Ir al contenido principal
Félix González, ¡por su tercer sexenio!


                                      Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*
Hasta hoy ignoramos cuál sea el santo de su devoción, pero lo cierto es que le ha dado magníficos resultados al ex gobernador priísta de Quintana Roo, Félix González, quien, de nueva cuenta, resulta prácticamente ileso de su más reciente “travesura”, en el sentido de andar arrancando los pendones de publicidad del candidato de la oposición a gobernador de ese Estado.
Ampliamente difundido en redes sociales ante la imposibilidad de hacerlo por los medios de comunicación controlados por el propio ex mandatario -obvio, a través del Vocero de su “ahijado” Roberto Borge Angulo-, en los últimos días trascendió profusamente la imagen grabada del cozumeleño arrancando un pendón de Carlos Joaquín González.
Sabedor de que estaba siendo grabado, como si eso no fuera suficiente, y con una evidente muestra de prepotencia e impunidad, que más mueven a pensar en preocupación e impotencia ante el avance del abanderado de la coalición PAN-PRD, el ahora senador de Tamalcab -por Quintana Roo no ha hecho nada-, todavía se dio el lujo de decir “arriba Mauricio Góngora”.
Calificado por organismos académicos y ciudadanos como “uno de los peores senadores del país”, éste tiene mucha razón, sin embargo, en pronunciarse por el alcalde con licencia del municipio de Solidaridad, ya que para nadie es un secreto que representa la continuidad de su propio gobierno, ex decir “más de lo mismo”, luego de que hiciera lo que quiso con Quintana Roo durante el periodo de Roberto Borge.
Un “muchachote” disciplinado de puros “dieces” en la escuela, a decir de su tío, el ex gobernador Miguel Borge Martín -nuestros respetos- la única ocasión en que el mandatario intentó meter las manos para defenderse de su “padrino” fue cuando eligió como “delfín” para la sucesión al diputado federal José Luis “Chanito” Toledo Medina, pero Félix González se le volvió a anticipar con el cuestionado Mauricio Góngora.
Imagínese qué tanta influencia tendrá el disque legislador, que lo que menos se esperaba tras su última “travesura” era algún llamado de atención de su bancada del Senado, que lo reconviniera la cúpula priísta, que lo despedazaran los medios o, por lo menos, que lo “justificaran” el PRI o las autoridades electorales, como suele ocurrir con el partido en el poder.
Pero no ocurrió nada de eso, y ni fue necesario, salvo el caso de un colega que, contra todo sentido común, cuestionó al PAN y PRD por no cesar en su empeño de ver sentado en el banquillo de los acusados al “pobre” Félix González, quien “a su muy particular entender (de la oposición) cometió una gravísima violación a la Ley Electoral por haber arrancado de la puerta de una casa ¡un pendón!, ¡uno solo!, de su candidato a gobernador Carlos Joaquín, contando -como ya se demostró- (según él) con la anuencia de los dueños del inmueble”.
Añade que “quizá el error del senador fue quitar él mismo la propaganda puesta sin permiso en casa de una familia amiga suya, pero creemos también que exageran un poco los opositores en su supuesta indignación y que esa sobre inflada enjundia la deberían canalizar en mejores causas, pues más que efectivo, el numerito se ve electoralmente mediático. Y estos, como ya sabemos, suelen terminar en el baúl de los recuerdos”.
Tristemente, por eso mismo, los yerros y burlas a cargo de quienes tienen la obligación de hacer exactamente lo contrario son pan de cada día, y aunque a veces presuponíamos demasía de inteligencia en el ex gobernador, ahora vemos que, o bien peca de ingenuidad o de una mitomanía, que no puede menos que recordarnos a Carlos Mario Villanueva Tenorio.
