Ir al contenido principal

¡Lucha por el litio, “oro blanco”!

                                                                                 Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*

Para comenzar, habría que mencionar que, desde 1964, la historia de Bolivia se escribe con una serie de regímenes autoritarios con más de 38 golpes militares, el último fallido del miércoles que, para todo mundo, en algo habría metido la mano Estados Unidos, en su ambición por el 24% de las reservas mundiales de litio que ese país controla de forma soberana y explota de acuerdo a sus intereses.

Ahora bien ¿Por qué esa lucha por el litio? Muy sencillo, porque alrededor del 85% de las reservas en el mundo se encuentran en un denominado “Triángulo del litio” compuesto por Argentina, Bolivia y Chile en condiciones de explotación únicas, por lo que permiten costos de procesamiento y producción mucho menores que los de combustibles fósiles.

El litio constituye un recurso natural estratégico clave en el cambio de matriz energética: Se usa para confeccionar acumuladores eléctricos que permiten contener la energía generada con recursos renovables, ya que es intermitente y fluctuante, por lo que debe acumularse, además de utilizarse en dispositivos electrónicos portátiles, como celulares y computadoras.

Además, es determinante en la modificación del patrón tecnológico, ya que las baterías impulsarán la movilidad de los próximos años en autos eléctricos.

Así, Bolivia posee las mayores reservas de litio en salmueras del mundo -23 millones de toneladas-, la segunda reserva mundial en el Salar Uyuni y, a diferencia de Argentina y Chile, en manos de multinacionales que responden a intereses foráneos, lo controla y explota directamente, lo que supone tensiones con EE.UU., ya que las políticas de su ex presidente Evo Morales, cuando se nacionalizó (2008), distan mucho de las que los grigos desean. 

El triunfo de Evo en 2006 inició el proceso que pretendía poner fin a la opresión y subordinación de su país a intereses de grandes corporaciones y potencias.

La nacionalización e industrialización de su litio inició en 2008, cuando decidió otorgar al país histórica demanda de sus comunidades mineras: Que los recursos evaporíticos del Salar Uyuni los explote el Estado, pues, desde la colonia hasta constituirse Estado, sus recursos naturales eran explotados por grandes potencias mediante instrumentos de extracción que poco consideraban los intereses de las comunidades locales.

En 2008 se aprobó el Proyecto de Desarrollo Integral de Salmueras del Salar Uyuni y la instalación y marcha de una Planta Piloto para procesar el litio, además de una Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos, antesala para crear, en 2017, la empresa pública, estatal y nacional Yacimientos Litíferos Bolivianos.

La nacionalización y afianzamiento de los recursos naturales como propios, como clave para elaborar y ejecutar una política exterior soberana, continuó con la aprobación en 2009 de una nueva Constitución Política, donde los recursos naturales fueron declarados estratégicos y de interés público.

Lo cierto es que, hasta 2019, los países con una mayor producción por toneladas de litio, en orden descendente, eran Australia (42 mil), Chile (18 mil), China (7 mil 500), Argentina (6 mil 400), Portugal (mil 200), Namibia (500), Brasil (300), Canadá (200), Estados Unidos y Zimbabue.

En tanto, según United States Geological Survey, las mayores reservas en toneladas se localizan en Australia (62 millones 800 mil), Chile (8 millones 600 mil), Argentina (un millón 700 mil), China (un millón), Estados Unidos (630 mil), Canadá (370 mil), Brasil (95 mil) y Portugal (60 mil)

A todo esto, el presidente López Obrador decretó en febrero de 2023 crear litio para México, “LitioMx”, que gestiona toda la cadena productiva del mineral, desde se exploración y explotación hasta las actividades relacionadas con sus derivados.

En México, hay 36 proyectos mineros de capital extranjero destinados a la extracción de litio controlados por 10 empresas, pero el gobierno recobró el control sobre el mineral.

La Ley Minera, que busca garantizar la explotación del litio en manos del Estado, lo considera el petróleo del siglo XXI, clave en la transición energética que impulsan varias potencias del mundo. Garantizar su control se volvió prioridad para los gobiernos que saben tener este mineral.

El Banco Mundial estima que la producción de grafito, litio y cobalto deberá crecer 500% hacia el 2050 para satisfacer necesidades de la transición energética mundial. La producción de baterías eléctricas, como Tesla al sur de EE.UU., podría generar un aumento en la extracción de hasta 250 millones de toneladas de minerales, principalmente grafito, níquel y cobalto.

Los proyectos mineros de capital extranjero destinados a extraer litio, representan 97 mil has concesionadas, pero otras 537 mil, equivalentes al 84% de las asociadas a la extracción, en trámite, frenaron tras la Ley Minera.

