Ir al contenido principal
“Gritos”, pero en la Procuraduría


                                               Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*
En medio del beneplácito de quienes esperan mejores resultados, pero del escepticismo ante el panorama que rodea una de las dependencias más criticadas, Carlos Álvarez Escalera se convirtió el lunes en encargado de Procuraduría General de Justicia de Quintana Roo, con la renuncia, voluntaria o no, de su hasta entonces cuestionado titular, Gaspar Armando García Torres.
Pese a que el ahora ex funcionario aseguró que su renuncia surge ante “un nuevo proyecto personal”, que algunos sugieren como relevo del titular del Tribunal Superior de Justicia, Fidel Villanueva Rivero, el nombramiento del nuevo funcionario, que fungía como subprocurador en la Zona Norte, se da frente al escándalo de la creciente actividad del narcotráfico en esa región.
Asimismo, se enmarca con la “denuncia” grabada y difundida de un taxista posteriormente ejecutado, en el sentido de que García Torres recibía millonario apoyo del narco para distribuir entre sus colaboradores para proteger esa ilícita actividad. 
 Coincidentemente, el cambio se da a una semana del nombramiento del nuevo delegado de la Procuraduría General de la República (PGR), con lo que García Torres se convirtió en la primera baja del gabinete de Roberto Borge -los anteriores fueron “enroques”-, precisamente a dos días del IV y penúltimo Informe de éste.
Hasta antes de que el secretario de Gobierno, Gabriel Mendicuti Loría, anticipara esa renuncia, anunciada, para unos, inesperada para otros, y sospechosa  para otros más, en teoría se trataba sólo de supuestos “rumores”, aunque todos los medios, inclusive las redes sociales, se referían en el mismo sentido -con la nota “revolcada”-, inclusive con el nombre del sucesor.
Constantemente señalada por proteger a grupos del narco en Playa del Carmen y Cancún, como se sabe, apenas el jueves último, la ahora exdelegada de la PGR en Quintana Roo, Aurora Mora Morales, se trasladó a la ciudad de México, donde se puso a disposición de la titular de la dependencia, Arely Gómez González.
Ese mismo día, Gerardo Mújica Granados se convirtió en el nuevo delegado de la PGR, y al día siguiente del Informe de Roberto Borge, en el marco de una reunión con subprocurador de la PGR, Higuera Bernal, se  presentó ante el jefe del Ejecutivo y reiteró su disposición de colaborar con el Gobierno del Estado.
Ex titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos y ex magistrado del Poder Judicial, García Torres habría dado de baja a 120 elementos de la Procuraduría, 40 de ellos por falta de confiabilidad y 80 más por corrupción, aunque sólo habría podido denunciar a 50, pese que ofreció “limpieza” total al aceptar el cargo. Además, rotó a 700 agentes por “sospechas” de corrupción.
Sin embargo, tal y como señala la nota del reportero Eleazar Ortegón, la información sobre denuncias rezagas, delitos no esclarecidos y órdenes de aprehensión incumplidas a lo largo de sus casi 5 años de labor, se mantienen bajo celoso resguardo hasta hoy, por lo que se desconocen las cifras.
Por otro lado, aunque existen fundadas sospechas de que su renuncia obedece a la posible necesidad de ser investigado por la PGR sobre el sonado caso del taxista Lenni Rodríguez Díaz -hasta hoy no aclarado-, el ex funcionario había descalificado el “narco-video” subido a Youtube donde lo señalaban de recibir dinero del narco a cambio de protección.
No obstante, dijo estar dispuesto a separarse del cargo -“aunque no lo veo así”, aclaró- para las investigaciones necesarias, en tanto reconoció que Cancún es manzana de la discordia entre los cárteles de droga, aunque insistió en que “el video se pre-fabricó con la intención de desprestigiar su combate contra el narcomenudeo desde la fiscalía especializada.
La Procuraduría tiene identificados a los cárteles Del Golfo, De Sinaloa, Los “Pelones”, Los Zetas y el Cártel de Cancún, -éste último de vendedores independientes, conocidos en el argot como “chapulines”, cuyo centro de actividades es la Zona Hotelera de Cancún.
Por cierto, el video, dónde el taxista ejecutado señala a los miembros del Cártel del Golfo como sus captores  se retiró de Youtube, aunque, apenas el jueves último, alrededor de las 4:30 de la mañana, ante decenas de trabajadores, varios sujetos colocaron una “narco-manta” cerca del puente de la avenida López Portillo, sobre la avenida Bonampak.
Atribuido al presunto “Cártel de Jalisco Nueva Generación”, el mensaje amenazaba con comenzar a matar policías, donde por cada miembro del grupo detenido asesinarían a dos policías, por lo que debían de estar muy atentos.
