Ir al contenido principal
 CAPA-Chetumal, ¿a manos de Aguakán?


                                                 Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*
Dos veces aspirante a gobernador de Quintana Roo, así como a senador y diputado local, el nombre del titular de la Comisión de Agua “Potable” y Alcantarillado, el perredista Francisco Gerardo Mora Vallejo, se incluye en la lista de los funcionarios “nominados” a quedar fuera del “equipo” -por llamarle de algún modo- del gobernador Carlos Joaquín González.
A 22 días de que el Jefe del Ejecutivo rinda su primer informe, la “competencia” por determinar quiénes serían los más serios candidatos a dejar la administración que inusitadamente expulsara al PRI del gobierno, es cada vez más cerrada, aunque otro de los “nominados” por la generalidad de la población es el oficial mayor. Manuel Israel Alamilla Ceballos.
Este último, a raíz de los últimos, sonados escándalos, uno de ellos el millonario y nunca suficientemente explicada “licitación” para la confección de uniformes escolares que, dígase lo que se diga, habría favorecido abierta, descarada o “discretamente” a una empresa poblana por encima de las locales, cuyo eventual triunfo, legítimo o no, júrelo Usted, seguramente a nadie hubiera escandalizado. Vox populi, vox Dei, mi querido Manuel Israel.
Su segundo escándalo, no menos grave que el anterior, fue el retiro del seguro de vida a los trabajadores jubilados del Gobierno del Estado por una supuesta falta de pago del gobierno de Roberto Borge, aunque, acostumbrados a como nos tiene la Oficialía Mayor, también huele a sospecha, y como sea que fuere, sólo demostró falta de sensibilidad.
Ahora bien, en el caso de Mora Vallejo, cuestionado desde que Carlos Joaquín lo designó como Enlace de Recursos Federales para la transición de su gobierno el 28 de julio del 2016, se trata de un verdadero fiasco en la supuesta tarea de “resurrección” de la eternamente criticada CAPA, lo que a cualquiera obliga a pensar en el sentido de que más se busca hundirla, quebrarla y, finalmente, entregarla.
¿Entregarla a quién?, se preguntará Usted. Pues muy probablemente al mismo organismo al que se lo entregaron, primero, el ex gobernador Mario Villanueva Madrid, y segundo, el propio Roberto Borge, lo que dio al traste con ese servicio de suyo prioritario, particularmente para las clases más necesitadas: Nos referimos a Desarrollos Hidráulicos de Cancún (Aguakán), defenestrado particularmente en la Zona Norte.
En efecto, hasta hoy no entendemos por qué el gobierno de Carlos Joaquín no ha mostrado mano dura, o exigido mayor efectividad a su “colaborador” Mora Vallejo, quien cada vez hunde más a esa empresa que, lejos de tratarse de un organismo pública, como debiera ser, opera como una empresa más privada que cualquier empresa privada.
Sueña mal ponerse como ejemplo en algún tema, pero permite mostrar que se ha sufrido en carne propia el pésimo “servicio”. Imagínese Usted pasar 27 días consecutivos sin una sola gota de agua, hasta que hace unos días comenzó a gotear ligeramente, sin que nos enteráramos de algún desperfecto en la línea o reparaciones “urgentes” con las que suele justificar su ineptitud.
Ese fue el caso de su servidor que, inclusive, jamás ha dejado de hacer algún pago. Y jure Usted que, con todo y los modernos métodos de medición de consumo del agua “potable” -aunque sea solo de nombre- la cantidad que nos cobrará seguramente será la misma ¿Sabrá Carlos Joaquín de estas irregularidades que otros afectados no tienen medios para denunciar?
No lo creemos, aunque de poco serviría y, en el último de los casos, sólo orillaría a Mora Vallejo a adoptar la postura de abril último, cuando, cansado de múltiples quejas, se atrincheró en sus oficinas y le negó el acceso al público, que sólo pedía agua en sus colonias de esta capital, Laguna Guerrero y Raudales, donde no podían hacer uso del líquido por su “dureza”.
Tradicionalmente abiertas para ingresar por el estacionamiento frontal, las puertas de acceso a las oficinas centrales se cerraron y evitaron que la gente pudiera ingresar al despacho de Mora Vallejo, quien se atrincheró para evadir a los usuarios, y pidió guardias de seguridad para custodiar el inmueble.
Y es que, probablemente al igual que su servidor, las malas experiencias están a la orden del día, cada día más frecuentes, pese al excesivo personal de la empresa, cuya única “salvación”, ahora vemos, sería su concesión a cualquier otra empresa -¡Dios nos libre de Aguakán!-, o bien la inmediata remoción de su director general.
