Ir al contenido principal
En primera fila
                          ¡Un polémico reto!
                                                           Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*
Supuestamente “desesperado en su lucha por lograr la candidatura a la diputación federal por el Distrito II, al ver que cada vez es más claro que será para una mujer”, el ex presidente municipal de Othón P. Blanco y actual director del Conalep-Chetumal, Andrés Ruiz Morcillo, habría retado a los miembros del gabinete gubernamental y a los que aspiren a un cargo de elección popular a practicarse públicamente una prueba antidoping.
En un contexto que se ignora, pero difundido en un portal de Internet, al parecer no simpatizante suyo, el polémico funcionario -también ex director general de CAPA-, que se “distinguió” como munícipe por sus sospechosos préstamos para la Comuna, licencias para la construcción de gasolineras y contratar lámparas “Leds”, se habría referido a cargos que obligan a esa prueba, como al titular de Seguridad Pública.
La aparente polémica se habría dado en el marco de la aplicación obligatoria del antidoping en el Conalep y las quejas por su costo que, se dice, generó importantes dividendos a la familia Ruiz-Hernández, al Suchaa y al Centro de Integración Juvenil, que realizaron los exámenes por 150 pesos cada uno y obtuvieron más de 120 mil pesos, pero sólo dos alumnos dieron positivo.
         Lo cierto es que, independientemente de la intención del ex munícipe en lo que dicen que dijo, lo importante aquí es que, tras su controvertido paso por el Ayuntamiento, habría que recordarle a aquél que el costo de ocupar o haber ocupado un cargo público es un diario un análisis de conciencia para determinar si se es libre de pecado para arrojar la primera piedra o, como se dice en el argot político, revisar si se tiene o no “cola” que le pisen.
         En ambos casos, el de Ruiz Morcillo es quizá uno de los más significativos -después de los del ex gobernador Félix González y el mitómano Carlos Mario Villanueva Tenorio-, aunque, si de retar se trata, habría que hacerlo con él mismo a demostrar su “inocencia” en los casos de las gasolineras, empréstitos y Leds, por citar algunos renglones nunca suficientemente esclarecidos.
         Pese a los compromisos de campaña de quien se consideraba uno de los mejores alcaldes de Othón P. Blanco durante su primer periodo, el gordito Eduardo Espinosa Abuxapqui, hasta hoy no ha cumplido con investigar y difundir ninguno de los tres casos, lógicamente, como tampoco lo ha hecho -ni nadie cree que lo haga- con el no menos cuestionado periodo de de  Villanueva Tenorio, quien, según las malas lenguas, se ha convertido en su principal asesor.
         Ahora bien, otro de los retos que habría de hacerle a Ruiz Morcillo es a hacer pública su declaración patrimonial, a efecto de demostrar que no se enriqueció “inexplicablemente” durante su trienio y que sus propiedades son razonables en relación con sus ingresos oficiales como alcalde. En este caso, sería uno de los principales reclamos de los othonenses ante la posibilidad de ser nominado candidato del PRI.
         Nuestro personaje nunca ha negado públicamente sus pretensiones de alcanzar la diputación federal, como tampoco lo hizo en su momento con la posibilidad de ser abanderado priísta a la gubernatura antes del “destape” de Roberto Borge, cuando el ingeniero con funciones de mentor, entonces como primer edil, inundó la capital chetumaleña con cartelones que obstaculizaban la visibilidad en las principales avenidas.
         Existen no pocas versiones en el sentido de que don Andrés no dio paso sin huarache desde los más altos niveles de palacio de gobierno, aunque otras voces aseguran que a los únicos que escuchaba eran a su oficial mayor y su tesorero, Luis Montúfar Bailón y José Polanco Bueno, respectivamente, este último, por cierto, también tesorero del entonces gobernador Mario Villanueva Madrid.
         Cualquiera que haya sido el caso, lo cierto es que resulta infantil su público reto, equivalente a plantearles a los eventuales aspirantes demostrar que no son homosexuales, ya que cualquiera de ellos podría retarlo, por citar un ejemplo, a demostrar públicamente su fidelidad conyugal. Esto significa que es fácil exigir lo que podemos demostrar cuando sabemos de qué pie NO cojeamos.      
         La pregunta obligada es ¿Por qué mejor no plantear retos en igualdad de circunstancias? Un buen ejemplo sería exigir que TODOS los aspirantes a convertirse en candidatos hicieran pública su declaración patrimonial, lo que, por cierto, ninguna ley impide, aunque, tramposamente, tampoco lo exige, por lo que sería la mejor muestra de buena fe y buena voluntad.
         Y, si no fuera mucho pedir, el PRI podría convertirse en el mejor promotor de ese requisito, al que, puede estar Usted seguro, todos los virtuales suspirantes se opondrían, desde luego, porque seguramente algo tendrán que ocultar, tal y como ocurre con la mayoría de sus funcionarios, a menos, desde luego, que demostraran lo contrario,… pero nadie estaría dispuesto a hacerlo ¡También puede estar seguro de ello!

