martes, 9 de mayo de 2017

Las Notarías Públicas, ¡embarradas!


                                                 Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*
Como si Quintana Roo careciera de Abogados o Licenciados en derecho capaces de ocupar algún cargo público, el “aliancista” gobierno de Carlos Joaquín González continúa con la “tradición” priísta de rescatar aliados para áreas en las que bien se podrían desempeñar otros profesionales locales sin afectar renglones no menos envidiables para los quintanarroenses.
Nos referimos al caso de los Notarios Públicos que, como el propio Secretario de Gobierno, Francisco López Mena, en lugar de dedicarse a su labor como fedatarios, les ha dado por incursionar en áreas de gobierno y dejar suplentes para usufructuar una Patente que, por lo que se ve, poco o nada les habrá costado como contraprestación, política en la mayoría de los casos.
Paciente en la espera de que el gobernador Carlos Joaquín González le nombre candidato a la senaduría o diputación federal en 2008, obviamente con la anuencia del PAN, López Mena ha sufrido el peso que implica ser “segundo de a bordo” y carecer de capacidad, con tal de seguir en primera fila ante los “destapes” federales, en pago de “facturas” del mandatario al blanquiazul.
Para ese efecto, López Mena ha optado por recurrir a la experiencia de sus amigos y colegas Notarios, primero con el gris ex Procurador de Justicia del Estado, el yucateco Carlos Pereyra Vázquez, y ahora con Manuel Jesús Canto Presuel, ambos en la Subsecretaría de Asuntos Jurídicos, a la que el primero renunció la semana anterior “por proyectos personales”.
Nadie pone en tela de juicio la capacidad del nuevo funcionario, al menos no hasta ahora, aunque no deja de llamar la atención que López Mena haya optado por otro Notario, cuando que, se sabe, la lucha por la patente, hasta hoy a discreción del gobernante en turno, no ha sido clara, justa ni abierta en los últimos años, particularmente tras el sexenio de Félix González y hoy tras el oscuro periodo de Roberto Borge.
Ya desde el 2014 se cuestionaba la opacidad en la entrega de Notarías a políticos y amigos, que no precisamente a los profesionales más capaces, tal y como señalaba el periodista Xavier Méndez Camacho en su columna Acta Diurna del portal Sol Quintana Roo, con ocasión de celebrarse en mayo la CXIII Jornada Nacional del Notariado Mexicano en Cancún.
En Quintana Roo, como en otras entidades, decía, existen Notarios que destacan por su falta de escrúpulos y mediocridad, mientras que en la Ciudad de México para conseguir una patente se necesita ser perito  en Derecho, pasar una prueba teórica y oral pública, y tener fama pública intachable.
En efecto, mientras en la capital es una actividad moderna, actualizada y transparente, en algunos Estados sigue siendo herramienta política, de negocio, en la que priva impunidad y corrupción. Aunque sus leyes consignan procedimientos para la selección de aspirantes, los gobernantes en turno otorgan estas plazas a amigos y parientes o en pago de favores políticos.
Lamentablemente, ningún órgano verifica que sus titulares tengan conocimientos, apego a la función notarial o, por lo menos, que sean sujetos a escrutinio ¿Cuántos de ellos ostentan cargos públicos simultáneos con su Notaría a través de prestanombres, suplentes o interinos? La falta de ética profesional y el desprecio hacia el cargo es más que lamentable y escandalosa.
Al cierre de su sexenio, Félix González creó un puñado de Notarías: Ricardo Lezama Pech (Notaría 47-Cozumel), Fernando Emilio Peón Medina (48-Tulum), Leonardo de Jesús Medina González (49-Isla Mujeres), José Lino García Cancino (50-Cancún), Juan Daniel Caballero Corral (51-Cancún). Javier Jesús Rivero Ramírez (52-Cancún) y Oswaldo Antonio Canto Mármol (53-Isla Mujeres), entre otros junior’s, ex funcionarios, abogados mediocres y hasta un defraudador.
El caso de la Notaría 1 es escandaloso. La patente se canceló desde 2007, pero en diciembre de 2010, prácticamente como regalo de Navidad, Félix González se la entregó a Aníbal Alejandro Pedrero Loaiza. El entonces subsecretario Jurídico, Enrique Alejandro Alonso Serrato, le tomó protesta en junio de 2007.
Empero, poco le duró el gusto, pues ese mismo año, Notario y madre, María Elena Loaiza García, enfrentaron un proceso judicial por fraude, y en febrero de 2009 agentes ministeriales lo detuvieron por intentar vender en dos ocasiones terrenos en la zona turística de Bahía de Banderas.
Lo acusaron de recibir un millón de dólares como  representante de la firma Rancho Nuevo Vallarta, de la empresa Consorcio Rofi, como anticipo por la venta de un predio a pie de mar por más de 12.2 millones de dólares, pero se descubrió que ya lo había vendido a otra compañía.
No de balde el desaparecido Notario Felipe Amaro Betancourt decía: “Se ha dado el caso de Notarios que no cuentan con cédula profesional, pero no sería profesional denunciarlos, pues corresponde al Consejo de Notarios vigilar y ver que jurídicamente cumplan con la función notarial”.
Entre los Notarios mediocres se incluía a Ligia María Téyer Escalante, egresada de la Universidad de Quintana Roo en 2002, quien tiene la Notaría 54 de Chetumal, pues Abogados aseguraban que su perfil es gris y sólo se le recordaba como miembro del patronato de los Centros de Integración Juvenil.
