Ir al contenido principal

¿Ahora sí caerá el Fiscal López Salazar?

                                                                                 Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*

Impuesto hace menos de un año por la gobernadora verde-morenista Mara Lezama y su incondicional Congreso del Estado, todo haría suponer que el Fiscal General de Quintana Roo, Raciel López Salazar, y su pandilla de chiapanecos estarían viendo sus últimos días en esa dependencia, tras los últimos acontecimientos que hicieron ver muy mal al recomendado del controvertido ex Secretario de Gobernación, Adán Augusto López.

Tras una serie de irregularidades de los que dimos cuenta en su momento, la gota que derramó el vaso fue el pachangón que armó su ahora ex director de la Policía de Investigación, Pedro León Toro Peña, para la fiesta de su hija María Fernanda en el exclusivo salón de fiestas “Country Royal” de Tuxtla Gutiérrez, con un costo superior a los 600 mil pesos, y la contratación de Los Tucanes de Tijuana, por 3.5 millones de pesos.

El “festejito” fue el 18 de mayo último, pero Raciel López “se enteró” hasta esta semana, a raíz de su publicación en el periódico Reforma, por lo que se vio obligado a correr a su paisano chiapaneco, pese a que, para todos, el propio Fiscal habría asistido a ese festejo, resguardado precisamente por la Policía de Investigación.

Para acabarla de amolar, y lejos de contratar a algún quintanarroense, como siempre se le ha demandado, Raciel López optó por otro chiapaneco para ocupar el lugar de Toro Peña: El entonces director de Coordinación y Desplazamiento, Jorge Alberto Paniagua Romero.

El “nuevo funcionario” no tiene historial de envidia, ya que, de acuerdo con el portal Código Rojo, el  2 junio de 2020, como coordinador de Despliegue Territorial de la Secretaría de Seguridad Pública de Puebla, fue sacado de las instalaciones de la corporación por los propios policías, que dijeron desconocerlo porque desde que lo asignó Raciel López no había tenido acercamiento con ellos.

Durante una protesta para exigir un incremento salarial, Paniagua Romero evitó sumarse a la movilización, ya que era muy cercano y de confianza del entonces titular de la Secretaría, Raciel López, aunque fue sacado hasta la calle, le cerraron la puerta e indicaron que no volvería a entrar. Fue despojado de insignias, armamento y equipo de radiocomunicación.

Ahora bien, respecto a Toro Peña, la Fiscalía informó haber remitido su caso a la Fiscalía Especializada en Asuntos Internos para una investigación exhaustiva que determine si hubo alguna falta en su desempeño como servidor público.

Aseguró que garantiza medidas necesarias para esclarecer esta situación con la debida diligencia y que actuará con el rigor necesario para mantener la confianza en las instituciones de justicia, lo que subraya la importancia de la responsabilidad y rendición de cuentas en las altas esferas de la administración

El ahora ex funcionario, originario de San Cristóbal de las Casas, había sido nombrado en julio de 2023, con un sueldo mensual de 67 mil pesos netos, por lo que “debió ahorrar” 52 salarios mensuales, o sea vivir de prestado 4 años y 4 meses de trabajo solamente para pagarle a los Tucanes.

Antes, dirigió la Policía Ministerial de Chiapas entre 2015 y 2018 y en 2020 fue subsecretario estatal de Seguridad Pública en Puebla. Tras la muerte del gobernador Miguel Barbosa, Morena acusó a León Toro de “ser parte de una mafia” por lo que fue despedido, aunque, en junio de 2023, fue nombrado director de la Policía de Investigación.

A todo esto, aunque Usted no lo crea, el presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia de Quintana Roo, Jorge Escudero Buerba, expresó su voto de confianza a Toro Peña, al cuestionar las motivaciones detrás de lo que calificó como “campaña de desprestigio”, ya que la fiesta podría haber sido el resultado de años de ahorro, dados los significativos esfuerzos personales que implica un evento de tal importancia familiar.

