Ir al contenido principal
 México, ¡bañado de sangre!


                                     Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*
A poco más de una semana de las elecciones más reñidas y controvertidas en la historia de México, y a la luz de los datos más recientes en materia de violencia, no podemos menos que externar nuestra más profunda preocupación por el enorme deterioro que vive el país y el baño de sangre que sufren, entre otros Guerrero, Michoacán y Jalisco, éste último gobernado desde el 2013 por el priísta Jorge Aristóteles Sandoval Díaz.
Sobre los hechos que culminaron el 1 de mayo con la muerte de siete personas, entre ellos tres militares, un helicóptero oficial derribado y 20 caminos bloqueados en 20 municipios de Jalisco, los conocimos por los medios de comunicación, pero muchos mexicanos lo vivieron por formar parte y vivir en la región de estos hechos delictivos que los lastiman y lesionan.
El PAN le arrebató Jalisco al PRI en 1995 y lo gobernó durante 4 sexenios consecutivos, pero el tricolor recuperó el poder en 2013, en una administración en la que han sido asesinados 102 funcionarios estatales y municipales, aunque el periodo más trágico arrancó el 28 de febrero.
En un hecho poco publicitado, la Marina detuvo ese día en el paradisiaco Puerto Vallarta  al líder de un cártel conocido como “Los Cuinis”, mientras que el 9 de marzo ocurrió un hecho delictivo en el que resultaron asesinados diversos policías de Jalisco.
Más aun, el 31 de marzo sufrió un atentado el Comisionado de Seguridad Pública de Jalisco, afortunadamente ileso, y el 6 de abril se vio con enorme preocupación que 15 policías habían sido emboscados y asesinados, nuevamente en Puerto Vallarta.
A todo esto, el 8 de abril, en un hecho que generó ciertos reclamos, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos declaró que existían dos grupos delictivos que gozaban de enorme poder en México, y hacía referencia a dos cárteles que no habían sido mencionados con frecuencia anteriormente: Se refería al de “Los Cuinis” y al Cártel Jalisco Nueva Generación.
Y es que los norteamericanos ponían énfasis en dos elementos que caracterizan la actuación de estos cárteles: Violencia y corrupción, que resultan profundamente preocupantes y graves porque lesionan a la sociedad.
Tras esta circunstancia, el 26 de abril fue asesinado en Zacatecas el abogado Antonio de Jesús Diocleciano, a quien expertos en seguridad consideran personaje clave en esta trama.
“Finalmente”, el 1 de mayo se bloquearon 39 vías de comunicación. Varios Estados del occidente vivieron hechos de violencia, en los que no sólo se incendiaron gasolineras, sino también bancos y comercios, en una situación extremadamente preocupante. Algo está pasando.
Desde luego que debemos expresar nuestra simpatía y solidaridad con los miembros de las corporaciones que han perdido la vida con sus familias, así como con los miembros de las fuerzas armadas, aunque eso no resuelve el problema, pues algo está mal y permite que la violencia continúe en el país.
Por lo que toca al gobierno norteamericano, al menos respecto a las causas, no podemos omitir el tráfico ilegal de armas a nuestra región, México, y Centroamérica, especialmente Guatemala, El Salvador y Honduras, todos inundados de armas de Estados Unidos, por cuya frontera atraviesan, pese a sus construcciones de muro. Con todo, las armas están aquí y es uno de los elementos que contribuyen a la violencia, pero no el único.
Inclusive, los cerca de 9 mil puntos de venta de armas en la frontera México-Estados Unidos y la industria armamentista norteamericana, con su enorme poder y decisión de continuar con el negocio, hacen responsable a ese país, pero no atienden toda la cuestión, incluso si se controlara el tráfico de armas, que resulta insoportable.
Pero no. Hay otras causas, entre ellas el tráfico de estupefacientes que continua imparable, al igual que el ilícito negocio de las drogas.
No pocas voces importantes plantean que debería haber una discusión sobre qué hacer con los estupefacientes, pero no es suficiente tampoco, ya que, como decía Shakespeare, cuando se habla de violencia y corrupción, algo está podrido, algo está mal y tiene que revisarse e investigarse.
En efecto, la política de seguridad nacional y las estrategias no han resuelto la situación de inseguridad, deterioro y desastre en el país. Deber irse mucho más allá, aunque resulta preocupante que estos hechos se den en un periodo previo a las elecciones, ya que lo peor que puede sucederle a una sociedad, a la ciudadanía, hombres y mujeres, es que haya temor y no salgan a votar con libertad.
El Estado mexicano tiene la obligación de garantizar las mejores condiciones para que, en paz, en libertad y respeto, dependiendo de su libre voluntad, todos salgan a votar el primer domingo de junio, y se discuta a fondo el problema de la gravísima inseguridad que priva en el país.
Pese a que comprometió su palabra en el sentido de que se resolvería este deterioro gravísimo por el que atraviesa México, el gobierno de Peña Nieto no ha logrado solucionarlo.
Finalmente, consideramos pertinente que compareciera el Secretario de Gobernación ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, a efecto de analizar a fondo y explicar -por lo menos a “su modo”- la situación de deterioro e inseguridad que priva en México.

