Ir al contenido principal
En primera fila
                         ¡Secretario, sobre polvorín!
                                                           Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*
Sin mayores preámbulos, el miembro del gabinete de Roberto Borge con más graves problemas, tales que ponen en peligro su permanencia en el cargo, es el cozumeleño Juan Lorenzo Ortegón Pacheco, titular de la Secretaría de Salud de Quintana Roo, a quien dos colaboradores suyos han puesto en tela de juicio la correcta operatividad de dos de las áreas más estratégicas de una de las mayores dependencias de la administración.
Uno de ellos, es su “recién” nombrado, ¡pero tres veces titular! de la subdirección del Centro Estatal de Medicina Transfusional -antes Banco de Sangre-, Mauro Rosas Cortés, y el otro, su director administrativo, Raúl Rolando Aguilar Laguardia, hermano del magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Mario Aguilar Laguardia.
Fundador del también conocido como Centro Estatal de Transfusión Sanguínea, pero destituido por primera ocasión por sospechosos manejos en la comercialización de plaquetas -la segunda, por quejas del personal-, Rosas Cortés, quien aparecía como “comisionado” o con licencia junto con otras 15 personas hasta tomar posesión por tercera ocasión, es enemigo declarado de su antecesor, Francisco Lara Uscanga.
(Los otros son Alejandra Aguirre Crepo, Jaime Bonilla Lajoud, Claribel Bobadilla Castro, Idelfonso Cáceres Silvarán, Alejandra Contreras Navarrete, Ana Rosilia Candelaria Cruz Moreno, Gilberto García Hernández, Efraín Ismael Lizama Ávila, María del Rosario Martín Sosa, Elvia Lorena Marín Villanueva, Arsenio Joaquín Marrufo Riveroll, José Francisco Mendoza López, Ana Georgina Noya Zárate, Margarita Robles, Amed Rosado Correa)
Esta enemistad pone en predicamento la gestión de Ortegón Pacheco, ex director estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), quien apenas en abril del 2013 relevó a Rafael Alpuche Delgado, nombrado, a su vez, subdelegado médico del ISSSTE, mientras que Jorge González Orlayneta relevó a aquél dos meses después.
Nombrado jefe de la Jurisdicción Sanitaria número 1 de la Secretaría este 9 de mayo en sustitución de Ariel López Contreras, Lara Uscanga dejó su anterior cargo con las mejores calificaciones posibles, tales que, obviamente, le valieron ascender al cargo inmediatamente superior, del que orgánicamente depende Rosas Cortés, quien, con todo, se ha empecinado en enlodar el buen trabajo del veracruzano.
Para empezar, contra lo que se pronosticaba, llegó con “escobita” nueva, con el pretexto de que había desorden administrativo y dispendio de recursos, por lo que tendría que recortar gastos en personal, reactivos, suplentes, horarios, uso de equipo y análisis de sangre donada, con lo que disminuyó drásticamente el volumen y calidad del tejido para la cobertura de necesidades de los nosocomios. “No hay, no hay”, su frase cotidiana.
Pero no sólo hizo cambios y presionó la renuncia de profesionales capaces que colaboraban con su antecesor, sino que también dejó de pagar honorarios o a pagar incompleto, pues su “mini” administrador quincena con quincena inventaba pretextos infantiles como traspapeleos, confusiones, olvidos u omisiones de Aguilar Laguardia en la Secretaría.
Ignorante quizá de que Lara Uscanga había enfrentado el retiro de certificación de la multinacional Centro Tecnológico de Certificación México (APPLUS) -con sucursales en los cinco continente- desde el 13 de julio de 2011, cuando Francisco Jesús Rivera Aguilar estaba al frente del Centro de Transfusiones en los Servicios Estatales de Salud, Rosas Cortés retornó rencoroso de una comunidad a esa subdirección.
En esa fecha, y en base a los resultados de las auditorías detalladas, dicho Centro envió oficio a Rivera Aguilar, donde le informaba sobre la suspensión temporal del derecho de uso de la marca y del certificado, otorgado a SESA el 15 de enero 2010. Lara Uscanga superó el problema y hasta antes de ser ascendido México contaba con tres donadores por cada mil personas, pero Quintana Roo con fuerte campaña de concientización, 30 por cada mil y garantía de abasto en todo tipo de sangre.
A Rosas Cortés y “escobita” pareció no importarle, como tampoco el mensaje de la presidenta del DIF-Estatal, Mariana Zorrilla de Borge, quien, con ocasión del Día Mundial del Donador Altruista de Sangre, invitó este fin de semana a sumarse a los esfuerzos de la Organización Panamericana de la Salud y de la secretarías de Salud federal y estatal a convertirse en donadores voluntarios de sangre segura  para una maternidad segura.
¿Y sabe cuáles fueron los alarmantes resultados de las auditorías de APPLUS en los bancos de sangre, y a los que conduce el colaborador de Ortegón Pacheco? Fueron dos revisiones, pero refieren 86 irregularidades de todo tipo, 34 de ellas clasificadas como potenciales; 30 con oportunidad de mejorar y 7 observaciones.
En el caso de Aguilar Laguardia, amplio reportaje de Noticaribe, con el título “Un ‘influyente’ funcionario menor sería la punta de la madeja de la grave corrupción que merma a la Secretaría”, denunció el miércoles último la asignación de millonarios contratos a empresas que operarían con amigos y prestanombres, ante  la falta de control de Ortegón Pacheco, su  omisión o comisión, con supuesta protección del primer nivel de gobierno.
         Puntualiza que realizó jugosos negocios “en lo oscurito” y podría ser responsable de desviar más de 100 millones de pesos, según denuncias de trabajadores de la SESA, cotejadas con evidencias, donde su desmedido enriquecimiento como administrador no corresponde a su “pobre” salario  de 27 mil 291 pesos mensuales, ridículos en comparación con lo que se estaría embolsando con el manejo de licitaciones, su principal negocio.
Cuñado de la subsecretaria de Cultura, Lilián Villanueva Chan, también beneficiada ampliamente desde la anterior administración, Aguilar Laguardia “otorga a discreción millonarias licitaciones…, muchas de las cuales benefician a empresas de su propiedad, pero que maneja a través de prestanombres”, entre ellos Juan y Luis Alberto “Chino” Parra Castro; y Dominga Adriana Aguilera Torres, con quienes creó empresas en servicios de coffee break, papelería, cómputo, uniformes y material médico.
La nota completa puede encontrarla en el siguiente link http://noticaribe.com.mx/2014/06/11/sangran-a-salud-un-influyente-funcionario-menor-seria-la-punta-de-la-madeja-de-la-grave-corrupcion-que-merma-a-la-secretaria-denuncian/ aunque creemos existen suficientes elementos para determinar que Ortegón Pacheco cuenta con tres opciones: Deshacerse de estos dos malos “servidores” públicos, seguir los pasos de Carlos Bibiano Villa o bien… seguir traicionando la confianza de Borge.
PD: El mandatario se reunió esta noche con los cuerpos de seguridad del Estado, y aunque sirvió de marco para la evaluación de estrategias para garantizar seguridad, había trascendido que se presentaría al nuevo titular de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública, supuestamente Juan Ignacio Hernández Mora, quien ha renunciado a su encargo federal.

