martes, 29 de mayo de 2018

Peña  Nieto-PRI, ¡A la historia!


                                                Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*
         A la posibilidad latente de que el PRI pierda su registro como partido político por el millonario financiamiento irregular de campañas de sus candidatos, hoy se suma Peña Nieto a su seguro pase como el peor presidente en toda la historia de México, donde su huella es corrupción, impunidad e inseguridad.
         Así las cosas, no es de extrañarse el pésimo resultado de la campaña del priísta José Antonio Meade a la Presidencia de la República, para lo cual, asómbrese Usted, ya no cuenta ni siquiera con los tradicionales votos “duros” de sus militantes cautivos que, convencidos del inminente cambio de huésped en Los Pinos, han optado por mudarse de partido.
         Como era de esperarse, a la serie de cuestionamientos que caracterizan a Peña Nieto, se suma un multimillonario despilfarro de recursos públicos que, consentido por sus diputados y senadores, avalaron sus tradicionales aliados del Verde “Ecologista” y Nueva Alianza (Panal)
A éstos, múltiples veces se sumó el “comodín” Encuentro Social y, como se sabe, el PAN o el PRD -o ambos a la vez-, en una pobreza legislativa que, según consta en las páginas electrónicas de cada Cámara, sólo tuvo como permanente excepción a Morena y, eventualmente, al Partido del Trabajo.
Quiérase o no, y de manera por demás sorpresiva, uno de los partidos que se convirtió en agradable noticia es Movimiento Ciudadano que, ante la falta de cuadros representativos, se vio en la necesidad de aliarse y “colgarse” a indeseables partidos, como Encuentro Social.
         Así las cosas, en el marco de la reciente ratificación de Úrsula Carreño Colorado como Subsecretaria de Egresos de Hacienda, el perredista disfrazado de petista, Mario Delgado Carrillo, recriminó a aquélla que, pese a cubrir el perfil, la oficina se ha “distinguido” como centro de simulación del gobierno indisciplinado y despilfarrador.
En efecto, uno de los “sellos”  de Peña Nieto fue el permanente engaño para tener un ritmo de gasto insostenible y llevar al país a un peligroso sobreendeudamiento, para lo cual cada año utilizó la misma metodología: Prometer un crecimiento  económico mayor al 3% que NUNCA se alcanzó, pero SÍ se gastó y endeudó como si estuviéramos creciendo.
Cada año se repitió la historia de prometer recortes y terminar gastando de más: En 2013, el Congreso le aprobó un presupuesto de 3.9 billones de pesos, y ejerció 4.2 billones, es decir 250 mil millones de pesos adicionales.
En 2014, la misma historia: Le aprobaron 4.4 billones, y gastó 100 mil millones de pesos más. En 2015, le  aprobaron 4.6 billones, y gastó 4.9 billones, pero en 2016 se descaró tras aprobarle 4.7 billones y gastar 5.3 billones; 613 mil millones de pesos más.
Las cifras preliminares de 2017 indicó algo similar, ya que la Cámara de Diputados le aprobó 4.8 billones y gastó 5.1 billones, con 288 mil millones de pesos adicionales.
Lo relevante del 2017 fue el irrisible argumento de Peña Nieto sobre el “gasolinazo”, sobre el cual Meade, entonces Secretario de Hacienda, dijo que mantener el precio de las gasolinas costaría 200 mil millones de pesos que  no teníamos, por lo que se cancelarían Prospera y Oportunidades;  y cerrarían escuelas y hospitales…, pero gastaron 288 mil millones más a lo autorizado.
Por si fuera poco, el gobierno despilfarrador nos endeudó 10 puntos del PIB adicionales al que prometió, y lo peor de todo, el dinero se ha ido por el caño de la corrupción y despilfarro, pues, pese al endeudamiento acelerado, la inversión física, productiva del gobierno es la más baja desde 1942.
De 2012 al 2018 la inversión pública cayó 2 puntos del PIB. Peña Nieto la recibió en 4.6, y este 2018 será de 2.5. Como resultado, se está llevando una “medalla” que ningún presidente había ostentado: En ningún año logró niveles de crecimiento de 3% y SÍ el crecimiento económico más bajo de la historia, sólo superado por Miguel de la Madrid.
El año anterior también impuso  otro “récord”: Nunca en la historia habíamos destinado más recursos  para el pago de intereses de la deuda que a la inversión pública total. Desde hace dos años nos cuesta más: Invertimos más en intereses que en inversión para aumentar la competitividad del país… y todo esto se gestó desde la Subsecretaría de Egresos.
El caso es que este gobierno más indisciplinado de los últimos años llevó a las calificadoras Fitch Ratings y Standard & Poor’s, desde fines del 2016 y 2017 a prender focos de alerta, mientras el gobernador del Banco de México salió en febrero del 2015 a pedir orden en la política fiscal por el impacto en precios, y advirtió un nivel de gasto absolutamente insostenible.
Como resultado, existe bajo crecimiento económico y mayor período de endeudamiento desde López Portillo, ante la política económica de un Peña Nieto indisciplinado, despilfarrador y manipulador, que nos ha dejado más pobreza y cada vez más deuda.
Perredistas como Isidro Pedraza Chávez también lamentan la escasa inversión  y pésima obra pública en un gobierno que termina con la menor inversión de capital de la historia…, pese a aprobarse una reforma fiscal y energética que, supuestamente, garantizarían recursos para inversión y combate a la pobreza.
