Ir al contenido principal

¡Enemigo  oculto de los bolsillos!


                                                 Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*
El 29 de febrero de 2016, con el título ¡Nos “come” la usura de los bancos!, publicamos que “la facilidad con la que bancos y particulares -no necesariamente del sistema financiero-, ofrecen sin ninguna regulación créditos, tarjetas bancarias y cualquier tipo de crédito, permite adquirir cualquier cosa que en otras circunstancias nos llevaría meses o años adquirir”.
Eso es precisamente lo que hace atractivo el crédito para el consumidor, sin importar a veces la tasa de interés, por lo que existe gran demanda por adquirir cualquier tipo de crédito, y ha provocado elevar paulatinamente, pero exageradamente, esas tasas de pago.
Esto se dio a raíz de que Carlos Salinas privatizara sorpresivamente los bancos en mayo de 1990, pero apenas en noviembre último, cuando el senador Ricardo Monreal anunció la intención de legislar para bajarlas, como era de esperarse, el mundo se le vino encima.
Según explicó, el cobro de comisiones representa el 33% de los ingresos de Citibanamex en México, cuando que en Estados Unidos sólo el 18%, algo similar con BBVA-Bancomer, cuyos ingresos por comisiones en el país significa el 36%, mientras en España sólo el 19%.
Así las cosas, el anuncio de la iniciativa provocó estrepitosa caída en la Bolsa de Valores, donde el Índice de Precios y Cotizaciones tuvo una pérdida de 5.8%, la peor desde agosto de 2011, pese a que, según análisis de la información de las propias instituciones, es notorio el enorme margen de ganancias de la mayoría de los bancos que opera en México -con matriz en el extranjero-, en algunos casos el doble de otros países.
Por ejemplo, Bancomer nos cobra un 80%, muy superior al 25% que aplica en España; banco Bilbao Vizcaya cobra en Uruguay el 17%, y en Chile el 13.68%, pero en México impone el 39.56%, mientras que el Citibank nos aplica el 85% de intereses, contra el 9% en Estados Unidos.
Conforme a un reporte del Banco de México, hasta febrero de 2014 los bancos que presentaron los intereses más altos en sus tarjetas de crédito eran Bancotel (52.9%), Consubanco (52.4%),  CrediScotia (44.2%)
Con base en la metodología del Costo Anual Total, que reporta la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), la tarjeta de Bancoppel cobra 104.9%; BBVA-Bancomer, 76.75%; Banamex, 76.01%; y Santander, 92.54%.
A diferencia de otros países, en México se paga el doble de intereses con el llamado “dinero de plástico” que emplea mucha gente que lo prefiere en lugar de dinero en efectivo, sobre todo ante la abierta inseguridad, aunque su costo resulte elevado, anárquico.
Lo anterior demuestra que los mexicanos tenemos una gran desventaja y que los cobros son usureros, ya que, en la práctica, tanto los bancos de origen nacional como los extranjeros establecidos en el país cobran intereses que encuadran en la figura de “usura”: Su interés en cualquier crédito o préstamo es superior al 50%.
Conforme a la normatividad, se considera usura la tasa de interés cuando supera el 50% el interés corriente. Los intereses de bancos y otros prestamistas mexicanos corresponden a una tasa superior en la mitad a la tasa de interés corriente por sus créditos de libre designación, ya que el mismo mercado financiero fija esa tasa.
Según la Condusef, compete al Banco de México o a la Comisión Nacional Bancaria regular las comisiones, por lo que sería indispensable facultar al banco central para fijar la tasa por cualquier tipo de crédito, ya que muchos clientes terminan pagando hasta el doble o triple del crédito original.
Ante este panorama, el diputado federal perredista Arturo Santana Alfaro propuso hace dos años reformar el artículo 28 constitucional para facultar al Banco de México para fijar un tope a los intereses por los créditos o servicios bancarios del sistema financiero nacional, con lo que no constituirían monopolios las funciones del Estado en las áreas estratégicas de acuñación de moneda y emisión de billetes. Nunca trascendió
Para ese efecto, en los términos que establecerían las leyes y la intervención de las autoridades competentes, el banco regularía los cambios, la intermediación y servicios financieros, y fijará el 35% como tasa máxima para cualquier tipo de crédito reguladas por el sistema financiero y entes no regulados, con atribuciones necesarias para proveer su observancia.
