Ir al contenido principal

¡Entrevista póstuma con Fiscal “de Mara”!

                                                          Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*

         Lejos de disiparse las dudas en torno al nombramiento del nuevo Fiscal de Quintana Roo, Raciel López Salazar, la controversia en torno a la decisión de la gobernadora Mara Lezama, que no del dócil Congreso del Estado, se hace cada día más comprometedora, ya que aparecen más dudas en torno a la “aparición” del funcionario y de su incondicional, Pedro León Toro Peña, tan criticado como él mismo por sus mutuas actuaciones en Puebla.

         Lo más curioso del caso es que, pese a las múltiples componendas sobre la trayectoria de Raciel López, a éste le ha dado por declarar en torno a su plan de trabajo y a criticar a su antecesor -igual de odiado por la ciudadanía-, aunque no tanto por su origen chiapaneco, que ya de por si es rechazado por los quintanarroenses, principalmente los profesionales, y más los de la rama del Derecho.

         Pero, vaya, lo más criticable de sus declaraciones es que podría haber hablado de todo, pero no de las críticas en su contra ni de sus negros antecedentes de Puebla, donde fue “colaborador” de un finado gobernador, en cuyos últimos meses de vida habló de la pésima trayectoria de nuestros personajes.

         No creemos que haya existido “línea” Para que Raciel López sólo se refiriera a determinados temas ni que hubiera enviado un boletín que publicaron como tal los medios afines a Mara Lezama o a la oficina de prensa de la Fiscalía, ya que lo contrario sería una imperdonable omisión de los compañeros de los medios que lo entrevistaron.

         Curiosamente, después de la extensa “entrevista”, no pocos demandaron, vía redes sociales -sobre todo agrupaciones de Abogados-, que el Congreso del Estado diera marcha atrás al nombramiento, aunque para tal caso habría que preguntarse si todavía se cree en milagros, sobre todo si se sabe de qué tamaño fue el compromiso para el tamaño nombramiento.

         Lo cierto es que, tal y como ofrecimos en la columna anterior, del 24 de julio, https://luisangelqroo.blogspot.com/2023/07/chiapanecos-peligrosos-en-la-fiscalia.html el portal “Reto diario 14 años” reprodujo una entrevista del periodista Mario Alberto Mejía al ya fallecido ex gobernador poblano Miguel Barbosa, a quien pregunta qué pasó con los chiapanecos que llegaron a su administración. Las preguntas y respuestas las damos a conocer textualmente para que Usted tenga una idea de quién fue Raciel López.

¿Qué pasó con los chiapanecos que llegaron a tu administración, gobernador?

Miguel Barbosa (MB): Una mafia. Resultaron una mafia.

MAM: ¿Qué pasó con Raciel López, ex titular de Seguridad Pública?

MB: El jefe de la mafia.

MAM: ¿Quién te lo recomendó?

MB: Me lo trajeron a sentar. Era el momento de la crisis de seguridad que tuvimos con el asesinato de tres estudiantes de medicina y el conductor de Uber, en Huejotzingo. Debíamos tomar decisiones y teníamos que hacer algo rápido. Raciel es un hombre experimentado, pero lo rodeaba un equipo de puro mafioso. Tuve que tomar la decisión de su relevo porque ya no se podía.

MAM: ¿Cómo se encendieron las luces rojas?

MB: Se encendieron todas, ¿eh? El tema de seguridad pública es muy poroso. Se habían formado grupos dentro de la policía estatal que estaban vinculado a la delincuencia.

MAM: ¿Pero no fue la época aquella en que detuvieron a muchas bandas?

MB: Sí. Fue esa época. Se detuvo a mucha gente, pero fue sustituida por otras. La policía estatal ya no era del gobierno: Era de Raciel y sus chiapanecos.

MAM: Quitaron al Moco, pero dejaron al Moquito.

MB: Así de sencillo. Y todo eso está en averiguaciones.

MAM: Tú veías a Raciel López todos los días en las reuniones de seguridad. ¿En qué momento empezaste a percibir que algo no estaba bien?

MB: Cuando vi que las instrucciones que yo daba, él las valoraba para decidir si las cumplía o no. Eso es lo peor que le puede pasar a un servidor público: Cuando tiene un jefe jerárquico que le da una instrucción y valora si las cumple o no las cumple.

En el caso de Raciel, llegó ese momento en que ya nada era cierto. Imagínate lo que me dijo de ese tal Toro (León Toro) Le dije: “Investiga esto, investiga lo otro”. Y me salió con eso de que “no es cierto, es un gran servidor público. Honesto, leal. Es un defensor de los derechos humanos” ¡Eso me dijo de ese hampón! En ese momento pensé: “¡Está perdido!”.

MAM: ¿Cómo fue la ruptura?

MB: No hubo ruptura. Fue una decisión. Los temas de seguridad los consulto con el Ejército y con la Fiscalía. Yo no soy quien deba tomar solo esas decisiones…

MAM: ¿Y ellos coincidieron en tu visión?

MB: Claro. Es un asunto también político, de mando. Los temas de seguridad en tu Estado los tienes que compartir con las instituciones. Así debe ser. Yo hago todo así.

MAM: O sea: ¿No fue una decisión unilateral?