 (Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con la cita del nombre de su autor)

*Luis Angel Cabañas Basulto, periodista yucateco residente de Chetumal, Quintana Roo, con más de 38 años de trayectoria como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de diversos medios de información, también ha fungido como Jefe de Información de dos gobernadores y tres presidentes municipales, y publicado tres libros.


luancaba@hotmail.com                                                      leg_na2003@yahoo.com.mx                      http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                                
@legna2003                                                                 http://luisangelqroo.blogspot.mx

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Nuevo, sonado escándalo en la Fiscalía!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Mientras la gobernadora de Quintana Roo, la verde-morenista Mara Lezama, está más preocupada por la supuesta posibilidad de ser nombrada una de las últimas colaboradoras de la virtual nueva presidente de México como próxima Secretaria de Turismo, sus propios colaboradores siguen haciendo de las suyas, principalmente en la Fiscalía General del Estado.          No sabemos qué tanto esté involucrado el titular de la dependencia, Raciel López Salazar, no así el Fiscal del Distrito Zona Norte, Sergio Iván Cruz Ledezma, a quien el sábado acusaron desde el portal Noti-Ulin , de tener un  “Edén” y habla de una “red de corrupción y poliamor en la Fiscalía”, según sugestivo título que aparece en redes sociales.          Ignoramos si la propia Mara Lezama lo nombró o si sería “chanchullo” de Raciel López, como lo han sido sus demás
  Poder Judicial de Q. Roo, ¿Junto al narco?                                                                                Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Publicado por el portal Cancún Al Desnudo, y reproducido, sin embargo, mucho después por Adolfo Conrique con el título de Justicia del bienestar, el caso de un abogado asesinado presuntamente por el crimen organizado de Quintana Roo, pone en duda el papel del Poder Judicial del Estado, sobre todo hoy que están en boga el análisis del proyecto nacional de reforma integral de ese Poder.          Ahora bien, el homicidio que nos atañe es el del abogado Daniel Castro Rendón, de 48 años de edad, quien pertenecía a la Defensoría Pública de Quintana Roo, era originario de Ayutla, Guerrero, y recién había perdido una apelación, por lo que el Cartel de “La Barredora”, con el que estaba al servicio, habría decidido su ejecución. Lo anterior habría puesto de manifiesto una aparente corrupción al interior de la dependencia “autónom
¡Lluvia... de millones de pesos en la SCJN!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Mientras nosotros preocupados por el huracán “Beryl”, una lluvia de millones de pesos gozan los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y de ahí su “indignación” en que se reforme el Poder Judicial, según se puso de manifiesto el martes, con ocasión del tercer foro para la reforma que, bajo el título “Austeridad, fideicomisos y derecho laboral de los trabajadores”, se realizó en Toluca, Estado de México. Ante el presidente del Tribunal en el Estado de México -también del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de esa entidad-, a quien el senador Ricardo Monreal Ávila dijo :  “¡viva también la austeridad para usted!”, el tema de este foro tuvo que ver con la austeridad, fideicomisos y derechos de los trabajadores del Poder, posición jurídica y política. Según se explicó, los derechos laborales de los trabajad