Ir al contenido principal
¿Peligrosos desconocidos con CJG?


                                                 Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*
Hasta donde recordamos, tras la invasión de foráneos que llegaban a hacer fortuna a Quintana Roo durante la época del Territorio, pocos o ningún gobierno provocó tanta incertidumbre con nombres “raros” y gente extraña o sospechosa en su gabinete, como lo es hoy el caso de  Carlos Joaquín González.
Con la entonces exitosa promesa del “cambio” que siguen cuestionando los quintanarroenses, el mandatario arribó al poder gracias al hartazgo de los votantes contra el PRI y sus gobernantes, pero pocos o nadie sospechó o cuestionó de sus previas negociaciones políticas, sobre todo en materia de financiamiento.
Sin embargo, tras la aparición de “extraños” nombres en su equipo, algunos sin cargos específicos, y su innegable relación con el poblano Rafael Moreno Valle, comenzó a desenredarse el hilo de una madeja que no termina de complicarse, sobre todo a raíz de los últimos acontecimientos de Playa del Carmen y la sospechosa explosión en un ferry propiedad de la familia del ex gobernador Roberto Borge.
Bomba, “artefacto” o como quieran llamarle, el caso es que no sólo provocó que Estados Unidos y Canadá alertaran a sus connacionales sobre el riesgo de utilizar ese tipo de naves en la Zona Norte, sino que vinculó en el tema a un colaborador, funcionario, amigo -o vaya Usted a saber qué- del propio Carlos Joaquín.
Se trata del venezolano Jorge Luis Brizuela Guevara, cuyo nombre deslizó sobre el tema el diario capitalino Reforma en su columna Templo Mayor, aunque de no ser por lo que poco se ha difundido sobre el hombre en Quintana Roo, poco o nada hubiera importado.
En efecto, el sábado último, Reforma, al que sólo se tiene acceso por Internet con membresía pagada, reseñó que el enrarecido ambiente político de Quintana Roo preocupa al gobernador Carlos Joaquín por el bombazo a Barcos Caribe “porque una línea de investigación apunta hacia un venezolano quien es ubicado como un cercanísimo colaborador del mandatario estatal”, en referencia a Brizuela Guevara.
Reproducido textualmente por varios medios locales, la columna indica que “el enrarecido ambiente político en Quintana Roo, tras el bombazo en un ferri propiedad de la familia del ex gobernador Roberto Borge, trae preocupado al gobernador Carlos Joaquín, sobre todo porque una línea de investigación apunta hacia un venezolano”.
No obstante, aclara que “no se trata de un prófugo de la tierra de Nicolás Maduro, sino de Brizuela Guevara, un paisano de Bolívar, ubicado como cercanísimo colaborador del mandatario estatal”, que el tema es que éste ha sido acusado varias veces por participar en extraños actos de persecución de opositores desde las épocas del borgismo, “y que su nombre salga a relucir en este asunto, ha generado nerviosismo en Chetumal”.
Hasta ahí las cosas, sin embargo el nombre del venezolano, a quien pocos, muy contados conocen -por no decir prácticamente nadie- comenzó a “sonar” desde el inicio de la administración de Carlos Joaquín, cuyo equipo se habría formado de sal, de chile y de manteca, con panistas, perredistas y ex priístas.
Desde ese entonces, por ejemplo, el diario Por Esto de Quintana Roo, que no se distingue precisamente por ser amigo del mandatario -pero sí de Félix González y Roberto Borge- publicó que empresarios ligados a intereses turbios con recurso de dudosa procedencia, serían los principales benefactores de Carlos Joaquín y comenzarán “en breve” a realizar negocios y operaciones en la entidad.
Los nombres de estos empresarios, diría, son sinónimo de corrupción, donde destacaba el poblano José Santos Zanella Bretón, quien, por recomendación de Moreno Valle, habría participado en la campaña de Carlos Joaquín, a cambio de “facilidades” para futuros negocios en Quintana Roo, entre ellos una agencia de viajes gubernamental que operaría durante el mandato “joaquinista”, así como la instalación masiva de Uber en el Estado.
De hecho, Santos Zanella sería quien más se beneficiaría con la operación de esta plataforma digital de transporte, ya que maneja una agencia automotriz ligada directamente a Volkswagen en Puebla, aunque también resaltaba a Brizuela Guevara, amigo cercano a Carlos Joaquín y operador político en la Zona Norte, pese a tratarse de supuesto delincuente consumado.
Según Por Esto, el venezolano sería conocido como defraudador desde su país natal, aunque salió de Miami rumbo a Cancún huyendo por el delito de fraude.
En torno a Santos Zanella, cuyos negocios de Puebla estarían a punto de quebrar en 2008 por malos manejos y no cubrir cuestiones legales, diría que antes del sexenio de Moreno Valle, la venta de muebles y equipo de cómputo dejó de ser rentable, mientras su agencia de autos “Volkswagen Z Motors” apenas lograba su meta de ventas.
En 2010 estuvo cerca de la campaña de Moreno Valle, a partir de la cual vino la transformación, con viajes al extranjero, adquisición de inmuebles y constantes apariciones en la revista Rostros, principal fuente de retroalimentación del fisco.
