Ir al contenido principal
El suicidio, ¡asignatura pendiente!


                                      Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*
Sólo superado por Aguascalientes, con 9.2 suicidas por nada 100 mil habitantes, Quintana Roo ocupa el nada honroso segundo lugar en la tasa de suicidios de todo el país, con 8.8, mientras que Guerrero (2.7), Oaxaca (3.0), y Tlaxcala (3.1) presentan las tasas más bajas, en un fenómeno donde México en su conjunto sufre de tendencias al alza desde el año 2000, cuando pasó de 3.5 a 4.9 suicidios en el 2013
Lo anterior obligó al Senado de la República a tomar cartas, con un llamado a la Secretaría de Salud a instrumentar y reforzar las estrategias, acciones, campañas de información y concientización para prevenir que los mexicanos opten por la llamada salida por la puerta falsa.
Y es que, conforme al Inegi, el suicidio es la décima cuarta causa de muerte en el país, con cinco mil 909 casos hasta hace dos años -el 1% del total de fallecimientos registrados-, con una tasa de casi cinco por cada 100 mil habitantes.
Destaca que las diferencias por sexo son notorias y constantes con el paso del tiempo, toda vez que en 2013 la tasa de mortalidad por esta causa fue de 8.1 por cada 100 mil hombres y de 1.7 suicidios por cada 100 mil mujeres, es decir,  del total de suicidios 81.7% fue de hombres y 18.2% de mujeres, lo que significa que se quitan la vida más de cuatro varones por cada fémina.
Frente a este panorama, la salud es un elemento fundamental para el desarrollo económico y social, por lo que debería constituir una prioridad de las políticas públicas que impulsa el Gobierno Federal por el bienestar de todos, y no seguir con “recortes” presupuestales al sector.
Los trastornos mentales, neurológicos y los asociados al abuso de sustancias, son prevalentes en todas partes del mundo e importantes factores que contribuyen a la morbilidad y mortalidad prematura.
En la mayoría de los países el fenómeno del suicidio se considera indicador directo de la salud mental, en cuyo origen convergen distintos factores de riesgo, tanto biológicos, genéticos y psicológicos, como culturales, económicos y sociales.
De acuerdo con la Organización Mundial para la Salud (OMS), la salud mental es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de afecciones o enfermedades.
Entre los factores más importantes que constituyen riesgos para que una persona decidida suicidarse se incluyen las enfermedades mentales, los trastornos por consumo de alcohol, el abuso de sustancias, la violencia -entre los que toma importancia el bullying escolar- y las sensaciones de pérdida, entre otros.
Desafortunadamente las personas que con frecuencia tratan de alejarse de una situación que parece imposible de manejar son las que mayormente intentan suicidarse, esto en busca de alivio por sentimientos de vergüenza, culpabilidad, rechazo, soledad y pérdidas familiares, entre los más comunes.
Según la OMS, unas 20 millones de personas intentan suicidarse al año, y una de cada 20 lo logra, en una tendencia que se agudiza en la juventud, independientemente del grado de desarrollo económico del país, lo que equivale a una tasa de mortalidad de 16 suicidios por cada 100 mil personas en el mundo, o bien un suicidio cada 40 segundos.
En los últimos 45 años, la tasa de suicidios aumentó a nivel mundial un 60% y se ubicó entre las tres principales causas de muerte en personas de entre 15 y 44 años de edad, y segunda causa de muerte entre jóvenes de entre 10 y 24 años.
Para dar una idea sobre la gravedad del tema, México ocupa el cuarto lugar en países con los más elevados índices de suicidio en América Latina, sólo por debajo de Argentina, Brasil y Colombia, a grado tal que en las tres últimas décadas pasó de una tasa de mortalidad de dos a ocho por cada 100 mil habitantes, es decir, cuatro veces más.
Dadas las circunstancias, de acuerdo con la Secretaría de Salud, se han diseñado diversas estrategias para abatir el fenómeno, entre ellas un Programa de Atención en Salud Mental, con una vigilancia epidemiológica e investigaciones para el conocimiento del problema para mejorar la posibilidad de prevenirlo.
No obstante la labor de la dependencia federal y las entidades a través de acciones para disminuir la tendencia a resultados más positivos, sigue siendo importante fortalecer las acciones focalizadas a garantizar mejores niveles de bienestar a las familias, entre ellos el fortalecimiento de la educación sobre enfermedades mentales relacionadas con el suicidio.
En efecto, una de las mejores maneras de combatir el suicidio es el diagnóstico oportuno de tendencias, a efecto de estar en condiciones de proporcionar un tratamiento adecuado.
Así, en lugar de conformar agrupaciones y demás organismos, que sólo tienen por propósito el lucimiento político personal, es mejor instrumentar y fortalecer estrategias, acciones y campañas de información y concientización que prevengan causas de suicidio, así como establecer un hasta hoy inexistente programa de atención alterno para los familiares que han padecido la pérdida de uno de sus integrantes por ese motivo.
En el caso concreto de Quintana Roo, donde un elevado número de suicidas se encontraba alcoholizado o había ingerido alguna sustancia inusual, profundo estudio del Consejo Estatal de Población (COESPO) recomienda entre las principales estrategias de prevención, reducir un factor facilitador del suicidio a través del control de venta de bebidas alcoholizadas.
Asimismo, incluye regular el otorgamiento de permisos y patentes en las regiones más populares de ciudades como ¡Cancún, Playa del Carmen y Chetumal!, así como la revisión de los Bandos de Policía y Gobierno para reducir los horarios de venta de alcohol, principalmente los fines de semana.
¿Y sabe Usted a quienes también están dirigidas las recomendaciones? ¡A los medios de comunicación!, con los que sugiere establecer como política pública, y que las noticias sobre suicidio se den en un tono y estilo que no impacte en las probabilidades de imitación para no crear contagio.
Asimismo, recomienda apoyar en forma profesional. Concretamente: No incluir la noticia en primera plana, reducir la exposición y tamaño de las imágenes y no repetir la nota.
En efecto, la repercusión potencial de los medios de comunicación en las tasas de suicidio se conoce desde hace mucho tiempo. Por ello, diversas organizaciones mundiales y gobiernos han propuesto normas para la comunicación del comportamiento suicida.
Sin embargo, faltos de mercado o de demanda, no pocos periódicos, ahora convertidos en “amarillistas” con la nota “roja”, acostumbran hasta hoy publicar como nota principal el tema del suicidio, con imágenes grotescas para explotar el morbo de los lectores.
Existen más recomendaciones, pero, de antemano, cabría preguntarse ¿quiénes están fallando a su compromiso moral y social de contribuir a abatir el triste fenómeno del suicidio? Suele decirse existen muchos culpables cuando ocurre alguno, cuando que profesionales en la materia concluyen que sólo es uno: El propio suicida.
En todo caso, para prevenirlo, lo más recomendable es buscar ayuda profesional en materia de salud mental, terapeutas, principalmente, cuya labor suele calificarse de onerosa, pero lo cierto es que la salud y la vida ¡no tienen precio! 