Como premio de consolación o pago de “factura”, creemos que ha sido fallido el experimento de Carlos Joaquín colocar a un político en un área tan estratégica como CAPA, donde no sólo supuestamente faltan dinero y equipo, sino también buena voluntad, contra la burocracia de jefes y trabajadores. 
Desde que eran directores José Alberto Alonso Ovando y Paula González Cetina, respectivamente, solíamos señalar que lo único bueno de CAPA era su titular de Comunicación Social, Míriam Chan, pero ahora ni eso. Está en ceros y con “numeritos” más ocultos o manoseados que unos gastos de campaña.
Al asumir la titularidad, Mora Vallejo se comprometió a elevar la calidad de servicios, ya que, como hoy, CAPA estaba al borde de la inoperatividad ante la mala administración de la gente de Borge, por lo que consideró importante mejorar la eficiencia del servicio, fortalecerlo y enfrentar los retos planteados por el nuevo gobierno.
La tarea no sería fácil, se publicó en ese entonces, toda vez que fue desastrosa la función de esa empresa, donde Borge también tuvo como titular a Gustavo Guerrero Ortiz, quien, en uso de discrecionalidad en el manejo de recursos, operaba como “caja chica” del Gobierno del Estado.
Del préstamo de 560 millones de pesos que recibió CAPA en diciembre de 2015, solo 34 millones se emplearon para manejar el crédito, y 20 millones para el pago de inversión pública, pero el resto se depositó en una cuenta del Gobierno del Estado y desapareció “misteriosamente”.
Por otro lado, Borge se habría transferido mil 50 millones de pesos por la ampliación de la concesión del servicio en Isla Mujeres y Cancún, y la privatización del agua en Solidaridad, todo a favor de Aguakán, subsidiaria de Grupo Mexicano de Desarrollo, influyente corporativo que preside Jorge Ballesteros Franco.
La Secretaría de Finanzas y Planeación, que encabezaba Juan Pablo Guillermo Molina, también se agenció 198 millones de pesos que CAPA recibía anualmente de Aguakán por el uso de dos cárcamos, todo sobre lo cual el presidente de la Gran Comisión de la XV Legislatura, el panista Eduardo Martínez Arcila, prometió que se fincarían responsabilidades. Otro cuento.
Precisamente al comparecer Gustavo Guerrero ante el Congreso, donde bebió un vaso de líquido turbio tomado de la llave para demostrar que “es sano”, el legislador le “deseó mucha suerte” y sugirió conseguir buenos abogados por los 506 millones de pesos que autorizó y transfirió a la Secretaría de Hacienda.
Estudios de laboratorio, empero, demuestran que el agua no es potable ni apta para el consumo humano. Un estudio del Laboratorio ABC Analítica, certificado por la Comisión Nacional del Agua y la Cofepris, arrojó que se sobrepasa el límite máximo permisible de dureza, de sulfatos y de sólidos disueltos.
Ahora bien, nos preguntamos, ¿Qué ha hecho Vallejo Mora en un año para darle seguimiento a los millonarios recursos desaparecidos? ¿Qué hecho por mejorar la calidad del agua? ¿Qué ha hecho para mejorar la presión que, en nuestro caso, nos afectó durante 27 días consecutivos? ¿Qué informará sobre CAPA Carlos Joaquín en septiembre próximo? ¿Qué el 100 por ciento de los quintanarroenses, incluida la zona rural, cuenta con agua potable?
Hasta octubre del año anterior, la Comisión adeudaba unos mil millones de pesos, enfrentaba 200 demandas de proveedores, la calidad y la presión del agua daban mucho que desear a los consumidores, en tanto Mora Vallejo, nombrado el 11 de septiembre, lamentaba la concesión a Aguakán en Solidaridad porque el sistema de este municipio era superavitario y subsidiaba a otros municipios, entre ellos José María Morelos.
También diría que el gobierno de Borge ya habría perfilado privatizar las redes de Cozumel y Chetumal, las últimas autosuficientes de la paraestatal, al menos en teoría en el caso de esta capital.
Por lo que se ve, no obstante, todo apunta a que se ha retomado la idea o, por lo menos, esa es la única impresión, ya que, aunque resultan odiosas las comparaciones, es verdaderamente vergonzoso estar regateando un líquido vital, el más caro del país y observar su presión y costo en la vecina Mérida, cuya Junta de Agua Potable (JAPAY) debiera servir de ejemplo a Chetumal.
Lo único cierto es que Mora Vallejo no ha podido con el paquete ¿Y así quería ser gobernador del Estado?

