Ir al contenido principal
¡Duro contra el alcohol!


                                      Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*
Con unos 3.3 millones de muertes atribuibles en todo el mundo tan sólo en 2012, el alcoholismo conlleva una pesada carga social y económica para todas las sociedades, con fenómenos como violencia intrafamiliar, peleas, robos y asesinatos, al grado tal que el 90% de los delitos se dan bajo el influjo de bebidas alcohólicas.
         Por si fuera poco, además de ser causante del 70% de las muertes por accidentes de tránsito, perjudica al núcleo familiar, amigos, compañeros de trabajo y desconocidos, a los que genera una carga sanitaria social y económica considerable.
Mundialmente, el alcohol es causante de más de 70 tipos de enfermedades, entre ellas cirrosis hepática, desórdenes neuro-psiquiátricos, diabetes mellitus, cáncer, daños en el corazón, hígado, estómago y sistema nervioso, a través de los cuales causa desnutrición y hasta anemia.
En el caso de la mujer, durante el embarazo puede producir daños irreversibles en el bebé, como deformidades de cráneo y rostro, retraso físico y mental y bajo peso al nacer.
Con todo, uno de los principales problemas es su enorme disponibilidad, y de ahí la necesidad de aumentar la responsabilidad legal relacionada con el servicio de los propietarios y responsables de bares y establecimientos que se dedican a la venta de bebidas embriagantes.
En muchos Estados, los domingos, a partir de las cinco de la tarde, se prohíbe su venta, pero es triste y lamentable que no haya problema de “abasto” en tiendas de autoservicio, y de estar cerradas o no haya bebidas, la gente acude a algunas de las decenas de tiendas Oxxo, Extra o algunas de las docenas de agencia que cuentan con autorización del Ayuntamiento.
Lo más preocupante dl tema es que cada vez es mayor el número de y jóvenes que consumen alcohol desde muy temprana edad, lo que obliga a preguntarse dónde están las autoridades en sus tres niveles de gobierno para prohibir y regular las licencias la venta de bebidas alcohólicas.
En el 2010 la Asamblea Mundial de la Salud aprobó una resolución en la que hace suya la estrategia mundial de reducir el uso nocivo del alcohol y insta a los países a fortalecer su respuesta a los problemas de salud pública ocasionados por el alcohol.
A través de los años ha sido considerado problema de salud pública, pero para entenderlo y solucionarlo son necesarias medidas normativas eficaces. La Ley General de Salud contempla como materia de salubridad general el Programa de Alcoholismo, que ha dado como resultado que el Ejecutivo federal realice acciones vinculadas con el alcoholismo, que no es lo mismo que el uso nocivo del alcohol.
Por lo anterior, resulta importante el reciente proyecto de decreto que, aprobado por la Cámara de Diputados, y turnado al Ejecutivo para sus efectos constitucionales, reforma la Ley General de Salud en materia de bebidas alcohólicas, con lo que, entre otros, modificará el nombre del Programa contra el alcoholismo.
En este sentido, se denominará “Programa para la prevención, reducción y tratamiento del uso nocivo de alcohol, la atención del alcoholismo y la prevención de enfermedades derivadas del mismo, así como la protección de la salud de terceros y de la sociedad frente a su uso nocivo”, además de sustituir las expresiones “niños adolescentes, obreros y campesinos” por las de “menores de edad y grupos vulnerables”.
Asimismo, prevé programas de promoción de servicios de prevención, detección temprana, orientación, atención, derivación y tratamiento a personas con uso nocivo del alcohol y el fomento de la protección de la salud, considerando la educación y promoción de buenas actitudes, factores de protección, habilidades y conductas que favorezcan estilos de vida activa positivos en las familias, escuelas, trabajo y comunidad en general.
Para ese efecto, se considerará la vulnerabilidad de la gente por género, edad, etnicidad, vigilancia e intercambio de información y cumplimiento de normas y acuerdos entre sectores y niveles de gobiernos involucrados; establece qué entender por el uso nocivo de alcohol; señala las facultades de la Secretaría de Salud en el marco de la protección de la salud de terceros y de la sociedad frente al uso nocivo del alcohol, y multas de entre 100 y mil salarios mínimos a quien introduzca, propicie, venda o suministre bebidas alcohólicas mediante cualquier forma a menores de edad o incapaces.
Es de esperarse que, ante el panorama que vive el país en materia de alcoholismo y uso nocivo del alcohol, habrá un enfoque integral a la atención y prevención del problema aprovechando la infraestructura normativa y operativa en materia de salubridad general, desde vigilancia epidemiológica hasta acciones de prevención y promoción de la salud, así como de vigilancia y control sanitario.
Es urgente reconocer que estamos ante un problema de salud pública y social de gran magnitud, lo que obliga a plantear soluciones coordinadas en los tres niveles de gobierno para garantizar la protección de la salud y el bienestar de la población frente al uso nocivo del alcohol y, desde luego, prevenir los riesgos de salud que genera el alcoholismo.