Pero además, el gasto en obra pública, lamentablemente, sigue siendo turbio y envuelto en una serie de escándalos, si no es una Casa Blanca, un socavón en el Paso Exprés, o una estafa maestra.
Además de faltar un nuevo marco jurídico en materia de obra pública, es clara la colusión privados-gobierno, que amplifica los problemas de planificación, insuficiencia económica, fallas en la ejecución de obra sobre costos y adjudicaciones directas.
Desafortunadamente, la LXII Legislatura concluye sin modificaciones y cero en la materia, sobre todo por falta de voluntad de la mayoría del PRI en el Congreso, y mejor prueba de ello es la SCT, donde, pese a la reforma anticorrupción, mantiene desvíos de recursos y corrupción en grandes obras carreteras y empresas del Estado.
Otro ejemplo es que mientras en varios países las investigaciones judiciales del caso de Odebrecht se conocen al detalle, en México prevalece la opacidad y, con el argumento de “información reservada”, la PGR evadió informar al Sistema Nacional Anticorrupción.
Odebrecht es el caso de corrupción más preocupante del gobierno del PRI, donde se habla de 10 millones de dólares en sobornos a Emilio Lozoya Austin, como director de Pemex entre 2012 y 2014, cuando, en plena campaña electoral de 2012, Odebrecht transfirió más de 3 millones de dólares a una empresa de Islas Vírgenes, ligada a Emilio Lozoya, entonces coordinador de vinculación internacional de la campaña de Peña Nieto.
Otro caso de corrupción fue el del Tren Interurbano México-Toluca que, de acuerdo con el IMCO, se cotizó en 2014 en 38 mil millones de pesos, pero en 2018 el costo se disparó 59 mil millones de pesos, con un aumento de más del 50% al monto original.
También es ejemplo el Paso Exprés de Cuernavaca que, apenas a tres meses de su inauguración, dos personas murieron en un socavón por el tema de corrupción. La Auditoría Superior de la Federación determinó que, además de las fallas técnicas en su ejecución, existe un daño al erario por 272.3 millones de pesos, por lo que solicitó aclarar 31.8 millones y provocó tres procedimientos de responsabilidad administrativa sancionatoria ante la SCT.
En materia electoral resulta inadmisible el desconocimiento u omisión de Hacienda en los escándalos de endeudamiento y desvío de recursos públicos en Veracruz y Chihuahua, lo que está documentando.
De los 32 gobernadores que han “administrado” al país a la par de Peña Nieto, sólo los 22 del PRI han desviado cerca de 259 mil millones de pesos del erario público, según denuncias penales y resultados de la Auditoría Superior de la Federación. No es una cifra inventada.
En este sentido, eliminar el control político de Hacienda es fortalecer el federalismo, como el caso de Chihuahua que, a través del Ramo 23, donde el gobernado Javier Corral y el pueblo han denunciado la asignación de una bolsa millonaria de recursos a criterio exclusivo de Hacienda que, sin reglas de operación, diseño ni normatividad, decide a quién otorgarle recursos
¿Por qué, cuánto y cuándo? Se ignora, ya que la entrega se realiza por medio de convenios que la misma Secretaría define, y que, en su  mayoría, no se publican ni transparentan.
Por si fuera poco, el Gobierno Federal ha gozado de las mieles de la reforma fiscal, que generó sobre-ejercicios de hasta un 14% del presupuesto, medio billón de pesos en 2016, cuando el sello característico, por ejemplo, fueron el gasto en comunicación social y publicidad del gobierno.
De 2013 a 2017 ascendió a 38 mil 232 millones de pesos, cuando sólo se le autorizaron 15 mil 195 millones, pero, unilateralmente, y sin autorización del Congreso, recato alguno, ni ningún respeto al orden legal, Peña Nieto sobre-ejerció 23 mil 37 millones, más allá de lo autorizado y presupuestado.
Así, ofende la manipulación unilateral del Ejecutivo, que recorta el gasto en programas sociales y el campo, pero amplía su gasto en propaganda gubernamental, con lo que violenta la división de poderes y la voluntad del Poder Legislativo.
¿Ahora se entiende por qué el priísta Meade se encuentra en un cada vez más lejano tercer lugar de las preferencias electorales?

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con crédito para el autor)

*Luis Ángel Cabañas Basulto es un periodista con más de 41 años de experiencia como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de varios medios de comunicación, además de haber fungido como jefe de información de dos ex gobernadores y tres presidentes municipales, y publicar cuatro libros.
Titulado en la Universidad Autónoma de Yucatán como Licenciado en Derecho, cuenta con cuatro Diplomados en Derechos Humanos y Sistema Acusatorio; La Familia y los Derechos Humanos; Acceso a la Justicia en Materia de Derechos Humanos, y en Juicio de Amparo, así como con más de 15 Seminarios, Talleres y Cursos diversos. 

luancaba@hotmail.com                                                      leg_na2003@yahoo.com.mx                                 luancaba.qroo@gmail.com                 
http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                                
@legna2003                                                                 http://luisangelqroo.blogspot.mx