El énfasis sobre su control provocó proceso de especulación financiera, así como disputas por la obtención de fuentes de suministro entre Estados Unidos y Asia. Hoy China, y otros países asiáticos, dominan el mercado.

EE.UU. depende totalmente de mercados externos para carbonato de litio y de litio industrializado, aunque, hasta antes del Covid, el 90% de sus importaciones provenía de Argentina y Chile, su cercanía con México podría convertir a éste en proveedor natural. Los proyectos Bacanora y Salar del Diablo están ubicados a menos de 200 kilómetros de su frontera.

No hay mucha claridad sobre los yacimientos de litio en México. Solo un acuerdo con Hanwa para exportarlo de Bacanora por 10 años a Japón, vía puerto Guaymas, Sonora. Podría tener como destino final el mercado chino, pero también terminar en EE.UU. debido a compromisos comerciales entre Hanwa y Tesla.

Además, el tratado México-Estados Unidos-Canadá dice que las baterías de litio son componente “esencial” para la industria automotriz que opera en la región, y determina tres años para alcanzar un 75% de contenido regional para que las baterías no paguen aranceles.

Estas medidas para incrementar el consumo extraído en la región, sumadas a que la producción mundial se concentra en Australia, Sudamérica y Asia, ponen más presión sobre los yacimientos en México y Canadá. La reforma a la Ley Minera podría sentar las bases sobre quién y cómo se usufructuará el litio de suelo mexicano, oro blanco cuya demanda explotará en la siguiente década.

No existen cifras precisas de la expectativa de producción en México, por lo que hay diferentes puntos de vista acerca de la magnitud que puede asumir frente al mercado internacional. La nacionalización del litio, propuesta por López Obrador, provocó que la gente se pregunte los aspectos más básicos del mineral en nuestro país.

Así las cosas, hasta mayo de 2021, las reservas mexicanas se ubican en Chihuahua, con salmueras en Ascención, Aldama, Cusihuiriachi y Jiménez; Coahuila, en Sierra Mojada y San Pedro; San Luis Potosí, en Santo Domingo, Villa de Ramos, Salinas, Moctezuma y Villa de Guadalupe; Sonora, en Puerto Peñasco, Pitiquito, Tubutama, El Sáric, Aconchi, Nacozari, Huasabas, La Colorada, Suaquí Grande, Onavas, Soyopa, y Álamos. También cuenta con sedimentos en Nogales y Agua Prieta; y Zacatecas en Jiménez del Teúl, Fresnillo y Villa Hidalgo.

El Servicio Geológico Mexicano recopila datos anuales mediante el Anuario estadístico de la minería mexicana que, en 2020, resaltó que las exportaciones del país ascendieron a 652 mil 472 dólares estadounidenses en 2018, último año del que se tienen datos.

Las importaciones, sin embargo, fueron por tres millones 823 mil 898 dólares, por lo que existe déficit en su comercio en años recientes. También, de acuerdo con el SGM, las exportaciones de carbonato de litio en 2018 se vendieron a EE.UU. (85.05%); Francia (14.93%); y Perú (0.01%). En contraste, se importó de Chile (77.57%), Eslovenia (20.5%), Estados Unidos (1.42%) y Argentina (0.5%)

A todo esto, apenas el 24 junio las empresas británicas Bacanora Lithium y Sonora Lithium, y la china Ganfeng Lithium lanzaron un arbitraje internacional contra el gobierno mexicano ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones, del Banco Mundial, según la página web del organismo.

Según Ganfeng, el retiro de las concesiones era un “acto ilegal” y que defenderían la concesión vía legal, pero no habían iniciado ningún proceso.

México quitó a la compañía china -de capital británico- nueve concesiones, incluida la relacionada con el yacimiento de litio en Bacadéhuachi, Sonora, hasta hoy sitio con mayor probabilidad de producción de litio, aunque ésta no ha comenzado.

La concesión se le retiró bajo argumento de bajo nivel de inversión. “La razón que nos han dado es que no hemos hecho suficiente gasto. Obviamente vamos a defender eso con las acciones legales que podamos. Gastamos muchas decenas de millones de dólares en Sonora, así que no creemos que la cancelación sea algo legal”, dijo Secker, encargado del proyecto.

La compañía había comenzado trabajos de exploración hace varios años, y construido una planta piloto para producción, pero sus planes se cruzaron con la Ley Minera, que plantea que el litio sólo podía explotarlo el Estado mexicano.

En comunicado conjunto, las tres compañías (las británicas vendieron el yacimiento a la china) informaron que el arbitraje se inició ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones.

