martes, 21 de junio de 2016

¿Por qué se “levantó” el pueblo?


                                       Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*
         Independientemente de en lo que culmine el enfrentamiento de policías con el pueblo este martes al mediodía en el Congreso de Quintana Roo, al momento de escribir estas líneas el cuestionable gobierno de Roberto Borge Angulo había provocado que la XIV Legislatura pasara a la historia por ocasionar que cientos de quintanarroenses se levantaran públicamente desde el lunes contra sus representantes “populares” en ese Poder.
         Ya lo habían hecho anteriormente el pueblo el 5 de junio último, y en esa ocasión pudo comprobar que “sí se puede” ante el Poder Ejecutivo, al que, como era de esperarse, se responsabiliza de que Quintana Roo esté en la ruina, mientras el “Casanova” mandatario se paseaba tranquilamente y sus disque colaboradores hacían lo que se les pegara la gana.
         Sin embargo, en esta oportunidad les “cayó el veinte” en el sentido de que los señores diputados también son responsables de que el Gobierno del Estado endeudara a los quintanarroenses en los próximos 30 años y que a nivel nacional seamos los mexicanos más endeudaos “per cápita”, inclusive por encima de Coahuila, Veracruz y la Ciudad de México.
         En efecto, parte de la culpa de esa una mega deuda de Quintana Roo por más de 24 mil millones de dólares, que crece día con día por los millonarios intereses y que las participaciones federales se comprometieron en deterioro de los principales servicios públicos -obra pública, salud y calles-, son los “flamantes” diputados y ex diputados locales que autorizaron los empréstitos.
         En este sentido, no sólo los actuales legisladores están señalados con el índice acusador, sino también los de la XIII Legislatura, que se encargaron de facilitarle al ex gobernador Félix González aumentar la deuda de alrededor de mil 300 millones de pesos hasta elevarla bestialmente a cerca de 13 mil millones, que está a punto de duplicar Borge Angulo, si no es que lo ha rebasado, ya que desde el año anterior no ha hablado sobre ella.
         Por si fuera poco, de nada ha servido al titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación, Juan Pablo Guillermo Molina, observar que el gobierno se desmorona para ofrecer alguna explicación, “maquillada” por lo menos -como acostumbra-, inclusive cada vez son más fuertes los rumores en el sentido de que ha desaparecido de sus oficinas, y del Estado. Mucho ojo.
         Ahora bien, en el caso de los diputados que orquestaron el arranque del sobreendeudamiento de Quintana Roo se incluyen tres funcionarios que han pasado “agachados” en los cuestionamientos: Se trata de los ex coordinadores de la XIII Legislatura, Luis González Flores y Eduardo Espinosa Abuxapqui, el primero de ellos tío de Félix González.
         El segundo de ellos, que, inclusive, aspiró a la candidatura del PRI a la gubernatura del Estado, es aún presidente municipal de Othón P. Blanco, y aunque tuvo como “sombra” al ex secretario de Finanzas de Félix González, el alcalde cozumeleño Freddy Marrufo Martín, fue responsable de autorizar los sobreendeudamientos municipales, entre ellos de Solidaridad y OPB.
         Tampoco escapa de culpa otro ex aspirante priísta a la gubernatura, el diputado federal José Luis “Chanito” Toledo Medina, quien coordinó en forma conjunta la XIV Legislatura con Pero Flota Alcocer, hasta solicitar licencia para aspirar a la Cámara de Diputados bajo el “padrinazgo” de Borge Angulo.
         En ambos casos, el PRI tuvo mayoría en las Legislaturas, además de contar eventualmente con el abierto apoyo de algunos diputados de oposición “maiceados”, y de ahí que se les critique su apatía en apoyar a los cientos de manifestantes que ayer lunes por la noche sólo pudieron ingresar al Congreso por la fuerza para evitar alguna “travesura” de Pedro Flota y “achichincles”.