Además, criticó la invasión a su vida personal, argumentando que su desempeño profesional en el Estado ha sido respaldado por evidencia sólida. “Es injusto que se ataque su vida personal cuando ha demostrado compromiso y resultados en su labor,” afirmó.

Por cierto, el día de la fiesta, Los Tucanes arribaron y regresaron en avión privado. Su vocalista, Mario Quintero, entonó “arriba la quinceañera” al lado de la festejada, en un escenario con tres mega pantallas, donde se presumía el álbum de la agrupación: Corridos Time.

“Si eres pobre, te humilla la gente, / si eres rico, te tratan muy bien. / Un amigo se metió a la mafia / porque pobre ya no quiso ser”, se cantaría en un espectáculo que duró casi dos horas.

         Para quienes padecen de la memoria, el 24 de julio de 2003, con título “¡Chiapanecos peligrosos, en la Fiscalía!” publicamos sobre Toro Peña:

https://www.blogger.com/blog/post/edit/8285062238878642114/6585715432751606318

Polémico ex comandante originario de San Cristóbal, es el recién nombrado Director General de la Policía de Investigación en Quintana Roo: Se trata de Pedro León Toro Peña, parte del medio centenar de colaboradores del nuevo fiscal, Raciel López Salazar, quien, tal y como se esperaba, está trayendo personal foráneo para las direcciones de la institución.

De esta manera, Raciel López, también originario de Chiapas, aunque de Tonalá, está conformando equipo con personal que colaboró con él desde que fue Fiscal General en Chiapas y Secretario de Seguridad Pública de Puebla, aunque el tema de Toro Peña se cuece aparte, ya que no sólo carece de algún arraigo en el Estado o desempeño previo en corporaciones del Estado.

Según el portal Cambio 22, León Toro, es uno de los incondicionales de Raciel López, con quien trabajó hasta 2021 en la Secretaría de Seguridad Pública de Puebla, como subsecretario de Coordinación y Operación Policial, aunque ambos salieron en 2021 en medio de señalamientos de abusos de autoridad y presuntos nexos con el crimen organizado.

Como señalaba el periodista Alberto Melchor en mayo de 2020 en la página E-consulta.com, Raciel López ratificó a León Toro como subsecretario de Coordinación y Operación Policial, a pesar de que durante su paso como mando en distintas áreas de seguridad pública de Chiapas fue acusado de nexos con el crimen organizado y enriquecimiento ilícito.

En ese entonces, se confirmó el nombramiento de la chiapaneca Karina Saucedo Castro como encargada de Vialidad Estatal, pero también se le tomó protesta a León Toro para la Subsecretaría, aunque despachaba desde hacía un mes.

Dicha área había tenido tres cambios en la administración del finado Miguel Barbosa, el primero Narciso Peña Cortés, pero a principios de ese año lo relevaron Eduardo Galindo Castro, y luego León Toro, quien inició su carrera en seguridad pública como policía estatal de Chiapas.

A diferencia de Karina Saucedo, quien carece de algún antecedente público en Internet sobre su desempeño en Seguridad y Protección Ciudadana de Chiapas, León Toro tiene múltiples señalamientos por su enriquecimiento repentino y por sus posibles vínculos con la delincuencia.

Uno de ellos lo expuso en Facebook Acorazado Legal, que indica que se enriqueció tras su paso como sub inspector de la Policía Estatal Fronteriza y secretario de Seguridad Pública Municipal de Tapachula. Asimismo, destaca que ya había un vínculo laboral con Raciel López, pues, como encargado de la seguridad en Chiapas, lo nombró director de la Policía Especializada.

Según el portal ifex.org, en la Policía Estatal Fronteriza, León Toro fue denunciado por amenazar al periodista Juan Aparicio Sebastián, director de la revista El Observador, tras una serie de publicaciones que evidenciaban casos de corrupción en la corporación a su mando.

