Ir al contenido principal
¡Más recursos para mujeres políticas!


                                 Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*
Con una asignación presupuestal tope de 117 millones 286 mil pesos, la Ley General de Partidos Políticos prevé la capacitación, promoción y desarrollo del liderazgo político de las mujeres para este año, en el que una de las tareas pendientes del Senado será el análisis de una propuesta para modificar las prerrogativas de los partidos y el monto destinado para el fortalecimiento de la participación política femenil.
Conforme al proyecto, que presentó la panista María del Pilar Ortega Martínez, se trata de eliminar el “tope” para dotar a los partidos de las herramientas suficientes para hacer real el impulso a las mujeres.
Conforme a la reforma política de 2008, el entonces Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales asignó el 2% del gasto ordinario de los partidos para la capacitación y formación de liderazgo de las féminas en los partidos.
En ese entonces, la asignación de los recursos tenía por objeto fomentar el desarrollo de su liderazgo político, la igualdad sustantiva, acciones afirmativas, adelanto, empoderamiento y perspectiva de género.
Así las cosas, durante los tres ejercicios fiscales anteriores a 2015, los partidos asignaron ese porcentaje entre sus prerrogativas, pero al surgir esos recursos le dieron mal uso, al grado tal que se reportaban inclusive para la compra de material de oficina, de limpieza, y lo etiquetaban como parte del gasto para la capacitación de las mujeres.
Fue necesario que organizaciones de mujeres presionaran al entonces Instituto Federal Electoral para cambiar el reglamento de fiscalización y se revisara el gasto, con criterios precisos sobre cómo emplear ese recurso, que finalmente empezó a servir para lo se creó en 2008: Para formación y capacitación de mujeres, que supuso la transformación del sistema electoral mexicano.
Posteriormente, el 10 de febrero de 2014 se publicó la reforma político-electoral en el Diario Oficial de la Federación, donde también se adoptaron cuestiones fundamentales para el desarrollo político de las mujeres. Una de las grandes reformas fue la paridad de género; y el 23 de mayo se publicó la Ley General de Partidos Políticos, una nueva disposición legal como consecuencia de esta reforma político-electoral.
Esta reforma incluyó un gran avance en materia de participación de recursos para las mujeres, pues se estableció que cada partido debe destinar el 3% del financiamiento público ordinario, con lo que el monto para ese fin aumentó un 1% respecto al porcentaje de la reforma electoral de 2008.
Así las cosas, la propuesta es reformar la fracción V del numeral 1 inciso a) del artículo 51 de la Ley General de Partidos Políticos, que establece que “los partidos políticos nacionales deberán destinar anualmente para la capacitación, promoción y desarrollo del liderazgo político de las mujeres el 3% del financiamiento público ordinario”.
Conforme a un Acuerdo del Consejo General del INE, por el que se establece el financiamiento público para sostener actividades ordinarias permanentes, gastos de campañas y actividades específicas de los partidos políticos nacionales en 2015, el 3% del monto total para capacitación, promoción y desarrollo del liderazgo político de las mujeres asciende a 117 millones 286 mil pesos.
Según el artículo 73 de esa Ley, el presupuesto es para investigaciones que tengan como propósito informar a la ciudadanía la evolución, desarrollo, avances y cualquier tema de interés relacionado con el liderazgo político de la mujer; la elaboración, publicación y distribución de libros, revistas, folletos o cualquier forma de difusión de temas de interés relacionados con paridad de género; y la organización de mesas de trabajo, conferencias, talleres, eventos y proyecciones para difundir temas relacionados con el desarrollo de la mujer en su incorporación a la vida pública.
Otro renglón más es la propaganda y publicidad relacionada con la ejecución y desarrollo de acciones en la materia y todo gasto necesario para organizar y difundir esas acciones, lo que significa que la ley prevé un destino claro y puntual.
No obstante, la redacción del propio artículo 51 supone que este 3% es un “tope” y, para otros casos, como actividades específicas, establece que por lo menos se destinará el porcentaje referido en esa disposición. En el caso de este recurso para las mujeres se establece tajantemente el 3%.
Resulta lógico que esa redacción debiera cambiar, pues hoy tienen todos los partidos la obligación de postular un mayor número de mujeres candidatas, lo que será una realidad a partir de hoy hacia el futuro, y de ahí la importancia de generar previsiones para que los partidos no tengan esa limitante y la cantidad pueda crecer.
En este sentido, la propuesta es que el artículo 51 no sea limitante, sino opción para destinar mayores recursos, de manera que la fracción V señale: “Para la capacitación, promoción y desarrollo del liderazgo político de las mujeres cada partido deberá destinar anualmente CUANDO MENOS el 3% del financiamiento público ordinario”.
Así, se abriría la posibilidad de que aumenten los recursos al renglón, la posibilidad de ser mayores y fortalecer la participación de mujeres, ya que no sólo debe ser declarativo que haya más candidatas, sino que lleguen al Congreso y que, efectivamente, esta paridad que se busca sea real.
         Ahora bien, ojalá y esa realidad concrete el avance real de la mujer para olvidar la gris experiencia de las “Juanitas”.
         Como se sabe, el truco de las “Juanitas” fue hacer candidatas mujeres para cumplir con la cuota de género, pero ponerles a un varón como suplente, para convertirlo en titular con la renuncia de la primera.
El caso de las “Juanitas” comenzó a ser objeto de duras críticas en 2009, cuando hasta la Iglesia lanzó duros comentarios contra 10 diputados federales priístas, ocho de ellos mujeres, que a sólo dos días de asumir el cargo pidieron licencias para endosar la curul a sus suplentes, hombres obvio.
Del Verde “Ecologista” habían pedido licencia seis legisladoras, pero adujo que no había nada ilegal, y que si se ha de hablar de asuntos morales, “hay cosas mucho peores”, mientras que por el PRI, Manlio Fabio Beltrones dijo que no se viola la ley.
Hoy existen medidas que lo impiden, pero lo curioso es que siempre que se dan casos similares, diputados y senadores hablan de campañas de “desprestigio” contra el Legislativo… como si no estuviera suficientemente desprestigiado.