Lo sustancial era dotarle de esa facultad, a efecto de que el tope en el cobro de intereses por el uso de créditos financieros no rebasar ese 35%.
A más de dos años y medio  de  distancia, Morena retoma esa lucha, sobre todo frente a 13 comisiones bancarias que no quiere que paguemos más, por ejemplo prohibir cobros por consultar saldo en cajero automático interno o disponer de crédito en efectivo, entre otros.
Asimismo, incluye eliminar los 384 pesos que Citibanamex ingresa cuando se paga tarde o los 125 pesos que Banorte cobra por reponer la Visa cuando ésta se pierde.
En amplia difusión, se propone proteger a los clientes de los bancos de ese cobro de comisiones abusivas a través de la modificación de la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros y la Ley de Instituciones de Crédito en Materia de Comisiones Bancarias, ya que se consideran que en las 5,310 comisiones registradas en el Banco de México hay cargos que van más allá de ser un precio, distinto a los intereses, proporcionado a los servicios del banco.
Los bancos han sabido sacar provecho de la desinformación de sus usuarios, a grado tal que tan sólo en el primer trimestre de 2018 se presentaron ante la Condusef 85 mil 698 quejas relacionadas con reclamos por cobro de comisiones no reconocidos, con un importe superior a 218 millones de pesos.
De aprobarse la modificación a la ley, los bancos no podrán cobrar las siguientes comisiones: Por consulta de saldo y retiro en cajeros automáticos internos; no facturar monto mínimo a comercios que usan el producto de terminal de punto de venta, reposición de tarjeta, emisión de estado de cuenta adicional y/o impresión de movimientos; aclaraciones improcedentes de la cuenta derivados de movimientos o cargos no reconocidos, disponer de crédito en efectivo, anualidad de tarjetas de crédito, solicitar estado cuenta de meses anteriores en sucursal y vía telefónica, transferencias, exitosas o no, adquirir o administrar dispositivos de seguridad para producir y utilizar contraseñas de uso único; mantener saldo mínimo para exentar manejo de cuenta o membresía; cheque de caja, girado y certificado, ni pago tardío de un crédito, no pago, o cualquier otro concepto cuando se cobren intereses moratorios
 Estas comisiones que se busca eliminar se suman a algunas prohibidas: Las que inhiban la movilidad o migración de clientes de otra entidad financiera, por la recepción de pagos de clientes o usuarios de créditos otorgados por otras entidades financieras, por consulta de saldos en ventanilla, y al depositante de cheque para abono en su cuenta, que se devuelva o rechace su pago por el banco librado.
En total, se trata de 17 supuestos en los que los bancos dejarían de ingresar, por lo que las comisiones que sí podrían cobrar son las que se vinculen con el servicio prestado o por una operación realizada, siempre que no se cargue más de una vez por el mismo acto, hecho o evento.
Lo cierto es que se pretende que el Banco de México y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores establezcan esquemas tarifarios que permitan reducir anualmente el cobro de comisiones por retiro y consulta de saldo a los usuarios en operaciones interbancarias.
Durante el primer trimestre de este año, alrededor de 51% de las utilidades de las instituciones financieras correspondió a las comisiones. En mayo alcanzaron su nivel máximo: ¡65 mil 872 millones de pesos!
Lamentablemente, el cobro de comisiones abusivas también se debe a la ignorancia de los clientes, Morena habla de aprovechamiento, aunque el 71% de ellos no compara los productos financieros al contratar; el 27% ignora sabe si le cobran comisiones por su crédito de nómina; el 19% no sabe si le cobran la anualidad de su tarjeta de crédito, y el 38% desconoce las comisiones que le cobran en su cuenta de depósito.
El caso es que, mientras son peras o manzanas los bancos mexicanos se han enriquecido a costillas de sus clientes, aunque ignoramos si algunas complicidad de dependencias o empresas, hasta para pagar 20 o 50 pesos de inscripción, mensualidad o derecho obligan a la gente a hacerlo directamente en algún banco, donde también es prácticamente obligatorio cobrar la nómina.

