Ir al contenido principal

¿Por qué cuesta tanto dinero la SCJN?

                                                                 Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*

De acuerdo con la Agenda política relativa a los recursos de los fideicomisos del Poder Judicial de la Federación para Guerrero, presentada el día 15 en sesión de la Cámara de Diputados, 21 mil millones de pesos de dinero del pueblo desvió el Poder Judicial a fideicomisos sin atribuciones legales ni autoridad moral ni política, aunque se determinó que 15 mil millones vayan de apoyo a damnificados de Guerrero, en Acapulco y Coyuca de Benítez, entre otros afectados.

La derecha salió a defender, así como al INE, que la Suprema Corte de Justicia de la Nación no se toca porque, supuestamente, se están afectando los derechos de los trabajadores. Y, Norma Piña, su presidenta, aceptó por fin que esos 15 mil millones vayan a los damnificados, y se cayó todo el discurso, los argumentos y mentira con que la derecha -es decir el PAN, principalmente- ha querido defender lo indefendible.

El diputado del Partido del Trabajo, José Gerardo Rodolfo Fernández Noroña, ex aspirante a candidato a la Presidencia de la República, opinaba que, pero luego, cómo son de tramposos, y que el Poder Judicial es el más corrompido del país. Ya se salvó el Legislativo, por ser mayoritariamente de su movimiento; el Ejecutivo, por ser con López Obrador, pero el Judicial, que es el más corrompido, no lo han podido transformar.

Del estudio, “¿Por qué nos cuesta tanto dinero la Suprema Corte?”, del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), de Ana Laura Magaloni y Carlos Elizondo Mayer-Serra, nadie dirá que es de la cuarta transformación, pues la primera participó en un Comité que preparó los expedientes donde ambos terminaron siendo consejeros electorales la legislatura pasada, y que propuso precisamente la derecha.

La Corte vale más que cualquier Poder Judicial de los Estados -según estudio del Presupuesto del 2009, que salió en 2010-, vale el 100% la Corte, 60% el Poder Judicial del Estado de México y luego, muy lejos, sigue el de Veracruz, 36%.

Este dato es de oro para los que defienden a la Corte. Es la más cara del mundo, con 3 mil 224 millones, que equivaldría a un universo de 100%. La Corte, a pesar del tipo de cambio en la moneda más fuerte, el dólar, es de mil 192 millones de pesos. Así, vale 37% de la Corte en México; la de Canadá 15.2%; la de Alemania 13.4%; la de España, 12.8%; la de Colombia 3.3%; la de Perú 2.9%.

También tiene el menor número de productividad, 94% entre los asuntos recibidos y resueltos frente a otras Cortes del mundo.

Y este dato, también de oro, tiene el mayor número de funcionarios del mundo. La Corte en México tiene 3 mil 116 funcionarios, por solo 483 de Estados Unidos, 278 de la de España, 209 de la de Canadá, la de Alemania 167 y, por si no fuera suficiente, de sus integrantes, sólo el 25% atiende funciones sustantivas, el 75% es personal administrativo, además que hay nepotismo y una serie de cosas de esa naturaleza.

Dicho de otra manera, estaba muy inquieta la diputada Margarita Zavala, pero Fernández Noroña no habló del que apoda “tomandante Borolas”, Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa, sino de la Corte, que defienden PAN, PRI, PRD y MC, que es el poder más corrompido del país, la más cara del mundo y, con todo, defienden ese reducto del poder conservador.

Cuando iba a empezar la sesión del día 15, el petista pensó que iban a volver a los tiempos de la oposición, en que le hablaba al aire porque estaba vacío, y ahora había pocos diputados por ser sesión semipresencial, pero el puñadito de diputados paniaguados, como les dice, nunca aguanta los argumentos, no pueden tolerar que se habla con verdad, con razón, pero el estudio del CIDE, no lo inventó él, sino lo dijo una funcionaria de derecha.

Eso están defendiendo. Están defendiendo que, de la Corte, miles de millones de pesos de dinero del pueblo se mande a fideicomisos por privilegios del Poder Judicial, que tiene los sueldos más altos del mundo.