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con la cita del nombre de su autor)

*Luis Angel Cabañas Basulto, periodista yucateco avecindado en Chetumal, Quintana Roo, con más de 36 años de trayectoria como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de diversos medios de información, también ha fungido como Jefe de Información de dos ex gobernadores y tres presidentes municipales, y publicado tres libros.

luancaba2003@hotmail.com                                                        
leg_na2003@yahoo.com.mx                    
uisangel.cabanas@facebook.com                              luancaba.qroo@gmail.com                                                               @legna2003                                                          

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Nuevo, sonado escándalo en la Fiscalía!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Mientras la gobernadora de Quintana Roo, la verde-morenista Mara Lezama, está más preocupada por la supuesta posibilidad de ser nombrada una de las últimas colaboradoras de la virtual nueva presidente de México como próxima Secretaria de Turismo, sus propios colaboradores siguen haciendo de las suyas, principalmente en la Fiscalía General del Estado.          No sabemos qué tanto esté involucrado el titular de la dependencia, Raciel López Salazar, no así el Fiscal del Distrito Zona Norte, Sergio Iván Cruz Ledezma, a quien el sábado acusaron desde el portal Noti-Ulin , de tener un  “Edén” y habla de una “red de corrupción y poliamor en la Fiscalía”, según sugestivo título que aparece en redes sociales.          Ignoramos si la propia Mara Lezama lo nombró o si sería “chanchullo” de Raciel López, como lo han sido sus demás
  Poder Judicial de Q. Roo, ¿Junto al narco?                                                                                Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Publicado por el portal Cancún Al Desnudo, y reproducido, sin embargo, mucho después por Adolfo Conrique con el título de Justicia del bienestar, el caso de un abogado asesinado presuntamente por el crimen organizado de Quintana Roo, pone en duda el papel del Poder Judicial del Estado, sobre todo hoy que están en boga el análisis del proyecto nacional de reforma integral de ese Poder.          Ahora bien, el homicidio que nos atañe es el del abogado Daniel Castro Rendón, de 48 años de edad, quien pertenecía a la Defensoría Pública de Quintana Roo, era originario de Ayutla, Guerrero, y recién había perdido una apelación, por lo que el Cartel de “La Barredora”, con el que estaba al servicio, habría decidido su ejecución. Lo anterior habría puesto de manifiesto una aparente corrupción al interior de la dependencia “autónom
¡Lluvia... de millones de pesos en la SCJN!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Mientras nosotros preocupados por el huracán “Beryl”, una lluvia de millones de pesos gozan los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y de ahí su “indignación” en que se reforme el Poder Judicial, según se puso de manifiesto el martes, con ocasión del tercer foro para la reforma que, bajo el título “Austeridad, fideicomisos y derecho laboral de los trabajadores”, se realizó en Toluca, Estado de México. Ante el presidente del Tribunal en el Estado de México -también del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de esa entidad-, a quien el senador Ricardo Monreal Ávila dijo :  “¡viva también la austeridad para usted!”, el tema de este foro tuvo que ver con la austeridad, fideicomisos y derechos de los trabajadores del Poder, posición jurídica y política. Según se explicó, los derechos laborales de los trabajad