pueblo que sufre para tener autoridad moral por si alguna vez -esperemos que nunca suceda-, se nos diera una situación similar recibamos también la solidaridad del mundo.

La verdad, ante todo, larga vida a Palestina. Larga vida al pueblo judío. Y que termine de una vez ese genocidio.

El presidente de Palestina, Mahmud Abbás, afirma que “no existen palabras para describir la guerra genocida y la destrucción infligida al pueblo palestino en Gaza por la maquinaria asesina israelí”. “¿Cómo puede el mundo permanecer en silencio ante la matanza y heridas de más de 40 mil palestinos, predominantemente niños y mujeres, y la destrucción de decenas de miles de hogares, infraestructuras, hospitales y refugios?”, lamentó.

Sin embargo, lamentablemente, los 11 mil muertos en Gaza, nunca serían posible sin las 7 mil toneladas de armamento que en 123 aviones y 7 barcos ha enviado EE.UU. a Israel. Los responsables del genocidio tienen nombre.

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con crédito para el autor)

 

*Luis Ángel Cabañas Basulto es un periodista con más de 47 años de experiencia como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de varios medios de comunicación, además de haber fungido como jefe de información de dos ex gobernadores y tres ex presidentes municipales, y escribir cinco libros, uno de ellos pendiente de publicar.

Titulado como Licenciado en Derecho en la Universidad Autónoma de Yucatán, cuenta con siete Diplomados, tres de ellos en materia de Juicio de Amparo (2017, 2019 y 2021), Derechos Humanos y Sistema Acusatorio; La Familia y los Derechos Humanos; y Acceso a la Justicia en Materia de Derechos Humanos, así como con más de 75 Seminarios, Talleres, Cursos y Conferencias.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Nuevo, sonado escándalo en la Fiscalía!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Mientras la gobernadora de Quintana Roo, la verde-morenista Mara Lezama, está más preocupada por la supuesta posibilidad de ser nombrada una de las últimas colaboradoras de la virtual nueva presidente de México como próxima Secretaria de Turismo, sus propios colaboradores siguen haciendo de las suyas, principalmente en la Fiscalía General del Estado.          No sabemos qué tanto esté involucrado el titular de la dependencia, Raciel López Salazar, no así el Fiscal del Distrito Zona Norte, Sergio Iván Cruz Ledezma, a quien el sábado acusaron desde el portal Noti-Ulin , de tener un  “Edén” y habla de una “red de corrupción y poliamor en la Fiscalía”, según sugestivo título que aparece en redes sociales.          Ignoramos si la propia Mara Lezama lo nombró o si sería “chanchullo” de Raciel López, como lo han sido sus demás
¡Lluvia... de millones de pesos en la SCJN!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Mientras nosotros preocupados por el huracán “Beryl”, una lluvia de millones de pesos gozan los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y de ahí su “indignación” en que se reforme el Poder Judicial, según se puso de manifiesto el martes, con ocasión del tercer foro para la reforma que, bajo el título “Austeridad, fideicomisos y derecho laboral de los trabajadores”, se realizó en Toluca, Estado de México. Ante el presidente del Tribunal en el Estado de México -también del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de esa entidad-, a quien el senador Ricardo Monreal Ávila dijo :  “¡viva también la austeridad para usted!”, el tema de este foro tuvo que ver con la austeridad, fideicomisos y derechos de los trabajadores del Poder, posición jurídica y política. Según se explicó, los derechos laborales de los trabajad
Infierno de mujeres… ¡paraíso de juzgadores!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Las renombradas reformas al Poder Judicial, donde jueces, magistrados y ministros son los principales cuestionados, en estos tiempos de mujeres, que hace 69 años votaron por primera vez, el reclamo popular es que la justicia está muy lejos de la gente, y existe un reproche constante y permanente, donde, tan sólo en el ámbito penal, ¡el 40% de los reclusos de los centros penitenciarios! carecen de sentencia. Acorde con el tema, lo más grave es que, en la mayoría de los casos, las afectadas son mujeres, la mitad de las cuales, por si fuera poco, tampoco tiene sentencia, y tres de cada 10 de ellas han esperado más de dos años una resolución, sin olvidar casos en los que llevan más de 15 años. Lo cierto es que tan sólo el 4% de las investigaciones de las Fiscalías federales o estatales avanza en los tribunales que, para todo, les