Por su parte, el entonces presidente del Colegio de Notarios de Quintana Roo, Alonso Serrato, titular de la Notaría 55 de Chetumal, sólo tenía como “mérito” ser hijo del ex alcalde de Othón P. Blanco, Enrique Alonso Alcocer y ser mediocre subsecretario Jurídico de Félix González. Se comenta que egresó de la Universidad Las Américas y llegó directo al Jurídico sin experiencia laboral.
Con todo, fue el segundo subsecretario del ramo que recibía Notaría, pues la primera fue la cuñada del ex senador Eduardo Ovando Martínez, Dolores Rivera Aguilar, quien obtuvo la patente con Joaquín Hendricks Díaz, mientras que el titular de la Notaría 56 de Cozumel, Manuel Jesús Villanueva Marrufo, tuvo como único mérito ser hermano del también Notario de la isla (15), José Edwin Villanueva Marrufo.
En Kantunilkín, Roger Octavio Menéndez Rodríguez obtuvo la Notaría 57 sin nada notable en su currículum, al igual que José Luis Amador Morales Gutiérrez (58), un perfecto desconocido en el medio como profesional de Derecho. La 59 la encabeza Eduardo Alberto Zetina Trejo, ex funcionario de la Seplader, en tanto la hoy alcaldesa de Solidaridad, María Cristina Torres Gómez, encabezaba la Notaría 60 de Playa del Carmen.
Tras iniciar su campaña al Ayuntamiento, dejó la Notaría al suplente, Emir Machaín Ramírez, aunque a ella sólo se le conoció como administradora de la Desarrolladora de la Riviera Maya, que habría escriturado ilegalmente en zonas en litigio.
Socio del Notario 39, Camilo Cámara Reyes, Juan José Jaime Heredia tiene la 61 de Cancún. Ambos muy poderosos, con servicios carísimos, aunque cuentan entre sus clientes a la  Comisión Federal de Electricidad, Petróleos Mexicanos, FONATUR, Xcaret, Sadasi, las principales cadenas hoteleras, hipotecarias, Chedraui y Grupo Las Américas, entre otros.
Otro caso patético es el del director de Desarrollo Urbano del ex alcalde Francisco Alor Quezada (Notaría 73) Nos referimos a Heyden José Cebada, a quien se le otorgó la Notaría 62. Durante su gestión municipal autorizó cambios de uso de suelo a diestra y siniestra y fue duramente criticado por grupos ambientalistas, que lo acusaron de corrupto.
Hoy es fedatario, al igual que su patrona Ivonne Lemus Arellano, quien se quedó en Puerto Morelos con la Notaría 64, aunque la califican como abogada “altamente recomendada” y que por eso consiguió la patente. 
Unos meses antes de concluir su sexenio, Hendricks Díaz, por su lado, habría entregado 12 patentes que, sin embargo, fueron objeto de juicio contencioso administrativo ante la Sala Constitucional y Administrativa del Tribunal Superior de Justicia, que presentó en abril de 2005 el Consejo Estatal de Notarios de Cancún.
Según éste, cuyo presidente era el notario Víctor Manuel Santín Coral, las patentes se entregaron mediante un procedimiento violatorio de la ley y con simulaciones de actos jurídicos
Antes de promover el recurso,, los notarios buscaron respaldo del presidente de la Asociación Nacional del Notariado Mexicano, David Figueroa Márquez, quien publicó inserciones en periódicos locales el 5 de abril, dirigido al entonces gobernador Félix González, ante quien manifestaron su desacuerdo por considerar que la violación del procedimiento atenta contra el orden jurídico y el Estado de Derecho.
En este sentido, existió la posibilidad de que suspendiera las patentes el entonces magistrado instructor de Sala, Manuel Ávila Fernández, dado que la Ley de Justicia Administrativa, reglamentaria del juicio contencioso administrativo, permite la emisión de suspensiones con efectos restitutivos a petición de parte o de manera oficiosa, de acuerdo con el criterio del instructor
Con ese juicio, que también firmaron el entonces secretario del Consejo, Ángel Enrique Aguilar Núñez, y los vocales Nancy Magaña Tintoré, Edwin Villanueva Marrufo y Yolanda Solís Olveres, se impugnaron las 12 nuevas patentes de notario, entre ellas una del ex asesor de Hendricks Díaz, Naim Díaz.
Ahora bien, ya en columnas anteriores dimos a conocer las sospechosas relaciones de Félix González y del ex candidato del PRI a la gubernatura, Mauricio Góngora Escalante, con el titular de la  Notaría Pública número 13 de Playa del Carmen, de la que es titular Rubén Antonio Barahona López,  http://luisangelqroo.blogspot.mx/2016/06/conexion-felix-mauricio-una-notaria.html y hoy nos encontramos con más de dos docenas de nuevas patentes expedidas por Roberto Borge, pese a que no hacían ninguna falta en el medio.
La pregunta obligada es ¿Qué papel ha adoptado o adoptará el actual presidente del Consejo de Notarios de Quintana Roo, Miguel Mario Angulo Salas? Muy pronto lo sabremos, aunque, lamentablemente, podemos anticipar, poco o nada ha podido o podrá hacer, a menos, creemos, que también presione, como hace 12 años, a través de la Asociación Nacional. Ya veremos.  

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con crédito para el autor)

*Luis Ángel Cabañas Basulto es Licenciado en Derecho egresado de la Universidad Autónoma de Yucatán, periodista residente en Chetumal, Quintana Roo, desde hace 30 años, con más de 40 como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de varios medios de información, así como Jefe de Información de dos gobernadores y tres presidentes municipales. Ha publicado cuatro libros.

luancaba@hotmail.com                                                      leg_na2003@yahoo.com.mx                                 luancaba.qroo@gmail.com                 
http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                                
@legna2003                                                                 
http://luisangelqroo.blogspot.mx