Así, en 2012 habría comprado en 80 millones de pesos las 21 casas de empeño del Monte de Piedad “Vidal Ruiz”, en tanto habría aparecido como dueño de Prendamex, empresa originalmente propiedad del ex rector de la Universidad de Tamaulipas, con cuya hija se casó.
Por otra parte, ante la crisis de la armadora por el trucaje de motores, Moreno Valle prometió apoyar a la armadora alemana con la compra de cientos de vehículos para sus patrullas, y la adquisición se habría concretado por la vía de la red de concesionarios, particularmente Z Motors. En ese entonces entregaría 40 coches de la VW para patrullar Puebla.
Sus relaciones le habrían permitido impulsar el proyecto de Uber en Puebla, donde las principales flotillas pertenecerían a socios de Estrella Roja, Z Motors y directivos de la BUAP. Lo mismo habría comenzado a realizar en Quintana Roo, donde aparecería como uno de los principales capitalistas para que Uber opere en el Caribe mexicano.
Además, habría dotado a Carlos Joaquín de camionetas y aviones privados para realizar viajes sin costo alguno a través de la firma Flying S.A., propiedad del empresario, Santos Zanella
Respecto al “Venezolano”, Cancún sería la mejor guarida de Brizuela Guevara, quien, bajo la escurridiza identidad de empresario automotriz, habría pretendido despojar de 43 millones de pesos y diversos inmuebles a los propietarios de “Desarrollos Turísticos Pueblito Escondido”.
Su coartada para este efecto sería una torcida demanda laboral, con la complicidad de abogados y funcionarios de la Junta de Conciliación y Arbitraje de Solidaridad, cuando Carlos Joaquín manejaba la presidencia municipal a través de Filiberto Martínez en la Riviera Maya.
La también venezolana Henrieth Nathaly Estaba García, esposa de Brizuela Guevara, y el mexicano Gerardo Islas Montes de Oca, presumían contactos con las autoridades municipales y estatales en ese entonces, con lo que habrían falseado pruebas, fabricado puestos y sueldos multimillonarios, que posteriormente habrían reclamado en juicios laborales.
Al parecer, Brizuela Guevara cuenta con antecedentes penales, algunos de ellos publicados el 17 de julio del 2011 por distintas Cortes, como la de Doral, Florida, de donde habría huido por problemas legales.
Pero además, a fines del 2013 se habría involucrado en un conflicto con empresarios venezolanos por una serie de millonarias transferencias bancarias hacia México a través de la empresa Maral Oriente CA, vía depósitos de cuentas de otras dos empresas: Importadora Zilia LA (cuenta 01340404694041036755) y Santa Clara CA (cuenta 01340435664351020941)
De acuerdo a las negociones, los empresarios venezolanos querrían sacar su dinero del país por la incertidumbre que representaba a sus empresas el entonces gobierno de Hugo Chávez.
Periodista afín a Carlos Joaquín, Pedro Canché publicaría el 1 de diciembre de 2016 que el periódico “Respuesta” de Quintana Roo habría quebrado porque a sus propietarios nunca les interesó el periodismo, aunque habrían afectado a 160 familias de trabajadores, y que el dinero que recibían del gobierno de Borge vía contratos lo usaban para derrochar en Miami.
A Brizuela Guevara, quien aparecería como roba-arena y denunciaban por fraude por su connacional, mitómano y argüendero, es el  “Capeline” de Carlos Joaquín -el de Borge era el desaparecido Isaías Capeline-, a quien habría engañado, pero que trascendió que rentaría el equipo de “Respuesta” por 100 mil pesos mensuales y que pagará el finiquito a los empleados, con la condición que Heriberto Millar se fuera el sexenio en Miami.
Lo que no estaría claro es de donde sacarían los recursos para  financiar la operación, según unos de la calderonista Margarita Zavala, otros que de Carlos Joaquín para apuntalarse y tener su pasquín, aunque otros más lo atribuían a Miguel Ramón Martín Azueta, hoy aspirante a diputado federal y ex jefe de la Oficina del Gobernador, donde, irónicamente, el “Venezolano” fungía “formalmente” como jefe de ayudantes.
Tres años antes, es decir, el domingo 28 de julio del 2013 –según el portal Agencias Quintana Roo del 4 de mayo de 2017- Brizuela Guevara y seis personas más habrían sido detenidos por la Policía Federal por el robo de arena en Puerto Morelos en predios propiedad del Grupo Excelente y Obratur para vender al parque temático “Tres Ríos” de Playa del Carmen.
Habrían sido puestos a disposición del Ministerio Público del Fuero Común por los delitos de robo y allanamiento, por lo que se inició la averiguación previa AP/ZN/CAN/11/03/1956/7- 2013, aunque pocos días después habrían obtenido su libertad bajo fianza.
La última notica sobre Brizuela Guevara fue el 8 de marzo del 2017, cuando se publicó que, por órdenes de Miguel Ramón Martín, habría “levantado” al cuestionado ex “Voz Cero” de Borge, Rangel Rosado Ruiz, a quien le habrían roto los dedos de la manos y desterrado de Quintana Roo. “Si regresas te mueres” le advertirían al arrojarlo en la carretera, en los límites de Quintana Roo y Yucatán, en lo que se tituló como “ajuste de cuentas desde el gobierno estatal”.
Muchos nombres, muchas dudas, muchas preguntas…cero respuestas

