viernes, 5 de mayo de 2017

 ¡Cayó el primer colaborador de Borge!


                                                 Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*
      Tan sólo unas horas después de que la Secretaría de Gobernación aclarara públicamente de que no existe ninguna acción persecutoria de la Federación contra el ex gobernador Roberto Borge, la Fiscalía General de Quintana Roo sorprendió por la mañana a todo mundo con la captura de uno de los ex colaboradores del mandatario: Mauricio Rodríguez Marrufo.
         Ex titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI), el funcionario, quien fungía como Secretario del Ayuntamiento de Benito Juárez, que encabeza el verde-“ecologista” Remberto Estrada Barba, fue sorpresivamente aprehendido este viernes en Cancún por agentes de la Fiscalía durante un evento de la Mesa de Seguridad y Justicia.
Su detención, por imputársele el delito de daño patrimonial por al menos 39 millones de pesos, se dio a pesar de existir una solicitud de Amparo contra la autoridad estatal, trámite que habría realizado el 23 de diciembre último.
         Por si no se calificara como uno de los primeros “peces gordos” de la administración borgista, el inculpado, quien siempre dijo no preocuparle los constantes señalamientos en su contra porque durante cinco años al frente de la SEDUVI fue auditado constantemente y siempre salió bien, es nada menos que hijo del ex Procurador de Justicia del Estado, Bello Melchor Rodríguez Carrillo.
         Con un cuestionado paso por esta dependencia durante el no menos opaco sexenio del también priísta Félix González, el cuestionado Bello Melchor siempre fue señalado “padrino” político de su hijo para incrustarlo en el gabinete de Roberto Borge, ya que, según se publicó, en agosto de 2005 el vástago habría sido acusado de propinar brutal golpiza y amenazar con matar a su entonces novia Paola Muñoz de Cote.
         Bello Melchor fungió como Procurador de Justicia desde 2005, cuando empezó la cuestionada administración “felixista”, hasta el 7 de abril de 2010, cuando fue removido a la Secretaría de Desarrollo Económico (Sede), aunque Mauricio, hasta antes de ocupar la SEDUVI, jamás había sido funcionario de ningún nivel de gobierno ni ostentado puesto de elección popular. Estaba a cargo de los negocios de su progenitor.
         No obstante, mucho le favoreció su cercanía familiar con la cónyuge de Félix, Narcedalia Martín Villanueva “La Polly”, quien también habría influido en la carrera política de otro conocido funcionarios con aquel apellido, el ex secretario estatal de Finanzas, ex diputado local, ex alcalde de Cozumel y, desde marzo último, titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Territorial y Urbano (SEDATU), Fredy Marrufo Martín, primo de Mauricio.
Ahora bien, ¿Qué es la SEDUVI? Nació a propuesta del entonces diputado Luis González Flores -tío de Félix González- para circunscribir acciones de seguimiento de políticas y programas en materia de ordenamiento territorial, con impulso a la modernización en materia de propiedad raíz y establecer programas relacionados con las reservas territoriales del Estado.
“¡Chanfles!... Una alta responsabilidad para el júnior golpeador”, diría en ese entonces nuestro amigo, el desaparecido periodista Carlos Cantón Zetina, y el tiempo le daría la razón, ya que sus irregularidades y desaciertos estuvieron a la orden del día.
En efecto, según documentó el periodista Hugo Martoccia con el título “La historia del PDU” en su columna de diciembre último en el portal de Noticaribe, el Cabildo de Benito Juárez, que encabezaba entonces el perredista Julián Ricalde, había aprobado el PDU 2013-2030, que intentó poner orden al descontrolado crecimiento urbano en ese municipio.
Sin embargo, menos de un año más tarde, ya durante la administración del priista Paul Carrillo, la Seduvi impulsó diversos cambios, impuestos de manera irregular, ya que se impidió el normal desarrollo de las obligadas consultas públicas.
Finalmente, se cambiaron los parámetros de casi 20 mil hectáreas de tierras.
En 2014, el entonces presidente del PRD en el Estado, Julio César Lara Martínez, encabezó un trabajo de comparación entre ambos PDU, y halló 17 cambios a lo aprobado por el Cabildo anterior, todos los cuales tenían que ver con negociados, uno de ellos la incorporación de “normas excepcionales en zona de transformación”, y el nuevo Coeficiente de Uso de Suelo 2 (CUS) que permitía el pago de “contribuciones” para lograr beneficios en los parámetros.
“Esto es claramente ilegal y propicia no sólo el desorden y la anarquía en el crecimiento de la ciudad, sino que abre la puerta de manera descarada a la corrupción”, consideró entonces Lara Martínez, quien agregaría que “la reformulación del PDU tiene que ver con negocios”.