El 26 de octubre de 2018, por ejemplo, publicó que León Toro siempre fue un mediocre policía estatal hasta que, por azares del destino, en un operativo en el aeropuerto fue promovido como director de la Policía Estatal Fronteriza, y luego Secretario de Seguridad Pública Municipal de Tapachula.

Como consecuencia, se enriqueció por nexos con la delincuencia organizada, donde se encargaba de administrar la Frontera Sur de Chiapas, y pasar la cuota a “Dragón”, aunque Raciel López le dio un premio más como director de la Policía Especializada, donde era solapado por el Fiscal General del Estado.

No obstante, León Toro es un tipo ignorante y falto de preparación que, de manera empírica, ha hecho experiencia realizando funciones de manera desorganizada, pues carece de algún estudio o capacitación en seguridad. Se hizo “a porrazos”, ya que lo único que presume es una pobre licenciatura de seguridad pública que jamás estudió, sino que se lo regalaron, pero la verdad es que ni siquiera sabe hablar ni escribir.

Ha hecho una gran fortuna que no puede comprobar ante las autoridades fiscales, pues años atrás sufría de recursos económicos, y ahora disfruta una vida distinta, no compatible con su sueldo. En el ambiente policial es un secreto a voces que está relacionado con grupos delincuenciales locales y carteles, sin que hasta hoy sea investigado o despedido por control de confianza, mientras que cualquier subordinado por mínimas faltas es dado de baja por dicho control de confianza.

Pero lo peor es que, como el Fiscal General del Estado, aún quiere seguir en las mieles del poder, ya que creen haber llegado para quedarse en el gobierno de Mara Lezama, lo que sería el colmo, pues, hasta donde se sabe, sólo se han enriquecido de manera ilícita.

Según el portal CEPET/IFEX, Juan Aparicio Sebastián, director de la revista “El Observador”, de Tapachula, Chiapas, es el periodista que denunció haber sido amenazado de muerte por León Toro, subinspector de la Policía Estatal Fronteriza, tras publicar denuncias sobre extorsión, robo, secuestro y privación ilegal de libertad contra la corporación.

Los hechos se habrían registrado en la colonia Lomas del Tacaná, donde elementos de la PEF efectuaban un cateo a un domicilio, donde salió León Toro custodiado por policías armados y vestidos de civil. Entonces se encontró de frente con el periodista a quien dijo palabras altisonantes.

Señaló que ya estaba cansado, que lo tenía harto y que me iba a cargar la chingada; que podía cometer un delito y caer en sus manos... “Temo por mi vida y la seguridad de mi familia, creo que puede cumplir sus amenazas”, afirmó Aparicio Sebastián.

Tras lo anterior, se presentó ante la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Relacionados con Servidores Públicos, donde interpuso una denuncia contra el subinspector como probable responsable de amenazas y abuso de autoridad, la cual quedó registrada en el acta administrativa AA/00/201/FESP/DC.

-Acudí a la fiscalía para que tomen cartas, e impidan que León Toro cumpla sus amenazas, porque después puede ser demasiado tarde. No tengo problemas con nadie, el único es la difusión de la corrupción que priva en esta corporación, las imágenes correspondientes y dar a conocer las denuncias de las distintas personas afectadas, explicó.

Aparicio Sebastián dijo que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra Periodistas tomó conocimiento del caso, vía delegación de la entonces PGR en Tuxtla Gutiérrez, además de solicitar la asistencia del Programa de Agravios a Periodistas de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Por su parte, Fabián Gómez Hernández sostuvo el 11 de abril de 2021 que para nadie era secreto la forma tan desaseada en que trabajaba en Puebla el entonces secretario de Seguridad Pública, Raciel López, y el resto de su banda delictiva, pues desde el interior del gobierno tenían licencia para lucrar con la seguridad y pactar con grupos delictivos.