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con la cita del nombre de su autor)

*Luis Angel Cabañas Basulto, periodista yucateco residente de Chetumal, Quintana Roo, con más de 38 años de trayectoria como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de diversos medios de información, también ha fungido como Jefe de Información de dos gobernadores y tres presidentes municipales, y publicado tres libros.

luancaba@hotmail.com                                                      leg_na2003@yahoo.com.mx                      http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                                
luancaba.qroo@gmail.com
@legna2003                                                                 http://luisangelqroo.blogspot.mx

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Nuevo, sonado escándalo en la Fiscalía!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Mientras la gobernadora de Quintana Roo, la verde-morenista Mara Lezama, está más preocupada por la supuesta posibilidad de ser nombrada una de las últimas colaboradoras de la virtual nueva presidente de México como próxima Secretaria de Turismo, sus propios colaboradores siguen haciendo de las suyas, principalmente en la Fiscalía General del Estado.          No sabemos qué tanto esté involucrado el titular de la dependencia, Raciel López Salazar, no así el Fiscal del Distrito Zona Norte, Sergio Iván Cruz Ledezma, a quien el sábado acusaron desde el portal Noti-Ulin , de tener un  “Edén” y habla de una “red de corrupción y poliamor en la Fiscalía”, según sugestivo título que aparece en redes sociales.          Ignoramos si la propia Mara Lezama lo nombró o si sería “chanchullo” de Raciel López, como lo han sido sus demás
¡Lluvia... de millones de pesos en la SCJN!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Mientras nosotros preocupados por el huracán “Beryl”, una lluvia de millones de pesos gozan los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y de ahí su “indignación” en que se reforme el Poder Judicial, según se puso de manifiesto el martes, con ocasión del tercer foro para la reforma que, bajo el título “Austeridad, fideicomisos y derecho laboral de los trabajadores”, se realizó en Toluca, Estado de México. Ante el presidente del Tribunal en el Estado de México -también del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de esa entidad-, a quien el senador Ricardo Monreal Ávila dijo :  “¡viva también la austeridad para usted!”, el tema de este foro tuvo que ver con la austeridad, fideicomisos y derechos de los trabajadores del Poder, posición jurídica y política. Según se explicó, los derechos laborales de los trabajad
Infierno de mujeres… ¡paraíso de juzgadores!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Las renombradas reformas al Poder Judicial, donde jueces, magistrados y ministros son los principales cuestionados, en estos tiempos de mujeres, que hace 69 años votaron por primera vez, el reclamo popular es que la justicia está muy lejos de la gente, y existe un reproche constante y permanente, donde, tan sólo en el ámbito penal, ¡el 40% de los reclusos de los centros penitenciarios! carecen de sentencia. Acorde con el tema, lo más grave es que, en la mayoría de los casos, las afectadas son mujeres, la mitad de las cuales, por si fuera poco, tampoco tiene sentencia, y tres de cada 10 de ellas han esperado más de dos años una resolución, sin olvidar casos en los que llevan más de 15 años. Lo cierto es que tan sólo el 4% de las investigaciones de las Fiscalías federales o estatales avanza en los tribunales que, para todo, les