Decía una diputada paniaguada que no había gente, pero los poquitos que había no aguantaban los argumentos. Siempre “el doctor” Noroña, como se autonombra, tenía que darles su “medicina” para llevarse en Navidad y no lo extrañen, porque no aguantan, saqueadores, protectores de corruptos. Un oscuro juez federal le dio un amparo al propio Poder Judicial, con lo que son juez y parte. Tamaña desvergüenza.

A la Cámara fueron a arroparse en que estaban preocupados por los damnificados de Guerrero, que no había ni un centavo -15 mil millones y dicen nada-, no sólo callan como momias, sino que fueron a venir a decir que es una supuesta “venganza” contra el Poder Judicial sacrosanto e impoluto. Actúan como pandilla de corruptos, de maleantes, por eso defienden a la SCJN.

Pero, su candidata Xóchitl Gálvez dice que, tocándose el nervio, “tengo hambre de sed” ¿qué es eso? Ni siquiera puede plagiar bien un discurso, el de Luis Donaldo Colosio, que veía un pueblo con hambre y sed de justicia. “Tengo hambre de sed”, y luego le desconectaron el teleprompter y ya no supo qué decir.

Imagínense para encabezar los destinos de la nación una persona incapaz de articular dos palabras si no las está leyendo. El discurso que le hicieron, que ni siquiera había leído antes, porque si no lo hubiera leído bien. Se le pondría “un monumento” por haber puesto a esa virtual candidatura, porque los van a hacer pinole. No le van a ver ni el polvo a Morena.

Claudia Sheinbaum está preocupada de que salgan también las encuestas, que se confíe el pueblo, porque es avasallador el triunfo que se perfila. Y si siguen defendiendo a corruptos, como a la Corte, la más cara del mundo, con los sueldos más altos, con el mayor número de personal administrativo, con el mayor nivel de baja productividad, defendiendo delincuentes, no tienen remedio. No entienden que no entienden.

Tuvieron toda la oportunidad para responder y ni eso pudieron hacer. Estuvieron como chinicuiles en comal, brincando frente a cada argumento, frente a cada verdad, porque no toleran la verdad, porque no toleran los argumentos, porque lo único que saben es injuriar, mentir, intrigar, tergiversar, pero ni el último reducto que les queda, el Poder Judicial, los salvará.

Se debe cambiar la Constitución para que los jueces y la Corte sean electos por el pueblo, el que puede lo más puede lo menos. Debe ser un Poder Judicial que verdaderamente sirva al pueblo y dé justicia porque, efectivamente, hay hambre y sed de justicia en nuestro pueblo.

No hay, se venden al mejor postor. No les basta tener la Corte más cara del mundo. Son una pandilla de corruptos, salvo honrosas excepciones. Por eso el ministro Zaldívar tuvo que solicitar su renuncia, porque era irrespirable, faccioso, podrido el ambiente en la Corte. Y cómo les ha dolido que Zaldívar se sume al movimiento morenista. Pero es así, es así.

La verdad es que ya no sabemos qué hacer con tantos priistas que van hacia la cuarta transformación, seguramente porque en su partido ya no se hallan. Y al rato el PAN va a pasar por la mismo.

Van a desaparecer políticamente, porque en vez de estar del lado del pueblo están del lado de los corruptos, vendepatrias, traidores a los intereses de la patria y, sobre todo, de quienes, en vez de impartir justicia, venden sus sentencias y se amparan a sí mismos, a pesar de ser la Corte más cara del mundo.

Finalmente, compartimos el muy interesante estudio de Ana Laura Magaloni y Carlos Elizondo (2010) sobre el costo de la SCJN. Entre los puntos más importantes, destaca:

-La reforma de 1994 estableció entre otros cambios, la autonomía presupuestaria de la SCJN. Sin embargo, los autores encuentran que eso no mejoró el uso de los recursos públicos en la Corte.

-La SCJN nos cuesta 3 veces más que la Suprema Corte de Estados Unidos, 6 veces más que la de Alemania, 30 veces más que la Corte Constitucional de Colombia.

-La SCJN es mucho menos eficiente que las Cortes de Alemania o Colombia, si consideramos casos que ingresan contra casos resueltos.