 “En mayo de 2024 se inició un procedimiento de arbitraje respecto a una serie de leyes, regulaciones y medidas relacionadas emitidas por México, las cuales efectivamente nacionalizaron los recursos de litio, impactaron la operación del proyecto y resultó en la cancelación de las concesiones minerales poseídas por las subsidiarias mexicanas”, dice.

Desde abril de 2022 el gobierno mexicano aprobó modificaciones a la Ley Minera, con las que se prohibieron las concesiones de litio, al declarar el mineral como sector estratégico; otorgó, además el derecho exclusivo de su exploración, producción y comercialización al Estado. También se retiraron las concesiones a todos los propietarios que no estuvieran cerca de producir.

La compañía dijo que mientras mantenía conversaciones con la Secretaría de Economía, la Dirección General de Minas retiró nueve concesiones en poder de sus subsidiarias mexicanas, incluidas las principales de Sonora. Se argumentó que incumplió la inversión mínima de 2017 a 2021.

Por su lado, López Obrador dijo que México se defenderá en paneles internacionales ante la demanda de la empresa china por cancelar concesiones para extraer litio en territorio mexicano.

Añadió que ha tratado el tema con el embajador de China en México y se busca llegar a un acuerdo, donde puede realizarse una asociación, pero con el predominio de interés nacional, como único problema, aunque acudirá a esos paneles para defender nuestro derecho, ya que la nacionalización del litio fue para que sólo el gobierno pueda extraer y explotar el material.

 

*Luis Ángel Cabañas Basulto es un periodista con más de 48 años de experiencia como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de varios medios de comunicación, además de haber fungido como jefe de información de dos ex gobernadores y tres ex presidentes municipales, y escribir cinco libros, uno de ellos pendiente de publicar.

       Titulado como Licenciado en Derecho en la Universidad Autónoma de Yucatán, cuenta con siete Diplomados, tres de ellos en materia de Juicio de Amparo (2017, 2019 y 2021), Derechos Humanos y Sistema Acusatorio; La Familia y los Derechos Humanos; y Acceso a la Justicia en Materia de Derechos Humanos, así como con más de 75 Seminarios, Talleres, Cursos y Conferencias.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Nuevo, sonado escándalo en la Fiscalía!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Mientras la gobernadora de Quintana Roo, la verde-morenista Mara Lezama, está más preocupada por la supuesta posibilidad de ser nombrada una de las últimas colaboradoras de la virtual nueva presidente de México como próxima Secretaria de Turismo, sus propios colaboradores siguen haciendo de las suyas, principalmente en la Fiscalía General del Estado.          No sabemos qué tanto esté involucrado el titular de la dependencia, Raciel López Salazar, no así el Fiscal del Distrito Zona Norte, Sergio Iván Cruz Ledezma, a quien el sábado acusaron desde el portal Noti-Ulin , de tener un  “Edén” y habla de una “red de corrupción y poliamor en la Fiscalía”, según sugestivo título que aparece en redes sociales.          Ignoramos si la propia Mara Lezama lo nombró o si sería “chanchullo” de Raciel López, como lo han sido sus demás
¡Lluvia... de millones de pesos en la SCJN!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Mientras nosotros preocupados por el huracán “Beryl”, una lluvia de millones de pesos gozan los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y de ahí su “indignación” en que se reforme el Poder Judicial, según se puso de manifiesto el martes, con ocasión del tercer foro para la reforma que, bajo el título “Austeridad, fideicomisos y derecho laboral de los trabajadores”, se realizó en Toluca, Estado de México. Ante el presidente del Tribunal en el Estado de México -también del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de esa entidad-, a quien el senador Ricardo Monreal Ávila dijo :  “¡viva también la austeridad para usted!”, el tema de este foro tuvo que ver con la austeridad, fideicomisos y derechos de los trabajadores del Poder, posición jurídica y política. Según se explicó, los derechos laborales de los trabajad
Infierno de mujeres… ¡paraíso de juzgadores!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Las renombradas reformas al Poder Judicial, donde jueces, magistrados y ministros son los principales cuestionados, en estos tiempos de mujeres, que hace 69 años votaron por primera vez, el reclamo popular es que la justicia está muy lejos de la gente, y existe un reproche constante y permanente, donde, tan sólo en el ámbito penal, ¡el 40% de los reclusos de los centros penitenciarios! carecen de sentencia. Acorde con el tema, lo más grave es que, en la mayoría de los casos, las afectadas son mujeres, la mitad de las cuales, por si fuera poco, tampoco tiene sentencia, y tres de cada 10 de ellas han esperado más de dos años una resolución, sin olvidar casos en los que llevan más de 15 años. Lo cierto es que tan sólo el 4% de las investigaciones de las Fiscalías federales o estatales avanza en los tribunales que, para todo, les