Ir al contenido principal
En primera fila
                       Peña Nieto vs Pedro Joaquín
                                                 Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*
         No cabe duda que el mal ejemplo cunde más fácilmente, sobre todo cuando se trata de padres e hijos, lo que podría aplicarse a los casos del presidente Enrique Peña Nieto y el ex gobernador de Quintana Roo, el cozumeleño Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía que, contra lo que se esperaba, dejó a todo mundo en un palmo de narices con la “aclaración” de su supuesto conflicto de intereses frente a PEMEX.
         En efecto, tras el mediático escándalo que levantó su participación en cinco gasolineras y un depósito de combustible de su natal Cozumel, el sexagenario político priísta, cuya renuncia exigía el PRD, apareció como el niño malcriado al que pillan en una nueva travesura: Prometió públicamente el sol y las estrellas para confiar en la honestidad de su trayectoria, pero se quedó cortó.
         El funcionario, quien calificó las acusaciones como “mentiras y verdades a medias”, había dado a conocer que envió una carta a la Secretaría de la Función Pública para solicitarle difundir su declaración patrimonial 2013-2014, y que como funcionario había actuado con transparencia, por lo que todo se trataba de una práctica de “repetir mentiras”. Hasta pensamos “¡Oh, oh, oh!”
En este sentido, aseveró haber actuado con total transparencia y apego a la ley durante toda su trayectoria política, y de ahí que se mantendría al frente de la Secretaría mientras el presidente de la República lo requiriera. “La calumnia califica más a quien la profiere que a quien va dirigida”, advirtió.
Sin embargo, ¡Oh sorpresa!, este viernes nos enteramos que la Función Pública única y exclusivamente aclaró que Pedro Joaquín tiene participación accionaria por 10 millones 375 mil 600 pesos en las seis empresas de la isla, conforme a sus declaraciones patrimoniales, presentada ante la dependencia, y que él mismo solicitó publicar. ¿”Y la Cheyenne papá”?
El comunicado “explica” que, en sus declaraciones del 11 de enero y 22 de mayo de 2013, así como del 16 de mayo de 2014, menciona que en Combustibles Tatich su participación en el capital es de 25 mil pesos; en Combustibles San Miguel, 150 mil pesos; en Combustibles Caleta, 1.8 millones de pesos; en Combustible Cozumel, 6.2 millones; en Gasolinera y Servicios Juárez, 600 mil pesos, y en Servicio Cozumel, 2.1 millones. Y tan-tan.
Ante tanta  “generosidad”, nos preguntábamos ¿Y esta es la prueba de que toda su vida se ha conducido con honradez? ¿Es una muestra de su buena voluntad de actuar con honestidad? ¿Por qué no declaró TODOS sus bienes? ¿Acaso tiene algo que ocultar? O es que, como cualquier otro millonario, saldrá con el consabido pretexto de temerles a los secuestradores. Creemos que más le teme a Hacienda y a las sospechas. 
Para su fortuna, si nos remitimos al 16 de enero de 2013 observamos cómo el mal “padre” incide con su mal ejemplo, ya que Peña Nieto recién rendía su declaración patrimonial, pero NO el monto al que ascendían sus bienes en muebles, inmuebles, cuentas bancarias, fondos de inversión, joyas, obras de arte y vehículos. Inclusive, era la misma lista que publicó el 30 de marzo de 2012, al iniciar su campaña por la presidencia.
Con un “traje” a su medida, la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de Servidores Públicos obliga a éstos a entregar su declaración patrimonial, pero ésta o partes de ésta sólo se harán públicas “siempre y cuando se cuente con la autorización previa y específica del funcionario del que se trate”. ¡Ah!, juego con trampa
Así, el priísta Peña Nieto incluyó nueve propiedades, seis de ellas donadas, una heredada y dos adquiridas en efectivo, en 1982 y en 2005, así como un sueldo mensual de 193 mil 478 pesos que, hoy nos enteramos, aumentaría a 199 mil, aunque en aquella lista tampoco se incluyeron adeudos o bienes de su cónyuge, Angélica Rivera, ni algún dependiente económico.
Al igual que en el caso anterior, habría que hacerle los mismos cuestionamientos que a Pedro Joaquín, ya que, puede Usted jurarlo, con toda seguridad también aducirá haber actuado toda su vida con una total transparencia, de manera que todo lo que pudiera decirse en su contra seguramente también será una práctica de “repetir mentiras”.
         Los mexicanos podremos ser envidiosos o mal pensados, pero no tontos, y de ahí que si desde el inicio de las carreras de Peña Nieto o de Pedro Joaquín -la de éste como diputado Constituyente de Quintana Roo- nos hubieran informado sobre el monto de su riqueza, independientemente de cuánto sea, podrían estar seguros que a nadie asombraría conocer su aumento en años posteriores y nadie los cuestionaría.
         Sin embargo, dado que año con año ocultan cada vez más el monto de sus propiedades, nos obligan a pensar mal, la mayoría de las veces en forma justificada, ante sospechosas fortunas que, en el caso de Quintana Roo, para nadie, absolutamente nadie han pasado inadvertidas. Quien nada debe nada teme, sabemos, pero este no es el caso de los funcionarios, y de muchos ex funcionarios.
         Es una verdadera lástima que durante los dos sexenios del PAN en el poder también hayan existido las mismas resistencias, pese a postulados de sus propios correligionarios, como es el caso del economista veracruzano Luis Pazos, quien siempre se pronunció por la necesidad de difundir públicamente TODOS los bienes de los funcionarios, tal y como publicó en una de sus múltiples libros: “Mitos y realidades”. 
         Hasta donde recordamos, el único priísta que, al menos en campaña, se comprometió a que todos sus funcionarios harían pública su declaración patrimonial fue el sinaloense Francisco Labastida Ochoa, quien, curiosamente, también estuvo al frente de la Secretaría de Energía, que entonces incluía “Minas e Industria Paraestatal de México”. Quizá por eso perdió ante Vicente Fox… por su promesa, no por el cargo.