Pero eso no fue todo, ya que la intromisión de la Seduvi permitió, entre otros, volver a la anarquía en la zona hotelera, al permitir más construcciones en proyectos como Bay View Grand y Puerto Nizuc; fomentó la construcción en zona de riesgo, como manglares en Puerto Juárez; se creó un área de uso comercial en la zona de Bonfil, colindante con un área natural protegida
Asimismo, en Puerto Cancún se cambiaron zonas con permisos para construir 5 niveles con densidad de 62 cuartos por hectárea, hasta 20 niveles con 113 cuartos por hectárea; desaparecieron áreas verdes y de equipamiento de Cancún para convertirlas en áreas comerciales; desapareció la obligación de que las casas-habitación que se construyeran en la ciudad tuvieran un mínimo de 60 metros cuadrados
A pesar de estos antecedentes y denuncias en su contra, Rodríguez Marrufo continuó al frente del segundo cargo en importancia del municipio más grande y rico de Quintana Roo, y aunque Usted no lo crea, llegó a convertirse en ¡prospecto del PRI para  alcalde de Cozumel!, un municipio mal gobernado y endeudado por su primo Fredy Marrufo.
Parte del “currículum” del detenido lo documentaría Cantón Zetina en diciembre de 2015, cuando lo calificaría de prominente “mapache” electoral y presunto  usurpador de título universitario, aunque beneficiario de  negocios con valiosas tierras.
Fue nombrado Secretario sin experiencia en el ramo ni haber ocupado antes ningún cargo público, sólo por tener buena amistad con Félix, de quien es paisano y ex compañero de estudios en el Colegio Cumbres de Cozumel, misma vía del amiguismo por el que pudo haber accedido a la presidencia municipal.
Sin embargo, habría  participado en las campañas electorales de Borge, primero para diputado federal y luego para gobernador, mientras que en 2013, cuando la dupla  PRI-Gobierno ganó todas las alcaldías y mayoría en el Congreso, Rodríguez Marrufo habría sido acusado de haberse convertido en uno de los principales “mapaches” para la compra de votos a favor de los candidatos priistas y la consumación de fraude.
Por otro lado, ostentaba en su portal de Internet una Licenciatura “patito” que no reconocía ni el propio Gobierno del Estado, ya que su nombre no estaba antecedido por ninguna profesión; tenía una “C” de ciudadano. Supuestamente, era Licenciado en Derecho (1999-2005) por la Universidad Alfa Lambda, con sede en Toluca, Estado de México.
Empero, ¿cómo explicarse que en el periodo  2004-2005 fue activista político a favor de Félix González  por la gubernatura? ¿No se suponía que estaba “estudiando”?)
Al frente de Seduvi es presunto autor de  jugosos negocios con la  regularización de asentamientos  humanos, y con viviendas y terrenos. Muchas familias perdieron su patrimonio, o no lo pudieron legalizar, en tanto abundan quejas respecto a trampas con títulos de propiedad. Gente que se pasaba años solicitando un lote, o tratando  de regularizarlo, carecía de certeza jurídica.
Pero, vaya, por si fuera poco, en septiembre del 2015 Luces del Siglo se refirió transas relacionadas con la construcción del proyecto condominal Puerto Nizuc, en 10 hectáreas, en que estuvo involucrado Rodríguez Marrufo para beneficiar  a la  empresa “De Cancún para el Mundo”, en la  que participaría Rodolfo Rosas, uno de los constructores favoritos de los gobiernos de Ivonne Ortega (Yucatán) y Félix González en Quintana Roo.
En fin, todo hace suponer que, ante la, a todas luces, protección de la Secretaría de Gobernación a Roberto Borge, la Fiscalía General de Quintana Roo ha decidido echar toda la carne al asador con los “peces” que se enriquecieron durante el nefasto periodo, y aunque la pregunta obligada es si el ex mandatario sería el próximo, todo hace suponer que la dependencia del “amigo” de la prensa, Miguel Ángel Pech Cen, lo pensará dos veces.
En efecto, en el entendido de que legalmente nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito, muy probablemente preferirá perfeccionar el expediente contra el mandatario -si es que existe-, para evitar el ridículo de no poder obtener una orden de aprehensión, o bien que permita a aquél salir libre bajo fianza…y lamentarse toda la vida.
¿Cómo pasará a la historia? Esperamos saberlo muy pronto.

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con crédito para el autor)

*Luis Ángel Cabañas Basulto es Licenciado en Derecho egresado de la Universidad Autónoma de Yucatán, periodista residente en Chetumal, Quintana Roo, desde hace 30 años, con más de 40 como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de varios medios de información, así como Jefe de Información de dos gobernadores y tres presidentes municipales. Ha publicado cuatro libros.


luancaba@hotmail.com                                                      leg_na2003@yahoo.com.mx                                 
luancaba.qroo@gmail.com                 
http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                                
@legna2003                                                                 http://luisangelqroo.blogspot.mx