En efecto, Félix González, por lo que se ve, debidamente asesorado, asume que “siempre HE SIDO RESPETUOSO DE LA LEGALIDAD, y sobre todo de los adversarios de mi partido”. En ambos casos, los hechos demuestran exactamente lo contrario.
Al creer que “NO HE VIOLADO NINGUNA LEY ELECTORAL”, y afirmar que “se han distorsionado los hechos reales”, afirma que “todo aquel ciudadano que no haya consentido o autorizado la colocación de propaganda electoral en su domicilio, e incluso habiéndola autorizado en algún momento, si ya no es su deseo que dicha propaganda permanezca en su propiedad, tiene el derecho a retirarla cuando así lo quiera y ello no implica violación a la ley”.
Luego entonces, ¿para qué arrancarla él? Es capaz de aducir exceso de caballerosidad, al indicar que “todos los ciudadanos en su domicilio tienen el derecho” y que la Sra. Severa Carrasco, viuda de quien en vida fuera presidente priista de ese seccional, en su domicilio TIENE EL DERECHO y libertad de decidir qué propaganda electoral permanece o cuál no en su interior”.
En nueva muestra de su mitomanía, Félix González reitera que “siempre HE SIDO RESPETUOSO DE LA LEGALIDAD y de la diversidad de ideas derivadas de todos los procesos políticos”. Uno a uno, y día con día nuestra columna se ha encargado de desmentir su dicho.
¿Quiere Usted seguirse riendo con sus mentiras? El “padrino” de Mauricio Góngora concluye que “Siempre he trabajado cerca de la gente y soy hombre de partido que lucha todos los días porque sabe que la confianza ciudadana se tiene que refrendar visitando las casas, escuchando a las personas como siempre me lo dicen mis compañeros, por eso participo en los procesos electorales, dentro del marco de la ley, como un priista más, caminando codo a codo con mis compañeros de partido”.
Como siempre, en interesante reportaje, Noticaribe desnuda a quien busca gobernar Quintana Roo por tercera ocasión, cuando señala que “la organización ‘Atlas Político’, en su última evaluación del desempeño de los senadores, González Canto es el sexto peor representante ante la llamada ‘Cámara Alta’ de las 32 entidades.
El cozumeleño ocupa el lugar 122 del ranking de un total de 128 senadores, con una calificación de 0.53 a partir del promedio de cinco indicadores. En el primer lugar de este ranking de senadores está la panista Mariana Gómez del Campo Gurza con un promedio de 3.64.
González Canto, en el indicador de transparencia, tiene “cero” pues no ha presentado la declaración “3 de 3”, ni ha dado cuenta de sus gastos de campaña de la elección de 2012 en la que fue electo.
         Durante la sesión ordinaria del martes en el Senado se esperaba que algún representante del PAN o PRD hiciera algún comentario sobre el caso de los pendones, pero no hubo de piña: Ninguno está preocupado por lo que pasa con su candidato en Quintana Roo, no así en el la Cámara de Diputados, donde por fin alguien dijo “esta boca es mía: La legisladora quintanarroense del PAN, Patricia Sánchez Carrillo.
Desde la curul, la legisladora dijo: “Únicamente para llamar la atención de esta honorable Cámara, en el sentido de que el pasado fin de semana, el senador por estado de Quintana Roo y ex gobernador del mismo, se dio a la tarea de destruir los pendones del candidato de la UNE, PAN-PRD en el Estado, provocando con esto la violencia y una falta de respeto a la democracia y a la sociedad. Hoy día es el embajador, pero de pendones”.
El presidente en turno de la Mesa Directiva, el perredista José de Jesús Zambrano Grijalva, sólo acertó a señalar: “Quedan registradas sus expresiones”. 
Al parecer, según dio cuenta hace unos momentos Noticaribe, senadores del PAN y el PRD habrían pedido en punto de acuerdo a su homólogo priista conducirse con apego a la ley en las elecciones de Quintana Roo, en tanto el presidente del Senado, el panista Roberto Gil, aseguró ayer que el fuero no protege a González Canto.