Loado por su inversión en infraestructura y profesionalización de personal, sobre todo agentes del Ministerio Público, así como en la supuesta tendencia a la baja en los índices delictivos de todo tipo -amén de la creación de la Fiscalía Especializada en Atención al Narcomenudeo, actualmente en tres demarcaciones-, sin embargo, García Torres pecó en descalificaciones en el caso del taxista.
Por ejemplo, aceptó la existencia de “Doña Lety” como responsable del Cártel de Sinaloa, que disputa la Zona Hotelera, y que aparecía entre las personas que investiga la Procuraduría por vender droga en el ejido Bonfil, pero no había evidencias que la relacionara con “levantones” o ejecuciones -ah, entonces, Viva México-, y que la Procuraduría carecía de referencias sobre la existencia de Clemente Soto Peña. Debió buscar en Internet.
         Con el título “Procuraduría, ¡embarrada con el narco”, el 10 de agosto publicamos “En primera fila” que la atención de los quintanarroenses se centró esa semana en las redes sociales, con la noticia de la ejecución del taxista, pero SIN el contenido de una declaración de 6 minutos y 45 segundos del hoy occiso, Lenni Rodríguez Díaz (a) “El Zorrillo”, quien recibió un tiro de gracia:  https://www.youtube.com/watch?v=W09IELeFY18
El cadáver apareció cerca de la Avenida Guayacán -entre las avenidas Colegios y Querétaro, a unos 260 metros de la Avenida Pedro Joaquín Coldwell, en la Supermanzana 308-, e involucró a diversos funcionarios en el narcotráfico, entre ellos García Torres. El video que contenía la declaración estaba en https://youtu.be/imPP-KYMC-0 Fue retirado.
El portal de Noticaribe, sin embargo, también “subió” el video https://www.youtube.com/watch?t=6&v=nkPVxvt3sko hasta hoy no retirado, al menos NO hasta hoy.
El taxista confesaba pertenecer al Cártel de Sinaloa y describe su reclutamiento, nombres de las personas con las que trabajaba; cómo distribuía droga en la Zona Hotelera, la protección de policías y las amenazas de los líderes de éstos, aunque no refirió textualmente el nombre de García Torres.
Sin embargo, acusó que el Cártel de Sinaloa “controla”, entre otros, al director de la Policía Judicial del Estado, Marco Antonio Sánchez Sánchez, así como al exdirector de la Policía Turística Municipal de Cancún, Martín Estrada Sánchez, curiosamente nombrado en esos días como nuevo titular de Seguridad Pública en Solidaridad.
         Tomado del portal Por Esto! De Quintana Roo, la página “SinEmbargo” publicó íntegra la declaración de Rodríguez Díaz, donde reveló que el líder de la organización criminal, Clemente Soto, habría entregado a García Torres un soborno de dos millones de dólares. http://poresto.net/ver_nota.php?zona=qroo&idSeccion=1&idTitulo=420134
El “levantón” y ejecución se los adjudicó el Cártel del Golfo, según uno de los videos, cuyo título es “Cártel del Golfo matando Chinolas en Cancún” -oriundos de Sinaloa-, donde aparecía esposado y con una pistola sobre una mesa.
Frente a él, con una camisa del Sindicato de Taxistas “Andrés Quintana Roo”, aparece un encapuchado de negro con un arma larga, quien dice: “Somos del Cártel del Golfo, somos de la 98 Carrizales y estamos acá en Cancún para venir a limpiar”.
Tras señalar que su patrón es Clemente Soto, para quien también trabajan Leticia Rodríguez Lara (a) “La 40” y Rafael Zozil Rodríguez, el ejecutado dijo vender drogas en la zona hotelera y haber sido reclutado por el comandante “Tierno”, quien le concertó una entrevista con Carlos Mario, comandante de la Judicial  -al parecer Carlos Mario Hernández Sánchez, nuevo comandante de Robos-, y que lo matarían si no trabajaba para ellos.
También le dijeron que controlaban a todas las autoridades junto con los comandantes Sánchez Sánchez, Martín Estrada, otro de la zona hotelera apodado “El Chilango” -al parecer Edgar Lomelí Dorantes- y el “comandante Robles”.
Más adelante, y justifica que su patrón le regaló dos millones de dólares a García Torres “para que se repartan entre ellos”, mientras que don Clemente Soto, por ser una persona ya mayor de edad, vino a Cancún para estar un poco más tranquilo.
El caso del Procurador recuerda los hechos del 3 de septiembre de 2009, cuando la PGR detuvo al entonces titular de Seguridad Pública, Salvador Rocha Vargas, por supuesta protección a los cárteles de los hermanos Beltrán Leyva y del Golfo.
Fue acusado de delincuencia organizada y delitos contra la salud en la modalidad de fomento, e internado en el penal federal de Tepic, Nayarit, junto con el policía preventivo Mariano Martínez Reynoso; el director de la Policía Turística de Cancún, Alejandro Betancourt Pérez, y el agente del Ministerio Público del fuero común, David Lozano Antillán.