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con la cita del nombre de su autor)

*Luis Angel Cabañas Basulto, periodista yucateco residente de Chetumal, Quintana Roo, con más de 37 años de trayectoria como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de diversos medios de información, también ha fungido como Jefe de Información de dos gobernadores y tres presidentes municipales, y publicado tres libros.


luancaba@hotmail.com                                                      leg_na2003@yahoo.com.mx                      http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                                
@legna2003                                                                 http://luisangelqroo.blogspot.mx

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Nuevo, sonado escándalo en la Fiscalía!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO*          Mientras la gobernadora de Quintana Roo, la verde-morenista Mara Lezama, está más preocupada por la supuesta posibilidad de ser nombrada una de las últimas colaboradoras de la virtual nueva presidente de México como próxima Secretaria de Turismo, sus propios colaboradores siguen haciendo de las suyas, principalmente en la Fiscalía General del Estado.          No sabemos qué tanto esté involucrado el titular de la dependencia, Raciel López Salazar, no así el Fiscal del Distrito Zona Norte, Sergio Iván Cruz Ledezma, a quien el sábado acusaron desde el portal Noti-Ulin , de tener un  “Edén” y habla de una “red de corrupción y poliamor en la Fiscalía”, según sugestivo título que aparece en redes sociales.          Ignoramos si la propia Mara Lezama lo nombró o si sería “chanchullo” de Raciel López, como lo han sido sus demás
¡Lluvia... de millones de pesos en la SCJN!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Mientras nosotros preocupados por el huracán “Beryl”, una lluvia de millones de pesos gozan los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y de ahí su “indignación” en que se reforme el Poder Judicial, según se puso de manifiesto el martes, con ocasión del tercer foro para la reforma que, bajo el título “Austeridad, fideicomisos y derecho laboral de los trabajadores”, se realizó en Toluca, Estado de México. Ante el presidente del Tribunal en el Estado de México -también del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de esa entidad-, a quien el senador Ricardo Monreal Ávila dijo :  “¡viva también la austeridad para usted!”, el tema de este foro tuvo que ver con la austeridad, fideicomisos y derechos de los trabajadores del Poder, posición jurídica y política. Según se explicó, los derechos laborales de los trabajad
Infierno de mujeres… ¡paraíso de juzgadores!                                                                                  Lic. Luis A. CABAÑAS BASULTO* Las renombradas reformas al Poder Judicial, donde jueces, magistrados y ministros son los principales cuestionados, en estos tiempos de mujeres, que hace 69 años votaron por primera vez, el reclamo popular es que la justicia está muy lejos de la gente, y existe un reproche constante y permanente, donde, tan sólo en el ámbito penal, ¡el 40% de los reclusos de los centros penitenciarios! carecen de sentencia. Acorde con el tema, lo más grave es que, en la mayoría de los casos, las afectadas son mujeres, la mitad de las cuales, por si fuera poco, tampoco tiene sentencia, y tres de cada 10 de ellas han esperado más de dos años una resolución, sin olvidar casos en los que llevan más de 15 años. Lo cierto es que tan sólo el 4% de las investigaciones de las Fiscalías federales o estatales avanza en los tribunales que, para todo, les