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con crédito para el autor)

*Luis Ángel Cabañas Basulto es un periodista con más de 41 años de experiencia como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de varios medios de comunicación, además de haber fungido como jefe de información de dos ex gobernadores y tres presidentes municipales y publicar cuatro libros.
Titulado en la Universidad Autónoma de Yucatán como Licenciado en Derecho, cuenta con cuatro Diplomados en Derechos Humanos y Sistema Acusatorio; La Familia y los Derechos Humanos; Acceso a la Justicia en Materia de Derechos Humanos, y en Juicio de Amparo, así como con más de 15 Seminarios, Talleres y Cursos diversos. 

luancaba@hotmail.com                                                      leg_na2003@yahoo.com.mx                                 luancaba.qroo@gmail.com                 
http://facebook.com/luisangel.cabanas            
@legna2003                                                                 http://luisangelqroo.blogspot.mx

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Nuevo, sonado escándalo en la Fiscalía!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Mientras la gobernadora de Quintana Roo, la verde-morenista Mara Lezama, está más preocupada por la supuesta posibilidad de ser nombrada una de las últimas colaboradoras de la virtual nueva presidente de México como próxima Secretaria de Turismo, sus propios colaboradores siguen haciendo de las suyas, principalmente en la Fiscalía General del Estado.          No sabemos qué tanto esté involucrado el titular de la dependencia, Raciel López Salazar, no así el Fiscal del Distrito Zona Norte, Sergio Iván Cruz Ledezma, a quien el sábado acusaron desde el portal Noti-Ulin , de tener un  “Edén” y habla de una “red de corrupción y poliamor en la Fiscalía”, según sugestivo título que aparece en redes sociales.          Ignoramos si la propia Mara Lezama lo nombró o si sería “chanchullo” de Raciel López, como lo han sido sus demás
¡Lluvia... de millones de pesos en la SCJN!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Mientras nosotros preocupados por el huracán “Beryl”, una lluvia de millones de pesos gozan los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y de ahí su “indignación” en que se reforme el Poder Judicial, según se puso de manifiesto el martes, con ocasión del tercer foro para la reforma que, bajo el título “Austeridad, fideicomisos y derecho laboral de los trabajadores”, se realizó en Toluca, Estado de México. Ante el presidente del Tribunal en el Estado de México -también del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de esa entidad-, a quien el senador Ricardo Monreal Ávila dijo :  “¡viva también la austeridad para usted!”, el tema de este foro tuvo que ver con la austeridad, fideicomisos y derechos de los trabajadores del Poder, posición jurídica y política. Según se explicó, los derechos laborales de los trabajad
Infierno de mujeres… ¡paraíso de juzgadores!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Las renombradas reformas al Poder Judicial, donde jueces, magistrados y ministros son los principales cuestionados, en estos tiempos de mujeres, que hace 69 años votaron por primera vez, el reclamo popular es que la justicia está muy lejos de la gente, y existe un reproche constante y permanente, donde, tan sólo en el ámbito penal, ¡el 40% de los reclusos de los centros penitenciarios! carecen de sentencia. Acorde con el tema, lo más grave es que, en la mayoría de los casos, las afectadas son mujeres, la mitad de las cuales, por si fuera poco, tampoco tiene sentencia, y tres de cada 10 de ellas han esperado más de dos años una resolución, sin olvidar casos en los que llevan más de 15 años. Lo cierto es que tan sólo el 4% de las investigaciones de las Fiscalías federales o estatales avanza en los tribunales que, para todo, les