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con la cita del nombre de su autor)

*Luis Angel Cabañas Basulto, periodista yucateco avecindado en Chetumal, Quintana Roo, con más de 36 años de trayectoria como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de diversos medios de información, también ha fungido como Jefe de Información de dos ex gobernadores y tres presidentes municipales, y publicado tres libros.

luancaba2003@hotmail.com                             elquintanarroense@hotmail.com                               leg_na2003@yahoo.com.mx                      http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                                luancaba.qroo@gmail.com                                                                                      @legna2003                                                                  http://luisangelqroo.blogspot.mx/

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Nuevo, sonado escándalo en la Fiscalía!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Mientras la gobernadora de Quintana Roo, la verde-morenista Mara Lezama, está más preocupada por la supuesta posibilidad de ser nombrada una de las últimas colaboradoras de la virtual nueva presidente de México como próxima Secretaria de Turismo, sus propios colaboradores siguen haciendo de las suyas, principalmente en la Fiscalía General del Estado.          No sabemos qué tanto esté involucrado el titular de la dependencia, Raciel López Salazar, no así el Fiscal del Distrito Zona Norte, Sergio Iván Cruz Ledezma, a quien el sábado acusaron desde el portal Noti-Ulin , de tener un  “Edén” y habla de una “red de corrupción y poliamor en la Fiscalía”, según sugestivo título que aparece en redes sociales.          Ignoramos si la propia Mara Lezama lo nombró o si sería “chanchullo” de Raciel López, como lo han sido sus demás
  Poder Judicial de Q. Roo, ¿Junto al narco?                                                                                Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Publicado por el portal Cancún Al Desnudo, y reproducido, sin embargo, mucho después por Adolfo Conrique con el título de Justicia del bienestar, el caso de un abogado asesinado presuntamente por el crimen organizado de Quintana Roo, pone en duda el papel del Poder Judicial del Estado, sobre todo hoy que están en boga el análisis del proyecto nacional de reforma integral de ese Poder.          Ahora bien, el homicidio que nos atañe es el del abogado Daniel Castro Rendón, de 48 años de edad, quien pertenecía a la Defensoría Pública de Quintana Roo, era originario de Ayutla, Guerrero, y recién había perdido una apelación, por lo que el Cartel de “La Barredora”, con el que estaba al servicio, habría decidido su ejecución. Lo anterior habría puesto de manifiesto una aparente corrupción al interior de la dependencia “autónom
¡Lluvia... de millones de pesos en la SCJN!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Mientras nosotros preocupados por el huracán “Beryl”, una lluvia de millones de pesos gozan los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y de ahí su “indignación” en que se reforme el Poder Judicial, según se puso de manifiesto el martes, con ocasión del tercer foro para la reforma que, bajo el título “Austeridad, fideicomisos y derecho laboral de los trabajadores”, se realizó en Toluca, Estado de México. Ante el presidente del Tribunal en el Estado de México -también del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de esa entidad-, a quien el senador Ricardo Monreal Ávila dijo :  “¡viva también la austeridad para usted!”, el tema de este foro tuvo que ver con la austeridad, fideicomisos y derechos de los trabajadores del Poder, posición jurídica y política. Según se explicó, los derechos laborales de los trabajad