“Ningún legislador tiene fuero para evadir una responsabilidad administrativa; sí para una responsabilidad penal. Va a depender del análisis que hagan las autoridades”, expuso.
El mal ejemplo de Félix González, lamentablemente, no queda ahí, ya que todo hace suponer que existe una abierta campaña del PRI contra el rival de su “ahijado” Mauricio Góngora, sobre todo en el caso de Cancún, donde, al igual que en Chetumal, la represión ha sido la principal característica del partido en el poder, cuyo sello especial es la quema de vehículos, aunque más frecuente el desprendimiento PAGADO de pendones: 
Ahora sin un operador político confiable, por la justificada renuncia de Gabriel Mendicuti Loría la Secretaría de Gobierno, el desaparecido Roberto Borge ha echado mano de un cero a la izquierda para “responsabilizarse” de la política interna, que incluye las elecciones: El ex diputado federal, ex alcalde de Solidaridad, ex titular de Desarrollo Social y demás linduras de las que ya nos ocuparemos, Román Quian Alcocer.

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con la cita del nombre de su autor)

*Luis Angel Cabañas Basulto, periodista yucateco residente de Chetumal, Quintana Roo, con más de 39 años de trayectoria como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de diversos medios de información, ha sido Jefe de Información de dos gobernadores y tres presidentes municipales, y publicado tres libros.

luancaba@hotmail.com                                                      leg_na2003@yahoo.com.mx                                 
luancaba.qroo@gmail.com                 
http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                               
@legna2003                                                                 http://luisangelqroo.blogspot.mx

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Nuevo, sonado escándalo en la Fiscalía!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Mientras la gobernadora de Quintana Roo, la verde-morenista Mara Lezama, está más preocupada por la supuesta posibilidad de ser nombrada una de las últimas colaboradoras de la virtual nueva presidente de México como próxima Secretaria de Turismo, sus propios colaboradores siguen haciendo de las suyas, principalmente en la Fiscalía General del Estado.          No sabemos qué tanto esté involucrado el titular de la dependencia, Raciel López Salazar, no así el Fiscal del Distrito Zona Norte, Sergio Iván Cruz Ledezma, a quien el sábado acusaron desde el portal Noti-Ulin , de tener un  “Edén” y habla de una “red de corrupción y poliamor en la Fiscalía”, según sugestivo título que aparece en redes sociales.          Ignoramos si la propia Mara Lezama lo nombró o si sería “chanchullo” de Raciel López, como lo han sido sus demás
¡Lluvia... de millones de pesos en la SCJN!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Mientras nosotros preocupados por el huracán “Beryl”, una lluvia de millones de pesos gozan los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y de ahí su “indignación” en que se reforme el Poder Judicial, según se puso de manifiesto el martes, con ocasión del tercer foro para la reforma que, bajo el título “Austeridad, fideicomisos y derecho laboral de los trabajadores”, se realizó en Toluca, Estado de México. Ante el presidente del Tribunal en el Estado de México -también del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de esa entidad-, a quien el senador Ricardo Monreal Ávila dijo :  “¡viva también la austeridad para usted!”, el tema de este foro tuvo que ver con la austeridad, fideicomisos y derechos de los trabajadores del Poder, posición jurídica y política. Según se explicó, los derechos laborales de los trabajad
Infierno de mujeres… ¡paraíso de juzgadores!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Las renombradas reformas al Poder Judicial, donde jueces, magistrados y ministros son los principales cuestionados, en estos tiempos de mujeres, que hace 69 años votaron por primera vez, el reclamo popular es que la justicia está muy lejos de la gente, y existe un reproche constante y permanente, donde, tan sólo en el ámbito penal, ¡el 40% de los reclusos de los centros penitenciarios! carecen de sentencia. Acorde con el tema, lo más grave es que, en la mayoría de los casos, las afectadas son mujeres, la mitad de las cuales, por si fuera poco, tampoco tiene sentencia, y tres de cada 10 de ellas han esperado más de dos años una resolución, sin olvidar casos en los que llevan más de 15 años. Lo cierto es que tan sólo el 4% de las investigaciones de las Fiscalías federales o estatales avanza en los tribunales que, para todo, les