-La SCJN tiene 6 veces más empleados que la de Estados Unidos, 18 veces más empleados que la corte de Alemania y 21 veces más que la de Colombia. El 75% de los puestos en la SCJN son de tipo Administrativo y sólo 25% tienen funciones Jurisdiccionales (es decir, que hacen estudios y redactan proyectos)

-Según datos de 2009, un ministro de la SCJN gana 145% más que su equivalente de Estados Unidos.

-Las pensiones vitalicias de sus Ministros no son transparentes, pero, según los autores, además de pensión reciben seguro médico, presupuesto para comidas, chofer, auxiliares y asistentes.

-Según los autores, la reforma de nada ayudó para aumentar la confianza de los ciudadanos en la Corte, porque, en una encuesta, apenas el 13% aseguraba confiar mucho en la SCJN.

 

*Luis Ángel Cabañas Basulto es un periodista con más de 46 años de experiencia como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de varios medios de comunicación, además de haber fungido como jefe de información de dos ex gobernadores y tres ex presidentes municipales, y escribir cinco libros, uno de ellos pendiente de publicar.

     Titulado como Licenciado en Derecho en la Universidad Autónoma de Yucatán, cuenta con siete Diplomados, tres de ellos en materia de Juicio de Amparo (2017, 2019 y 2021), Derechos Humanos y Sistema Acusatorio; La Familia y los Derechos Humanos; y Acceso a la Justicia en Materia de Derechos Humanos, así como con más de 75 Seminarios, Talleres, Cursos y Conferencias. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Nuevo, sonado escándalo en la Fiscalía!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Mientras la gobernadora de Quintana Roo, la verde-morenista Mara Lezama, está más preocupada por la supuesta posibilidad de ser nombrada una de las últimas colaboradoras de la virtual nueva presidente de México como próxima Secretaria de Turismo, sus propios colaboradores siguen haciendo de las suyas, principalmente en la Fiscalía General del Estado.          No sabemos qué tanto esté involucrado el titular de la dependencia, Raciel López Salazar, no así el Fiscal del Distrito Zona Norte, Sergio Iván Cruz Ledezma, a quien el sábado acusaron desde el portal Noti-Ulin , de tener un  “Edén” y habla de una “red de corrupción y poliamor en la Fiscalía”, según sugestivo título que aparece en redes sociales.          Ignoramos si la propia Mara Lezama lo nombró o si sería “chanchullo” de Raciel López, como lo han sido sus demás
¡Lluvia... de millones de pesos en la SCJN!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Mientras nosotros preocupados por el huracán “Beryl”, una lluvia de millones de pesos gozan los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y de ahí su “indignación” en que se reforme el Poder Judicial, según se puso de manifiesto el martes, con ocasión del tercer foro para la reforma que, bajo el título “Austeridad, fideicomisos y derecho laboral de los trabajadores”, se realizó en Toluca, Estado de México. Ante el presidente del Tribunal en el Estado de México -también del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de esa entidad-, a quien el senador Ricardo Monreal Ávila dijo :  “¡viva también la austeridad para usted!”, el tema de este foro tuvo que ver con la austeridad, fideicomisos y derechos de los trabajadores del Poder, posición jurídica y política. Según se explicó, los derechos laborales de los trabajad
Infierno de mujeres… ¡paraíso de juzgadores!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Las renombradas reformas al Poder Judicial, donde jueces, magistrados y ministros son los principales cuestionados, en estos tiempos de mujeres, que hace 69 años votaron por primera vez, el reclamo popular es que la justicia está muy lejos de la gente, y existe un reproche constante y permanente, donde, tan sólo en el ámbito penal, ¡el 40% de los reclusos de los centros penitenciarios! carecen de sentencia. Acorde con el tema, lo más grave es que, en la mayoría de los casos, las afectadas son mujeres, la mitad de las cuales, por si fuera poco, tampoco tiene sentencia, y tres de cada 10 de ellas han esperado más de dos años una resolución, sin olvidar casos en los que llevan más de 15 años. Lo cierto es que tan sólo el 4% de las investigaciones de las Fiscalías federales o estatales avanza en los tribunales que, para todo, les