MB: Fue una decisión unilateral compartida, pues. Si me hubieran dicho que no, de todas maneras, la decido yo, pero tengo que formar ese ambiente de colaboración y consenso.

MAM: ¿Habían visto cosas extrañas también?

MB: Esto es muy reservado. En ese mundo de la seguridad pública se maneja un lenguaje muy cuidadoso. Se tienen relaciones muy cuidadosas. Hay que saber transitar en ese mundo.

MAM: ¿En qué momento diste el manotazo en la mesa?

MB: Dos días antes de que di la instrucción. Llamé y dije: “Lo voy a hacer de un jalón”.

MAM: ¿Llamaste a Raciel?

MB: Llamé a los que te dije. A él no. Dije: “Vamos a relevar a todos y al final a Raciel”. Y cuando supo que estaba relevando a todos, menos a él -porque de un sólo jalón les di de baja-, entendió que tenía que darse de baja, y vino a presentarme su renuncia.

MAM: ¿Lo viste personalmente?

MB: Sí.

MAM: ¿Qué te dijo?

MB: Que entendía que los ciclos se cerraban, y que agradecía la confianza. “No va a encontrar nada”, me dijo.

MAM: No, bueno, se llevaron todo, ¿no?

MB: ¡Todo!

MAM: ¿Se llevaron documentos?

MB: Siempre se llevan documentos. Una de las cosas que los funcionarios públicos desleales hacen siempre es llevarse documentos.

Al igual que en la columna anterior, con todo esto, creemos que Mara Lezama ya sabe lo que le espera, y no que, suponemos, antes de nombrar a Raciel López sólo le importó quedar bien con el partido Verde “Ecologista” -o con otra persona-, con un profundo y descarado desprecio por los profesionistas locales, a los que ignoró igual que a la comunidad, tan sólo pensando en reuniones en la metrópoli o la próxima visita de López Obrador.

*Luis Ángel Cabañas Basulto es un periodista con más de 46 años de experiencia como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de varios medios de comunicación, además de haber fungido como jefe de información de dos ex gobernadores y tres ex presidentes municipales, y escribir cinco libros, uno de ellos pendiente de publicar.

Titulado como Licenciado en Derecho en la Universidad Autónoma de Yucatán, cuenta con siete Diplomados, tres de ellos en materia de Juicio de Amparo (2017, 2019 y 2021), Derechos Humanos y Sistema Acusatorio; La Familia y los Derechos Humanos; y Acceso a la Justicia en Materia de Derechos Humanos, así como con más de 75 Seminarios, Talleres, Cursos y Conferencias.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Nuevo, sonado escándalo en la Fiscalía!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Mientras la gobernadora de Quintana Roo, la verde-morenista Mara Lezama, está más preocupada por la supuesta posibilidad de ser nombrada una de las últimas colaboradoras de la virtual nueva presidente de México como próxima Secretaria de Turismo, sus propios colaboradores siguen haciendo de las suyas, principalmente en la Fiscalía General del Estado.          No sabemos qué tanto esté involucrado el titular de la dependencia, Raciel López Salazar, no así el Fiscal del Distrito Zona Norte, Sergio Iván Cruz Ledezma, a quien el sábado acusaron desde el portal Noti-Ulin , de tener un  “Edén” y habla de una “red de corrupción y poliamor en la Fiscalía”, según sugestivo título que aparece en redes sociales.          Ignoramos si la propia Mara Lezama lo nombró o si sería “chanchullo” de Raciel López, como lo han sido sus demás
¡Lluvia... de millones de pesos en la SCJN!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Mientras nosotros preocupados por el huracán “Beryl”, una lluvia de millones de pesos gozan los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y de ahí su “indignación” en que se reforme el Poder Judicial, según se puso de manifiesto el martes, con ocasión del tercer foro para la reforma que, bajo el título “Austeridad, fideicomisos y derecho laboral de los trabajadores”, se realizó en Toluca, Estado de México. Ante el presidente del Tribunal en el Estado de México -también del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de esa entidad-, a quien el senador Ricardo Monreal Ávila dijo :  “¡viva también la austeridad para usted!”, el tema de este foro tuvo que ver con la austeridad, fideicomisos y derechos de los trabajadores del Poder, posición jurídica y política. Según se explicó, los derechos laborales de los trabajad
Infierno de mujeres… ¡paraíso de juzgadores!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Las renombradas reformas al Poder Judicial, donde jueces, magistrados y ministros son los principales cuestionados, en estos tiempos de mujeres, que hace 69 años votaron por primera vez, el reclamo popular es que la justicia está muy lejos de la gente, y existe un reproche constante y permanente, donde, tan sólo en el ámbito penal, ¡el 40% de los reclusos de los centros penitenciarios! carecen de sentencia. Acorde con el tema, lo más grave es que, en la mayoría de los casos, las afectadas son mujeres, la mitad de las cuales, por si fuera poco, tampoco tiene sentencia, y tres de cada 10 de ellas han esperado más de dos años una resolución, sin olvidar casos en los que llevan más de 15 años. Lo cierto es que tan sólo el 4% de las investigaciones de las Fiscalías federales o estatales avanza en los tribunales que, para todo, les