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con la cita del nombre de su autor)

*Luis Angel Cabañas Basulto, periodista yucateco residente de Chetumal, Quintana Roo, con más de 38 años de trayectoria como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de diversos medios de información, también ha fungido como Jefe de Información de dos gobernadores y tres presidentes municipales, y publicado tres libros.

luancaba@hotmail.com                                                      
leg_na2003@yahoo.com.mx                                 
luancaba.qroo@gmail.com                 
http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                                
@legna2003                                                                 http://luisangelqroo.blogspot.mx

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Nuevo, sonado escándalo en la Fiscalía!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Mientras la gobernadora de Quintana Roo, la verde-morenista Mara Lezama, está más preocupada por la supuesta posibilidad de ser nombrada una de las últimas colaboradoras de la virtual nueva presidente de México como próxima Secretaria de Turismo, sus propios colaboradores siguen haciendo de las suyas, principalmente en la Fiscalía General del Estado.          No sabemos qué tanto esté involucrado el titular de la dependencia, Raciel López Salazar, no así el Fiscal del Distrito Zona Norte, Sergio Iván Cruz Ledezma, a quien el sábado acusaron desde el portal Noti-Ulin , de tener un  “Edén” y habla de una “red de corrupción y poliamor en la Fiscalía”, según sugestivo título que aparece en redes sociales.          Ignoramos si la propia Mara Lezama lo nombró o si sería “chanchullo” de Raciel López, como lo han sido sus demás
  Poder Judicial de Q. Roo, ¿Junto al narco?                                                                                Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Publicado por el portal Cancún Al Desnudo, y reproducido, sin embargo, mucho después por Adolfo Conrique con el título de Justicia del bienestar, el caso de un abogado asesinado presuntamente por el crimen organizado de Quintana Roo, pone en duda el papel del Poder Judicial del Estado, sobre todo hoy que están en boga el análisis del proyecto nacional de reforma integral de ese Poder.          Ahora bien, el homicidio que nos atañe es el del abogado Daniel Castro Rendón, de 48 años de edad, quien pertenecía a la Defensoría Pública de Quintana Roo, era originario de Ayutla, Guerrero, y recién había perdido una apelación, por lo que el Cartel de “La Barredora”, con el que estaba al servicio, habría decidido su ejecución. Lo anterior habría puesto de manifiesto una aparente corrupción al interior de la dependencia “autónom
¡Lluvia... de millones de pesos en la SCJN!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Mientras nosotros preocupados por el huracán “Beryl”, una lluvia de millones de pesos gozan los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y de ahí su “indignación” en que se reforme el Poder Judicial, según se puso de manifiesto el martes, con ocasión del tercer foro para la reforma que, bajo el título “Austeridad, fideicomisos y derecho laboral de los trabajadores”, se realizó en Toluca, Estado de México. Ante el presidente del Tribunal en el Estado de México -también del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de esa entidad-, a quien el senador Ricardo Monreal Ávila dijo :  “¡viva también la austeridad para usted!”, el tema de este foro tuvo que ver con la austeridad, fideicomisos y derechos de los trabajadores del Poder, posición jurídica y política. Según se explicó, los derechos laborales de los trabajad