         Al final de cuentas, la sesión sólo sirvió de marco para que le eligiera la mesa directiva que encabezaría la sesión extraordinaria de este martes, cuya presidenta será la dirigente del sindicato de trabajadores del Ayuntamiento de Benito Juárez, la priísta Delia Alvarado, quien apenas en marzo último sustituyó a Susana Hurtado Vallejo.
         Con licencia para apoyar la candidatura de Mauricio Góngora, Susana Hurtado, quien se hiciera famosa por usar como estrategia política obsequiar ropa interior para conseguir votos, fue diputada federal (2010-2012) durante la LXI Legislatura, en sustitución del propio Borge Angulo, cuando éste solicitó licencia para contender por la candidatura a gobernador.
         Lo cierto es que, aunque Pedro Flota lo negara una y otra vez, los diputados buscaban darle “madruguete” al gobernador electo Carlos Joaquín González, entre otros, con la aprobación de un nuevo empréstito para el sobreendeudado municipio de Mauricio Góngora, así como imponer al nuevo titular de la Auditoría Mayor del Estado.
         Peor aún, el maquiavélico plan de Pedro Flota incluía modificaciones constitucionales para modificar el nombre de la Procuraduría de Justicia del Estado por el de Fiscalía General, así como facultar al Congreso -en cuya XV Legislatura tendrá mayoría el PRI- a nombrar al titular de la dependencia, donde, al igual que en la Auditoría Mayor, fungiría alguien “a modo”, para cubrir las irregularidades de Borge y “compañía.
         Como era de esperarse Pedro Flota responsabilizó a Carlos Joaquín de la movilización ciudadana, cuando que la primera sesión extraordinaria debió celebrarse originalmente este martes, pero el frustrado político decidió adelantarla ayer para evitar la respuesta finalmente fue inevitable: Quintana Roo ha despertado finalmente y no permitirá encubrir irregularidades con mayores irregularidades.
         La verdad es que es una verdadera lástima que el legislador mostrara el cobre de la moneda cuando debió ser más inteligente y entender que vivimos nuevos tiempos para adoptar una conducta conforme a los intereses de quienes debe representar dignamente, ya que sigue cavando su tumba política y echándose cada vez más tierra encima.
         Ex titular de Seguridad Pública y de CAPA, Pedro Flota también ha fungido como Secretario de Gobierno, aunque su máxima aspiración era ser presidente municipal de OPB, lo que evitó, primero, el pago de “favores” de Borge Angulo a Espinosa Abuxapqui y luego el problema de género que obligó al mandatario a postular a Arlet Mólgora.
         El Tribunal Federal Electoral echó por tierra esa obligación, lo que también pudo haber beneficiado al funcionario, pero éste, ante el temor de quedarse sin esa “ubre”, con la que paga a más de una decena de periodistas que hoy no buscan cómo defenderle, no presentó a tiempo su licencia al cargo y perdió la posibilidad.
         La pregunta obligada es si cree que con actitudes como la de ahora podrá pedir el voto al pueblo en otra ocasión, No lo creemos, ya que está desperdiciando una valiosa oportunidad de congraciarse con los votantes, antes por el contrario, junto con Borge Angulo, será histórica, política y penalmente responsable de cuanto ocurra en las próximas horas, días y semanas en el Congreso.
         Finalmente, ante sus acusaciones contra Carlos Joaquín, éste subió un video en el que aclara su postura: https://youtu.be/eXzaQKMgbcI

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con la cita del nombre de su autor)

*Luis Angel Cabañas Basulto, periodista yucateco residente desde hace 29 años en Chetumal, Quintana Roo, y más de 39 años de trayectoria como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de diversos medios de información, ha sido Jefe de Información de dos gobernadores y tres presidentes municipales, y publicado cuatro libros.


luancaba@hotmail.com                                                      leg_na2003@yahoo.com.mx                                 
luancaba.qroo@gmail.com                 
http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                    
@legna2003                                                                 http://luisangelqroo.blogspot.mx