Recobró su libertad un año y tres meses después -en diciembre de 2010-, absuelto por falta de elementos, tras compartir su celda con el ex alcalde perredista de Cancún, Gregorio “Greg” Sánchez Martínez, aunque siempre insistió en que quienes lo acusaron abusaron de la figura de testigo protegido para imputarle que recibía dinero del narco y protegía las operaciones de éstos en el Estado sólo para “quitarlo de en medio”.
Hace un mes y una semana nos preguntábamos ¿Será un caso similar el de García Torres? Es posible, aunque menos estricto, ya que en aquel entonces el cuestionado ex gobernador Félix González se vio atado de manos frente a un presidente Felipe Calderón de filiación panista.
Así, hoy, frente a un Peña Nieto de origen priísta, nos preguntamos si se actuará de igual manera y si la Procuraduría estatal de Álvarez Escalera o la PGR de Mújica Granados investigará a los “comandantes” y funcionarios inculpados en el video, pues no creemos lógico que la Policía Judicial del Estado investigue a sus propios colegas. 
Antes de olvidarlo, “curiosamente”, la ejecución del taxista coincidió con la remoción del entonces titular de la Policía Municipal de Solidaridad, Rodolfo del Ángel Campos, uno de los principales colaboradores del alcalde Mauricio Góngora Escalante, desesperado aspirante a suceder a Roberto Borge en la gubernatura, pese a sus conocidos antecedentes por robo y fraude genérico.
Pese a existir graves acusaciones de corrupción, enriquecimiento ilícito, protección al crimen organizado, robos, desfalcos, fraudes, extorsiones y más en su contra, Del Angel Campos, llegó a la PMP de Solidaridad durante el gris trienio del ex diputado federal Román Quian Alcocer, pero fue recién nombraron subsecretario de Seguridad Pública.

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con la cita del nombre de su autor)

*Luis Angel Cabañas Basulto, periodista yucateco residente de Chetumal, Quintana Roo, con más de 38 años de trayectoria como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de diversos medios de información, también ha fungido como Jefe de Información de dos gobernadores y tres presidentes municipales, y publicado tres libros
                                                                                             luancaba@hotmail.com                                                      leg_na2003@yahoo.com.mx                                
luancaba.qroo@gmail.com                 
http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                                @legna2003                                                  
http://luisangelqroo.blogspot.mx

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Nuevo, sonado escándalo en la Fiscalía!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Mientras la gobernadora de Quintana Roo, la verde-morenista Mara Lezama, está más preocupada por la supuesta posibilidad de ser nombrada una de las últimas colaboradoras de la virtual nueva presidente de México como próxima Secretaria de Turismo, sus propios colaboradores siguen haciendo de las suyas, principalmente en la Fiscalía General del Estado.          No sabemos qué tanto esté involucrado el titular de la dependencia, Raciel López Salazar, no así el Fiscal del Distrito Zona Norte, Sergio Iván Cruz Ledezma, a quien el sábado acusaron desde el portal Noti-Ulin , de tener un  “Edén” y habla de una “red de corrupción y poliamor en la Fiscalía”, según sugestivo título que aparece en redes sociales.          Ignoramos si la propia Mara Lezama lo nombró o si sería “chanchullo” de Raciel López, como lo han sido sus demás
¡Lluvia... de millones de pesos en la SCJN!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Mientras nosotros preocupados por el huracán “Beryl”, una lluvia de millones de pesos gozan los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y de ahí su “indignación” en que se reforme el Poder Judicial, según se puso de manifiesto el martes, con ocasión del tercer foro para la reforma que, bajo el título “Austeridad, fideicomisos y derecho laboral de los trabajadores”, se realizó en Toluca, Estado de México. Ante el presidente del Tribunal en el Estado de México -también del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de esa entidad-, a quien el senador Ricardo Monreal Ávila dijo :  “¡viva también la austeridad para usted!”, el tema de este foro tuvo que ver con la austeridad, fideicomisos y derechos de los trabajadores del Poder, posición jurídica y política. Según se explicó, los derechos laborales de los trabajad
Infierno de mujeres… ¡paraíso de juzgadores!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Las renombradas reformas al Poder Judicial, donde jueces, magistrados y ministros son los principales cuestionados, en estos tiempos de mujeres, que hace 69 años votaron por primera vez, el reclamo popular es que la justicia está muy lejos de la gente, y existe un reproche constante y permanente, donde, tan sólo en el ámbito penal, ¡el 40% de los reclusos de los centros penitenciarios! carecen de sentencia. Acorde con el tema, lo más grave es que, en la mayoría de los casos, las afectadas son mujeres, la mitad de las cuales, por si fuera poco, tampoco tiene sentencia, y tres de cada 10 de ellas han esperado más de dos años una resolución, sin olvidar casos en los que llevan más de 15 años. Lo cierto es que tan sólo el 4% de las investigaciones de las Fiscalías federales o estatales avanza en los tribunales que, para todo, les