El funcionario inició bien, pero su característica ambición lo hizo perder todo, al grado que se le pudo iniciar carpeta de investigación, pues muchas voces manifestaron su inconformidad hacia el corrupto jefe policiaco y finalmente Miguel Barbosa terminó echándolo de su gobierno junto con León Toro Peña; José Luis Flores Rueda, director de grupos especiales y Carlos Alberto Montesinos García, director de Inteligencia de la SSP.

Con todo, sin embargo, Mara Lezama ya sabe lo que le espera, y no que, suponemos, antes de nombrar a Raciel López sólo le importó quedar bien con el partido Verde “Ecologista”, con un profundo y descarado desprecio por los profesionistas locales, a los que ignoró igual que a la comunidad, tan sólo pensando en reuniones en la metrópoli o la próxima visita de López Obrador.

Apenas hoy, el portal Línea de Fuego publica que, José Luis N., un hombre de 40 años, originario de Cancún, quien fue “encontrado sin vida” en las celdas de la Fiscalía General del Estado el 19 de mayo, es motivo de sospechas y de desconfianza a esa cuestionada dependencia de gobierno.

“Apareció colgado” en su celda y sus custodios argumentaron de inmediato una muerte auto infligida, aunque la familia cree que se trata de un exceso de brutalidad policiaca la causa real de su muerte. Inicialmente detenido por la policía ministerial bajo cargos de resistencia a particulares.

Ya hablaremos de los demás tropiezos del Fiscal para determinar la necesidad de su cambio… antes que los votantes se la cobran a Morena en las próximas, inminentes elecciones.

 

*Luis Ángel Cabañas Basulto es un periodista con más de 48 años de experiencia como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de varios medios de comunicación, además de haber fungido como jefe de información de dos ex gobernadores y tres ex presidentes municipales, y escribir cinco libros, uno de ellos pendiente de publicar.

       Titulado como Licenciado en Derecho en la Universidad Autónoma de Yucatán, cuenta con siete Diplomados, tres de ellos en materia de Juicio de Amparo (2017, 2019 y 2021), Derechos Humanos y Sistema Acusatorio; La Familia y los Derechos Humanos; y Acceso a la Justicia en Materia de Derechos Humanos, así como con más de 75 Seminarios, Talleres, Cursos y Conferencias. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué ganó Claudia Sheimbaum?                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Aunque, en honor a la verdad, hubiéramos preferido a otro candidato de Morena, como mexicanos, no deja de alegrarnos de sobremanera que la doctora Claudia Sheimbaum Pardo, de acuerdo con tendencias irreversibles, se haya convertido en la nueva Presidenta de la República, primera mujer en la historia de México, por una arrasadora mayoría sobre sus contrincantes.          Ahora bien, como quintanarroenses, tampoco deja de alegrarnos la virtual derrota de su compañera de partido en esta capital -la capital del Estado más turístico del país-, la veracruzana Yensunni Martínez Hernández, a quien la chetumaleña Lidia Rojas Fabro, de Movimiento Ciudadano, le habría hecho la “hombrada” de vencer cuando se daba por reelecta segura en Othón P. Blanco.          No le alcanzaron los recursos ni las supuestas preferencias para evitar que la ci
¡Más “hazañas” olvidadas de Félix González!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Con un “eres un maldito cobarde, da la cara, deja de mandar a tus perros, tú tienes lo que yo no tengo, pero yo tengo lo que tú no tienes”, el portal “Mayra: Su vida terminó, su historia comenzó”, de un escritor cozumeleño, recuerda también ayer al “olvidado” peor ex gobernador priísta de Quintana Roo, Félix González Canto. Como segunda parte del incómodo recordatorio del oscuro personaje cozumeleño, la cita anterior obliga a recordar cuando se involucró con el nunca aclarado asesinato de la menor embarazada, la estudiante , Mayra Beatriz Ayuso Rodríguez, entonces de 16 años de edad, cuando fungía como presidente municipal de Cozumel. Desde luego que el objeto de esta columna es la corrupción, inmunidad e impunidad del ex mandatario con el tráfico indiscriminado de 165 terrenos patrimonio de Quintana Roo, principalmente Tulum,