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con crédito para el autor)

*Luis Ángel Cabañas Basulto es Licenciado en Derecho egresado de la Universidad Autónoma de Yucatán, periodista residente en Chetumal, Quintana Roo, desde hace 30 años, con más de 40 como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de varios medios de información, así como Jefe de Información de dos gobernadores y tres presidentes municipales. Ha publicado cuatro libros.


luancaba@hotmail.com                                                      leg_na2003@yahoo.com.mx                                 luancaba.qroo@gmail.com                 
http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                                
@legna2003                                                                 http://luisangelqroo.blogspot.mx

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Nuevo, sonado escándalo en la Fiscalía!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Mientras la gobernadora de Quintana Roo, la verde-morenista Mara Lezama, está más preocupada por la supuesta posibilidad de ser nombrada una de las últimas colaboradoras de la virtual nueva presidente de México como próxima Secretaria de Turismo, sus propios colaboradores siguen haciendo de las suyas, principalmente en la Fiscalía General del Estado.          No sabemos qué tanto esté involucrado el titular de la dependencia, Raciel López Salazar, no así el Fiscal del Distrito Zona Norte, Sergio Iván Cruz Ledezma, a quien el sábado acusaron desde el portal Noti-Ulin , de tener un  “Edén” y habla de una “red de corrupción y poliamor en la Fiscalía”, según sugestivo título que aparece en redes sociales.          Ignoramos si la propia Mara Lezama lo nombró o si sería “chanchullo” de Raciel López, como lo han sido sus demás
  Poder Judicial de Q. Roo, ¿Junto al narco?                                                                                Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Publicado por el portal Cancún Al Desnudo, y reproducido, sin embargo, mucho después por Adolfo Conrique con el título de Justicia del bienestar, el caso de un abogado asesinado presuntamente por el crimen organizado de Quintana Roo, pone en duda el papel del Poder Judicial del Estado, sobre todo hoy que están en boga el análisis del proyecto nacional de reforma integral de ese Poder.          Ahora bien, el homicidio que nos atañe es el del abogado Daniel Castro Rendón, de 48 años de edad, quien pertenecía a la Defensoría Pública de Quintana Roo, era originario de Ayutla, Guerrero, y recién había perdido una apelación, por lo que el Cartel de “La Barredora”, con el que estaba al servicio, habría decidido su ejecución. Lo anterior habría puesto de manifiesto una aparente corrupción al interior de la dependencia “autónom
¡Lluvia... de millones de pesos en la SCJN!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Mientras nosotros preocupados por el huracán “Beryl”, una lluvia de millones de pesos gozan los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y de ahí su “indignación” en que se reforme el Poder Judicial, según se puso de manifiesto el martes, con ocasión del tercer foro para la reforma que, bajo el título “Austeridad, fideicomisos y derecho laboral de los trabajadores”, se realizó en Toluca, Estado de México. Ante el presidente del Tribunal en el Estado de México -también del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de esa entidad-, a quien el senador Ricardo Monreal Ávila dijo :  “¡viva también la austeridad para usted!”, el tema de este foro tuvo que ver con la austeridad, fideicomisos y derechos de los trabajadores del Poder, posición jurídica y política. Según se explicó, los derechos laborales de los trabajad