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con crédito para el autor)

*Luis Ángel Cabañas Basulto es un periodista con más de 41 años de experiencia como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de varios medios de comunicación, además de haber fungido como jefe de información de dos ex gobernadores y tres presidentes municipales y publicar cuatro libros.
Titulado en la Universidad Autónoma de Yucatán como Licenciado en Derecho, cuenta con cuatro Diplomados en Derechos Humanos y Sistema Acusatorio; La Familia y los Derechos Humanos; Acceso a la Justicia en Materia de Derechos Humanos, y en Juicio de Amparo, así como más de 15 Seminarios, Talleres y Cursos diversos. 

luancaba@hotmail.com                                                      leg_na2003@yahoo.com.mx                                 
luancaba.qroo@gmail.com                 
http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                                
@legna2003                                                                 http://luisangelqroo.blogspot.mx

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Nuevo, sonado escándalo en la Fiscalía!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Mientras la gobernadora de Quintana Roo, la verde-morenista Mara Lezama, está más preocupada por la supuesta posibilidad de ser nombrada una de las últimas colaboradoras de la virtual nueva presidente de México como próxima Secretaria de Turismo, sus propios colaboradores siguen haciendo de las suyas, principalmente en la Fiscalía General del Estado.          No sabemos qué tanto esté involucrado el titular de la dependencia, Raciel López Salazar, no así el Fiscal del Distrito Zona Norte, Sergio Iván Cruz Ledezma, a quien el sábado acusaron desde el portal Noti-Ulin , de tener un  “Edén” y habla de una “red de corrupción y poliamor en la Fiscalía”, según sugestivo título que aparece en redes sociales.          Ignoramos si la propia Mara Lezama lo nombró o si sería “chanchullo” de Raciel López, como lo han sido sus demás
  Poder Judicial de Q. Roo, ¿Junto al narco?                                                                                Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Publicado por el portal Cancún Al Desnudo, y reproducido, sin embargo, mucho después por Adolfo Conrique con el título de Justicia del bienestar, el caso de un abogado asesinado presuntamente por el crimen organizado de Quintana Roo, pone en duda el papel del Poder Judicial del Estado, sobre todo hoy que están en boga el análisis del proyecto nacional de reforma integral de ese Poder.          Ahora bien, el homicidio que nos atañe es el del abogado Daniel Castro Rendón, de 48 años de edad, quien pertenecía a la Defensoría Pública de Quintana Roo, era originario de Ayutla, Guerrero, y recién había perdido una apelación, por lo que el Cartel de “La Barredora”, con el que estaba al servicio, habría decidido su ejecución. Lo anterior habría puesto de manifiesto una aparente corrupción al interior de la dependencia “autónom
¡Lluvia... de millones de pesos en la SCJN!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Mientras nosotros preocupados por el huracán “Beryl”, una lluvia de millones de pesos gozan los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y de ahí su “indignación” en que se reforme el Poder Judicial, según se puso de manifiesto el martes, con ocasión del tercer foro para la reforma que, bajo el título “Austeridad, fideicomisos y derecho laboral de los trabajadores”, se realizó en Toluca, Estado de México. Ante el presidente del Tribunal en el Estado de México -también del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de esa entidad-, a quien el senador Ricardo Monreal Ávila dijo :  “¡viva también la austeridad para usted!”, el tema de este foro tuvo que ver con la austeridad, fideicomisos y derechos de los trabajadores del Poder, posición jurídica y política. Según se explicó, los derechos laborales de los trabajad