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con la cita del nombre de su autor)

*Luis Angel Cabañas Basulto, periodista yucateco avecindado en Chetumal, Quintana Roo, con más de 36 años de trayectoria como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de diversos medios de información, también ha fungido como Jefe de Información de dos ex gobernadores y tres presidentes municipales, y publicado tres libros.


luancaba2003@hotmail.com                             elquintanarroense@hotmail.com                               leg_na2003@yahoo.com.mx                      http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                                luancaba.qroo@gmail.com                                                                  http://luisangelqroo.blogspot.mx                                                           @legna2003

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Nuevo, sonado escándalo en la Fiscalía!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Mientras la gobernadora de Quintana Roo, la verde-morenista Mara Lezama, está más preocupada por la supuesta posibilidad de ser nombrada una de las últimas colaboradoras de la virtual nueva presidente de México como próxima Secretaria de Turismo, sus propios colaboradores siguen haciendo de las suyas, principalmente en la Fiscalía General del Estado.          No sabemos qué tanto esté involucrado el titular de la dependencia, Raciel López Salazar, no así el Fiscal del Distrito Zona Norte, Sergio Iván Cruz Ledezma, a quien el sábado acusaron desde el portal Noti-Ulin , de tener un  “Edén” y habla de una “red de corrupción y poliamor en la Fiscalía”, según sugestivo título que aparece en redes sociales.          Ignoramos si la propia Mara Lezama lo nombró o si sería “chanchullo” de Raciel López, como lo han sido sus demás
  Poder Judicial de Q. Roo, ¿Junto al narco?                                                                                Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Publicado por el portal Cancún Al Desnudo, y reproducido, sin embargo, mucho después por Adolfo Conrique con el título de Justicia del bienestar, el caso de un abogado asesinado presuntamente por el crimen organizado de Quintana Roo, pone en duda el papel del Poder Judicial del Estado, sobre todo hoy que están en boga el análisis del proyecto nacional de reforma integral de ese Poder.          Ahora bien, el homicidio que nos atañe es el del abogado Daniel Castro Rendón, de 48 años de edad, quien pertenecía a la Defensoría Pública de Quintana Roo, era originario de Ayutla, Guerrero, y recién había perdido una apelación, por lo que el Cartel de “La Barredora”, con el que estaba al servicio, habría decidido su ejecución. Lo anterior habría puesto de manifiesto una aparente corrupción al interior de la dependencia “autónom
¡Lluvia... de millones de pesos en la SCJN!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Mientras nosotros preocupados por el huracán “Beryl”, una lluvia de millones de pesos gozan los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y de ahí su “indignación” en que se reforme el Poder Judicial, según se puso de manifiesto el martes, con ocasión del tercer foro para la reforma que, bajo el título “Austeridad, fideicomisos y derecho laboral de los trabajadores”, se realizó en Toluca, Estado de México. Ante el presidente del Tribunal en el Estado de México -también del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de esa entidad-, a quien el senador Ricardo Monreal Ávila dijo :  “¡viva también la austeridad para usted!”, el tema de este foro tuvo que ver con la austeridad, fideicomisos y derechos de los trabajadores del Poder, posición jurídica y política. Según se explicó, los derechos laborales de los trabajad